Guatemala

Seis departamentos impulsan contenidos de educación sexual

En Alta Verapaz, Izabal, Chiquimula, Totonicapán, Chimaltenango y Escuintla, donde cada año crecen los índices de embarazos en niñas y adolescentes, muertes maternas, violencia contra la mujer y de transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el Gobierno iniciará la Estrategia de Educación Integral en Sexualidad en las escuelas locales.

Por CLAUDIA MÉNDEZ VILLASEÑOR

El Gobierno espera orientar a niños y niñas del área rural en asuntos relacionados con la familia, amistad, amor, sexualidad, comportamiento y respuesta sexual, entre otros asuntos.
El Gobierno espera orientar a niños y niñas del área rural en asuntos relacionados con la familia, amistad, amor, sexualidad, comportamiento y respuesta sexual, entre otros asuntos.

El proyecto, que comenzará en las próximas semanas, según el ministro de Educación, Dennis Alonzo, busca dar respuesta a las leyes de Desarrollo Social y de Acceso Universal y Equitativo a los Métodos de Planificación Familiar, aprobadas en el 2009, que mandan a la cartera incluir la temática en el Currículo Nacional Base (CNB).

Cecilia Alfaro, coordinadora de la Unidad de Equidad de Género y Pertinencia Étnica de la referida cartera y responsable del proceso, afirmó que el programa forma parte del plan piloto, que será impulsado en Alta Verapaz, Izabal, Chimaltenango, Totonicapán, Escuintla y Chiquimula.

Este comenzó a elaborarse en el 2010, después de haber completado una serie de fases, que incluían institucionalizar esa unidad, elaborar guías para maestros y los contenidos que se impartirían a los estudiantes, entre otras acciones.

Durante el proceso, aseguró Alfaro, quedaron estructurados los seis módulos que integran la Estrategia de Educación Integral en Sexualidad, que recogen tópicos como derechos humanos, equidad de género y prevención de la violencia.

El material será utilizado en especial por maestros de primaria y básicos, refirió Alfaro.

“Todos han sido sometidos a un proceso de validación tanto del Ministerio de Educación como de los docentes”, dijo.

Cambio de actitudes

Los puntos que incluye cada módulo intentarán generar competencias y un aprendizaje que permita el cambio de actitudes o comportamiento a través de los denominados conceptos clave.

El primero enfatiza en relaciones, familia y amistad; el segundo trata sobre valores, toma de decisiones, comunicación, habilidades de negociación y el rechazo.

“Es muy común que las jóvenes acepten sostener relaciones sexuales sin utilizar condón para quedar bien con su pareja. Es una manera de ganarse el favor del varón. Por eso hay que fortalecer la autoestima y que la sexualidad se entienda como un proyecto de vida”, explicó.

Los otros cuatro módulos consideran el desarrollo humano —anatomía y fisiología sexual y reproductiva, imagen e integridad del cuerpo—, cultura y salud reproductiva.

A finales de enero el equipo que dirige Alfaro efectuó las últimas visitas de campo a los departamentos, con el propósito de que en febrero comenzaran las reuniones de trabajo con los facilitadores y personal que impartirá esa metodología. Sin embargo, por el momento no se han elegido los establecimientos educativos donde se aplicará.

Este mes comenzará el proyecto en los seis departamentos, según el anuncio que hizo el ministro de Educación el martes último.

Retos de la iniciativa

Mirna Montenegro, secretaria ejecutiva del Observatorio de Salud Reproductiva, aseveró que es positivo el trabajo del Ministerio de Educación en esta temática, pero le preocupa el tiempo que tardará la cartera en institucionalizar, a través de un acuerdo gubernativo, la Unidad de Equidad de Género y Pertinencia Étnica para que el proceso no pierda continuidad.

Según Montenegro, el fortalecimiento de estos asuntos en el CNB resulta vital frente al creciente número de niñas y jóvenes embarazadas. Al 31 de octubre del 2010 se habían registrado en el país 38 mil en mujeres menores de 19 años. En el caso de tres mil, la edad no superaba los 14 años.

La experta esperara que la estrategia se aplique a escala nacional en el mediano plazo y que tanto el Ministerio de Educación como el de Salud financien los programas de manera adecuada.

La congresista del Frente Republicano Guatemalteco Zury Ríos de Weller expresó que desde la aprobación de la Ley de Desarrollo Social, en el 2001, Guatemala ha avanzado en el marco legal que obliga al Estado a brindar educación sexual en las escuelas.

No obstante, la oposición de algunos se debe en parte al desconocimiento de indicadores elevados en partos en adolescentes, aumento de casos de VIH en jóvenes, incesto, abuso sexual y trata de niñas. “Aunque la educación sexual no es la solución, sí constituye una respuesta necesaria y urgente”, dijo.

La congresista aseguró que se ha reunido en cinco ocasiones con el ministro de Educación, quien le ha referido los avances en la implementación del programa. Dijo que tiene la esperanza de que esta buena voluntad se transforme en conocimiento e información en los planteles educativos.

Solo en Alta Verapaz se reportaron en el 2010 unos 600 embarazos en niñas de 10 a 15 años.