Opinión

Eclipse

No ataquen a medios ni a periodistas

Ileana Alamilla

Ileana Alamilla

Originalmente, el Día Mundial contra la Impunidad se estableció el 23 de noviembre, en conmemoración del aniversario de la masacre de Ampatuan, Filipinas, en 2009, cuando 32 periodistas y trabajadores de medios fueron asesinados. En el 2011, en Guatemala, organizado por Cerigua, se presentó por primera vez, el informe regional ¿Por qué un Día Mundial contra la Impunidad?

El objetivo de esta efeméride es lograr justicia para quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión y, específicamente, para los profesionales de la información, que han hecho del ejercicio de este derecho su profesión. Posteriormente, la fecha se movió al 2 de noviembre, día en que paradójicamente, en algunos países como México, se conmemora el Día de los muertos.

Los miembros de la alianza IFEX ALC presentamos el primer análisis regional contra la impunidad ante las altas autoridades de nuestro país, en presencia de una representación de dirigentes de once países de Latinoamérica.

Todas las vidas humanas tienen el mismo valor; sin embargo, asesinar un periodista es la forma extrema de la censura y de la agresión, lanza un mensaje negativo e intimidatorio y se niega a la sociedad el derecho de estar informado.

En el informe referido indicamos que Guatemala figura como uno de los países con más periodistas asesinados en Latinoamérica, según la Relatoría para la Libertad de Expresión de la CIDH. Como en otras naciones, las leyes formalmente garantizan la libertad de expresión y existen instituciones estatales que protegen al periodista. Aquí, más allá de declaraciones de papel y de algunos intentos por abordar esta problemática, la impunidad, que ciertamente no sólo afecta a los asesinatos de periodistas, se hace casi norma.

En un mensaje Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con ocasión de esta efeméride, señaló que “La justicia es la piedra angular de toda sociedad libre; disuade a quienes amenazan la libertad de expresión y alienta a quienes la defienden; esta es la razón por la cual la injusticia contra los periodistas es tan costosa para todas las sociedades”.

Afirmó que como parte de sus esfuerzos por velar por la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad, durante el 2017 invitó a 62 Estados Miembros que tenían casos no resueltos a proporcionar información sobre el estado de las investigaciones judiciales.

Reporteros sin Fronteras informó que “en 2017 fueron asesinados 42 periodistas profesionales, 5 periodistas-ciudadanos (el periodismo no es su profesión) y 8 colaboradores de medios de comunicación. En 10 años, más de 700 periodistas han perdido la vida en el ejercicio de su profesión”.

La SIP considera que a través del hemisferio se ha consolidado un patrón de agresiones que afecta el ejercicio del periodismo y que proviene tanto del crimen organizado como de autoridades y gobiernos.

Hoy, recordamos a nuestros colegas asesinados vilmente a lo largo de la historia, a quienes rendimos un sentido tributo. No se borrará de la memoria gremial la aberrante intensión de silenciar la voz de denuncia que ellos ejercieron; rendimos homenaje a sus vidas y continuamos exigiendo justicia para los asesinos.

Guatemala está a las puertas de pasar el Examen Periódico Universal para conocer la situación del respeto a los Derechos Humanos. En el caso de los periodistas incumplió su compromiso voluntario de crear e impulsar un Programa de Protección recomendado por varios Estados. Del anterior examen a la fecha, 18 periodistas han sido asesinados. Esperamos que la delegación ratifique el compromiso y, sobre todo, que lo cumpla.

iliaalamilla@gmail.com