Opinión

Encuesta predice triunfo de Morales

Editorial

Editorial

Archivado en:

Encuesta Libre FCN-Nación

El resultado de la encuesta de intención de voto para las elecciones del domingo predice la ganancia del aspirante Jimmy Morales, propuesto por el Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), sobre Sandra Torres Casanova, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), por una diferencia entre ambos, situada de acuerdo con las  combinaciones posibles en el margen de error, entre dos hasta tres votos favorables al aspirante efecenista por cada uno de los obtenidos por su contrincante uneísta.

En cifras porcentuales, eso significa que Morales obtuvo 67.9% de los votos válidos, es decir que el resultado puede fluctuar entre 70.7 y 65.1% de los sufragios. Sandra Torres tuvo 32.1%, con lo cual su área se sitúa entre 34.9 y 29.3. La diferencia máxima de votos puede ser de 41.4% y la mínima, de 30.2%.

Los sufragios nulos obtenidos en la encuesta fluctúan entre 16.7 y 11.1%, es decir que Morales tuvo del total de encuestados un 58.5 (entre 61.3 y 55.7%), y Torres, 27.6  (entre 24.8 y 19.2). La razón del aumento porcentual se debe a que los votos nulos no cuentan.

Las lluvias de los últimos días, un factor que indudablemente habría reducido la participación de los guatemaltecos a las urnas, dejaron de ser un motivo de preocupación porque disminuyera la presencia de los ciudadanos a los centros receptores de votos. Por tanto, todo  aumento del porcentaje de ausentismo, que normalmente alcanza un 10 u 11%, debería ser interpretado como un rechazo al sistema político y a quienes obtuvieron los dos primeros lugares el pasado 6 de septiembre.

Prensa Libre considera haber cumplido también en las elecciones de este año con el deber de mantener su tradición de hacer encuestas profesionales y sin ningún tipo de sesgo. Así otorga un servicio a los guatemaltecos y evita que sean engañados por supuestas mediciones realizadas con fines politiqueros. Tales publicaciones hicieron que este periódico decidiera exigir una serie de requisitos técnicos antes de permitir la publicación de campos pagados. Fue sistemático que salieron de inmediato nuestras páginas.

El resultado de la encuesta de la primera vuelta acertó en todas sus cifras. Como anécdota, el cuestionable encuestador estadounidense  Dick Morris acusó de falsas a las encuestas de los medios guatemaltecos, por ser pagadas por “la oligarquía”, porque su cliente estaba en el tercer lugar, al pie en la segunda vuelta, no en el noveno. Los votantes lanzaron al contratante al décimo puesto.

Es importante señalar que este periódico pone su principal atención en la manera como los gobernantes actúan respecto de la libre emisión del pensamiento,  y al derecho de informar y de ser informado.  En ese sentido, los dos aspirantes  no tienen buenas  tarjetas de presentación.

La encuesta recoge los criterios del momento en que se realiza, y puede tener cambios por motivos inesperados. No es motivo de irritación ni de esperanza, y permite prever el resultado de la voluntad de los guatemaltecos que voten válido en las elecciones dominicales, y que no decidan ausentarse o ejercer un voto nulo intencional de protesta.

Es evidente que el sistema electoral del país, desde hace por lo menos dos elecciones, necesita reformas que afiancen  el ejercicio de la política sobre bases que permitan mantener y solidificar la confianza en la verdadera democracia.