Tecnología

El selfie es un arte nuevo

Karen termina de arreglarse para salir de fiesta una noche de sábado con sus amigos, pero antes se toma una fotografía con la cámara frontal de su smartphone, luego le aplica filtros y la comparte en sus redes sociales a la espera de recibir muchos likes y comentarios.

Por POR BILLY QUIJADA

El Papa Francisco acepta tomarse un selfie con un grupo de adolescentes.
El Papa Francisco acepta tomarse un selfie con un grupo de adolescentes.

Compartir en internet un selfie —autorretrato captado con un teléfono o webcam— se popularizó el año recién pasado en todas las esferas sociales, sin excluir edad, profesión o sexo, incluso, los famosos no perdieron la oportunidad para compartir con sus fanes momentos de su vida.

El 2013 cerró con célebres selfies como el del presidente estadounidense, Barack Obama, junto a la primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, y su par del Reino Unido, David Cameron, así como el del papa Francisco acompañado de un grupo de jóvenes.

“Esta práctica se ha extendido gracias a que ahora más personas tienen un teléfono con cámara y conectividad a internet”, dice el fotógrafo Iván Castro.

El analista de redes sociales José Kont, de la empresa iLifebelt Centroamérica, dice que el selfie tiene que ver con un aspecto cultural en el cual la persona trata de darse a conocer de una forma casual, con el objetivo de conseguir nuevas amistades o relaciones. Por lo general, lo hacen muchos jóvenes a quienes les agrada que les tomen fotografías en cualquier sitio al que van o de las personas con quienes comparte en determinado momento.

“Hace algunos años empezaron a surgir foros o portales web orientados con la única intención de encontrar nuevos amigos o buscar pareja. En estos sitios era casi indispensable tener una fotografía y de allí es que muchos empezaron a fotografiarse a sí mismos”, añade. Kont aconseja que antes de compartir un autorretrato hay que tener un objetivo claro. “Esta parte es contradictoria porque regularmente en las situaciones que deseamos recordar y que son importantes estamos casi siempre acompañados de más personas, quienes pueden tomarnos una fotografía. Una excelente oportunidad para un selfie es, por ejemplo, antes de una entrevista de trabajo, para guardar ese recuerdo, antes de comprometerse con la pareja o el inicio de algún viaje”, afirma.

CONSEJOS

El fotógrafo Iván Castro comparte tips para hacer un buen seflie:

Desactivar el flash del celular, pues este hace que se pierdan detalles importantes.

Utilizar el reflejo de la luz artificial del ambiente para iluminar mejor el rostro.

La cámara del dispositivo debe estar a la altura de los ojos.

Evitar aplicar muchos filtros en la edición.

Tomar en cuenta qué hay detrás de la persona. Muchos cometen errores como tomarse fotos en un baño o en un lugar que contrasta con el concepto de la imagen.

La sonrisa y la naturalidad son fundamentales en un selfie.