Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

02/05/12 - 00:00 Nacionales

Habrá 1.6 millones de nuevos pobres en Guatemala

La pobreza se extiende sin control en el país, debido particularmente a la crisis económica a escala mundial que se marcó en el 2008 y 2009 y que aún tiene efectos negativos para los guatemaltecos.

La situación se evidencia en los nuevos cálculos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para Guatemala, que reflejan que un millón 620 mil personas que antes no pasaban privaciones son pobres ahora.

Las estimaciones por departamento señalan que en Guatemala hubo un aumento del 3 por ciento en pobreza general y 3 por ciento en la extrema.

En Chimaltenango, la pobreza media subió 11 por ciento, y la extrema, 4 por ciento.

El análisis del PNUD sobre el desarrollo humano implica la evaluación de los avances y las privaciones.

Esos cálculos fueron hechos con base en la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) del 2011, que compara las del 2000 y 2006.

En el informe de Desarrollo Humano que el PNUD presentará a mitad del año, se distinguen 10 tipos de privaciones, y de estas, tres son las principales.

Con más pobres

Alta Verapaz es el departamento donde más aumentó la pobreza general. Según el PNUD, unos 158 mil ciudadanos de ese lugar que antes no afrontaban ninguna privación hoy sí la padecen.

En esa área habitan indígenas quekchíes. Se ha observado recientemente que muchas mujeres con traje de ese grupo étnico han salido a las calles a mendigar, lo que antes no se daba.

La mortalidad materno-infantil y la falta de agua entubada y de servicio de energía eléctrica son parte de los índices que miden la pobreza en ese departamento.

Chamá Grande, una comunidad muy productiva en donde recién fue construida una carretera, es un ejemplo de contrastes, ya que, a pesar de encontrarse a 35 kilómetros de la cabecera departamental y a 35 de la hidroeléctrica Chixoy, no cuenta con servicio de energía eléctrica.

Tipos de pobreza

Según los tipos que establece el estudio, uno de cada cinco guatemaltecos sufren privaciones extremas en términos de desarrollo, es decir que viven en pobreza extrema. Esto se traduce en que no tienen acceso a ningún servicio básico y ni siquiera alcanzan a cubrir la canasta básica alimentaria.

Pese a esos datos, este tipo de pobreza disminuyó, según el PNUD, pues en la Encovi del 2000 la pobreza extrema se encontraba en 30 por ciento, en la del 2006 bajó al 21 por ciento, y en la del 2011, al 19 por ciento. Aún así se cree que 95 mil personas viven en esa situación.

Según las proyecciones del PNUD, la mitad de la población se encuentra en privación media. Este tipo de pobreza se expresa en que las familias no tienen suficiente dinero para cubrir la canasta básica de servicios y tampoco pueden enviar a sus hijos a cursar el ciclo básico.

La privación baja es la que más creció, según el PNUD, pues nueve de cada 10 guatemaltecos padecen algún grado de carencias en desarrollo humano. Este índice, entre la Encovi del 2006 y la del 2011, aumentó del 89 por ciento al 92 por ciento de la población, lo cual significa que actualmente 13.1 millones de guatemaltecos viven en esa situación.

Gustavo Arriola, consultor de estadística para el Informe Nacional de Desarrollo del PNUD, opina que esta clase de pobreza se manifiesta en que las familias afectadas tienen algún tipo de déficit, escolaridad baja, pocos ingresos y tampoco cuentan con cobertura médica. “Guatemala es un país angustiante”, indica.

Arriola añade que la pobreza es entendida como una privación de bienestar y desarrollo humano, el cual se mide con los índices de acceso a la salud —saneamiento, acceso a hospitales y servicio de agua—, educación —esperanza de estudios— e ingresos para cubrir la compra de bienes y servicios.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo el 70 por ciento de la población tiene un trabajo informal.

La crisis es la causa

Carlos Martínez, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac), explica que la población afectada por la pobreza no tiene cobertura social y sus ingresos son inestables y de sobrevivencia.

Martínez coincide con Arriola en que la principal causa del aumento de la pobreza es la crisis mundial, que afectó con más fuerza durante el 2008 y el 2009.

Los expertos opinan que la disminución del envío de remesas también afectó a Guatemala, debido a que en Estados Unidos la tasa de desempleo llegó al 10 por ciento. De este porcentaje, el 24 por ciento corresponde al sector de construcción, en donde trabaja la mayoría de connacionales que envían dinero a sus familiares.

POR SANDRA VALDEZ Y EDUARDO SAM /

Es un país angustiante

“La pobreza no es solo el ingreso o consumo, también tiene que ver con la forma en que se vive la vida, y este país es angustiante. Las personas viven muchas angustias a diario, por la inseguridad u otros aspectos”, asegura Gustavo Arriola, del PNUD.

 

Corrupción afecta políticas

“Los niveles de corrupción  en el Estado afectan   las políticas de reducción de la pobreza. Eso vuelve inefectivo el gasto social, pues  los recursos se dilapidan, ya que  no se busca beneficiar a quienes lo necesitan, sino con quién se puede  negociar”, señala Carlos Martínez.

 

Entrevista

“Hay  feminización de la pobreza”

Gustavo Arriola, consultor de estadística para el Informe Nacional de Desarrollo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), afirma que el aumento de la pobreza radica en la crisis económica que se dio a escala mundial y a la caída del precio del café.

¿A qué atribuyen el aumento de la pobreza?

Es un fenómeno de largo plazo. Tiene que ver con la crisis financiera mundial 2008-2009. Tiene un impacto negativo en la economía, y la pobreza que creció fue la de término medio. También hubo un período de crisis en  los precios del café, y eso para Guatemala tiene consecuencias bastante fuertes.

¿En qué se basan para determinar la línea de la pobreza?

Priorizamos una serie de dimensiones básicas del ser humano, de lo cual se establecieron más de 10 dimensiones, y en este caso la línea es más bien la intensidad de privaciones de la pobreza. Podemos hablar de una pobreza de nivel medio, que significa la mitad de sus privaciones, y una pobreza extrema, cuando se tienen privaciones más allá del 70 por ciento.

¿Qué pasa con la pobreza extrema? ¿No aumentó?

Ahí sí tienen impacto algunas políticas sociales que se emprendieron a largo plazo. Poco a poco las condiciones de bienestar van mejorando, sobre todo en las personas que están en ese nivel alto de privaciones.

¿Cuál es la población más afectada?

La indígena y la rural. Se han hecho otros estudios, donde la pobreza multidimensional se ve  con más detalle y se demuestra que las mujeres están más afectadas por la pobreza, sobre todo cuando se considera no a las familias, sino a las personas individualmente, se puede ver que hay contrastes de pobreza entre hombres y mujeres, bastante fuertes. Sí hay un margen de feminización de pobreza, las mujeres tienen menos acceso a ingresos.

¿Qué se debe hacer para revertir la situación?

La pobreza es un fenómeno de largo plazo. Se ha comenzado a trabajar en política social. Es necesario continuar el trabajo y hacerlo más institucional, y, por supuesto, basarse en indicadores cada  vez mejores, que  se traduzcan en políticas más efectivas,  pensadas a largo plazo.


Más noticias de Nacionales

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.