Guatemala

Maga guarda granos en vez de distribuirlos

El diputado Selvin García denunció que en silos del Instituto Nacional de Comercialización Agrícola (Indeca) están guardadas cinco mil 943.65 toneladas métricas —13 millones de libras— de granos básicos y harina fortificada, en vez de ser distribuidas a miles de personas que carecen de alimentos.

Por JESSICA GRAMAJO

 miles de sacos con maíz y frijol se encuentran  en las bodegas de Indeca, ubicadas en el kilómetro 16.5 carretera a El Salvador, lugar que fue visitado ayer por Prensa Libre.
miles de sacos con maíz y frijol se encuentran en las bodegas de Indeca, ubicadas en el kilómetro 16.5 carretera a El Salvador, lugar que fue visitado ayer por Prensa Libre.

García, subjefe de la bancada Compromiso, Renovación y Orden (Creo), dijo que los alimentos corresponden al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga), y en el caso de la harina, se destinará a la elaboración de atol.

En declaraciones a los periodistas, García exigió que los granos, que fueron donados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), deben entregarse a personas con grado de desnutrición crónica y aguda, para promover la seguridad alimentaria.

Agregó que los granos son para tres programas: dos mil 905.91 toneladas —6.4 millones de libras— para el plan Emergencia; dos mil 578.53 toneladas —5.7 millones de libras—, y 218.97 toneladas —483 mil libras— para el Viceministerio de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Visan).

Entre los granos depositados desde mayo último en Indeca hay maíz, arroz, frijol, aceite y harina denominada CSB, que es una mezcla de maíz y soya fortificada que se utiliza para la elaboración de un atol especial.

Según el diputado, los granos debían ser distribuidos en Quiché, Totonicapán, Chimaltenango, Sacatepéquez, Sololá, Escuintla, Suchitepéquez y San Marcos, pero no se ha cumplido porque el Maga se quedó sin fondos, pues transfirió Q100 millones al Ministerio de Desarrollo Social (Mindes).

García consideró“un grave problema” que, aunque los granos pueden almacenarse hasta dos años, el aceite y la harina CSB vencen en enero.

De acuerdo con el diputado de Creo, el donativo corresponde a un programa en el que el PMA entrega esos productos, y el Maga se encarga de establecer a los beneficiados y determinar la distribución.

En defensa

“No podemos distribuir los alimentos a la loca. Tenemos que hacerlo durante los meses agudos, que son septiembre y octubre, cuando se agotan las reservas de maíz y frijol de las familias”, comentó el ministro de Agricultura, Efraín Medina.

El funcionario reconoció que se hizo la transferencia al Mindes, pero aclaró que fue por Q104 millones y que “no era para la distribución de alimentos. Era para la compra de alimentos”.

Aunque aseguró que se cuenta con los fondos para la distribución de los granos a donde se necesitan, dijo desconocer cuánto se destinará para ese propósito, porque se encontraba en Costa Rica, donde no tenía los documentos.

Medina agregó que según la programación del Maga, el país no afronta una situación crítica alimentaria, razón por la que no se han distribuido esos productos. “No se pueden agotar los recursos cuando no es necesario, porque de lo contrario no se podría alcanzar a cubrir toda la temporada de necesidad como se ha calculado”, añadió.

Sobre la fecha de vencimiento, Medina apuntó: “Según nuestros cálculos, los alimentos no nos alcanzarán más allá de este año”. Afirmó que se conversa con el PMA para establecer un nuevo abastecimiento de granos, así como los “recursos para atender una nueva etapa crítica”, porque hay varios buques en puerto con más alimentos.

Aunque el funcionario aseguró que se comenzará la distribución de alimentos en septiembre, luego manifestó que hace el análisis para establecer a las familias más necesitadas, con el fin de beneficiarlas con el programa, en especial en el corredor seco.

El representante del PMA en Guatemala, Guy Gauvreau, admitió que “no ha sido fácil para las entidades de Gobierno conseguir los fondos que establece el convenio para la distribución de los alimentos. Sí ha cumplido con los compromisos y no ha habido pérdidas del producto, pues están resguardados bajo medidas de control fitosanitarias eficientes”.

Gauvreau añadió que invierten anualmente en el país unos US$15 millones —Q120 millones— para comprar granos básicos destinados a varios programas, en especial el de Trabajo por Alimentos, mediante el cual se compra y consume lo producido en el país.

Con relación a los granos que están en Indeca, Gauvreau afirmó que se destinaron para las 34 mil familias afectadas por el paso de la tormenta tropical 12-E, a finales del año pasado.

También indicó que no le sorprende la cantidad de alimentos que hay en bodegas, ya que cada mes se compran granos y el PMA realiza un control de entrega y distribución.

García replicó: “Con los altos índices de desnutrición crónica y aguda en el país, es imperdonable que haya gran cantidad de granos básicos y atol en bodegas, porque la ayuda no rendirá frutos si no llega a donde lo necesitan cuando los niños se estén muriendo”.