Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

09/06/14 - 01:00 Migrantes

EE. UU. teme crisis por menores indocumentados

Estados Unidos ha calificado de “urgente crisis humanitaria” el fuerte incremento de menores indocumentados que llegan a ese país, provenientes de  Guatemala, Honduras y El Salvador, para lo cual el Pentágono intervendrá, y  ya habilitó dos de tres instalaciones militares para albergar a niños, algunos de ellos con sus madres.

El gobierno estadounidense anunció ayer que el Departamento de Defensa acogerá a mil 800 menores, debido a que la avalancha rebasó la capacidad de respuesta de las autoridades migratorias, situación que consideran “crisis humanitaria”.

Con carácter de urgencia, los menores son trasladados por el gobierno de EE. UU., además de las tres bases militares, a un centro de detención federal, ante el hacinamiento en las instalaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, situación  que fue evidenciada por fotografías divulgadas en un principio por el diario digital Breitbart Texas.

Desde el 2011, el número de niños que arriesgan su vida al cruzar México desde Centroamérica se ha duplicado, cuando las detenciones de la patrulla fronteriza no superaban los siete mil.

Según estimaciones de las autoridades federales, este año  cerrará con un récord de más de 60 mil niños indocumentados.

Otro dato proporcionado por funcionarios estadounidenses, es que en los últimos ocho meses, solo de Guatemala, El Salvador y Honduras, han ingresado 35 mil menores sin documentos ni acompañamiento de adultos.

BASES DE EMERGENCIA

La base de la Fuerza Aérea Lackland, en San Antonio, Texas, fue habilitada hace tres semanas, y desde entonces se ha internado a mil 820 niños. Después se destinó un espacio hasta para un  máximo de 600 en la Base Naval Ventura Country, en el sur de California.

En tanto, ayer, la administración del presidente Barack Obama ordenó habilitar la tercera base para recibir temporalmente a 600 menores en un principio, pero que eventualmente puede acomodar a más de mil 200. Estas instalaciones están en Fort Sill, Oklahoma.

Los  centros de detención temporal de la patrulla fronteriza en Arizona y Texas no se dan abasto, y los niños son amontonados en pequeños espacios, además de que carecen de condiciones básicas de sanidad.

En esos lugares pueden pasar de dos a cuatro días, mientras se ubica a sus familiares en EE. UU. Una ventaja de las bases militares es que cuentan con duchas y camas.

TODO UN DRAMA

“Es un drama. Están en una bodega, duermen en contenedores de plástico, con una manta térmica como de papel de aluminio. Dicen que esperan tener pronto colchones... y utilizan sanitarios portátiles”, expresó Tony Banegas, cónsul honorario de Honduras en Arizona, en entrevista con la agencia EFE, después de haber visitado  el lugar el fin de semana.

Obama anunció la semana pasada la creación de un grupo de varias agencias gubernamentales para enfrentar una “urgente crisis humanitaria”, que reconoció, puso al límite la capacidad del sistema migratorio de su país.

Fuentes gubernamentales tienen la hipótesis de que la migración subió por la violencia en sus países.

Priorizará frontera

El canciller Fernando Carrera informó ayer, después de la reunión de Gabinete, que para expeditar la salida de los menores guatemaltecos se invertirán hasta Q6 millones para “atención a la frontera”, que incluye abrir tres consulados: uno en Tucson, Arizona; otro en Del Río, Texas; y el tercero, en Monterrey, México.

La emisión de certificados de nacimiento  ayudarían con ese proceso.

El diplomático calculó que del 1 de enero a la fecha, entre 360 y 380 niños han sido identificados por la patrulla fronteriza estadounidense, cuando ese era el dato anual hace tres años.

Según Carrera, hay dos acuerdos con autoridades de EE. UU.: uno para que en ciertos lugares se brinde atención específica a los menores de Guatemala y Honduras, y el otro, para que no sean deportados solos, sino con adultos.

Además, la ley prohíbe al Departamento de Seguridad Nacional deportar a los niños  si proceden de naciones  que no tienen frontera con ese país, como es el caso de Guatemala.

700 niños guatmaltecos fueron detenidos por la patrulla fronteriza de EE. UU. el año pasado.

Con información de EFE, AP y Reuters

POR GEOVANNI CONTRERAS / GUATEMALA



Herramientas

Relacionadas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.