Escenario

La Zona 4 guatemalteca sirve de inspiración en Costa Rica

La Zona 4 de la capital guatemalteca llega al Museo de Arte y Diseño Contemporáneo de Costa Rica para mostrar, mediante una exposición, el poder transformador del arte y el diseño en zonas urbanas.

Por San José / ACAN-EFE

Vista de un sector de la zona 4 capitalina (Foto Prensa Libre: flickr Gerson Pérez).
Vista de un sector de la zona 4 capitalina (Foto Prensa Libre: flickr Gerson Pérez).

Un barrio que estaba consumido entre edificios industriales y bodegas abandonadas se convirtió en un espacio urbano, lleno de vida y con decenas de ofertas culturales, un ejemplo que llega a Costa Rica a través de Zona 4.

Desde el 2012 la comunidad, junto con artistas, diseñadores y escritores, se organizaron para reactivar sus espacios hasta convertir el barrio en uno que “diseña su propia cultura” .

La Zona 4 de la ciudad de Guatemala es una de las 25 en las que se divide la capital y abarca desde la calle 25 a la octava y de la Avenida Barranquilla a la Calzada Atanasio Tzul.

La exhibición muestra las fotografías, los diseños, los cambios, y las reestructuraciones realizadas a lo largo de cuatro años para que esta localidad sea un espacio cultural.

El curador de esta exposición, Andrés Asturias, quien es uno de los miembros fundadores del espacio cultural La Erre, una iniciativa ubicada precisamente en la Zona 4, explicó a Acan-Efe que el objetivo es crear desarrollo de la mano de la seguridad ciudadana.



El Campus Tec es uno de los edificios emblemáticos de la nueva zona 4 (Foto Prensa Libre: tec.gt).
El Campus Tec es uno de los edificios emblemáticos de la nueva zona 4 (Foto Prensa Libre: tec.gt).


“Desde hace tres años jóvenes emprendedores ven en la zona un potencial muy grande de espacio en desuso de baja renta y que incluso ellos mismo pueden revitalizar como una bodega, talleres de mecánica o un aserradero. Ellos tomaron estos lugares y los restauraron y ahora son viviendas u oficinas” , afirmó Asturias.

Según el experto, es una zona “colorida, alegre, dinámica y trendy que sucede en el contexto de un barrio muy humilde, muy de clase media en Guatemala” , en donde jóvenes diseñadores quieren trabajar y vivir bien.

La Zona 4, que tiene un total de 2.323 habitantes, cuenta con estudios de arquitectura, de diseño gráfico e industrial, galerías de arte y espacios educativos para toda la población.

Además combina espacios como un edificio viejo que alberga siete oficinas de dentistas llamado la “Muela feliz” , que tiene un piso con diseños de los años 70, y bancas, sillas, manijas, todo en forma de muelas.

“Es una forma muy artesanal de Gaudí (arquitecto español)”, aseveró Asturias, quien añadió que esta localidad guatemalteca tomó ideas sobre urbanidad del extranjero para plasmarlas en su propio país.

De todo Guatemala, solamente la Zona 4 tiene calles diagonales, de diseño triangular, “al estilo de París”, dijo el curador.

El nuevo aire a la ciudad se logra tras convertir dos calles en pasos peatonales, así como la colocación de más iluminación y organización comunitaria para prevenir los asaltos y robos.

Sin embargo, los mismos pobladores conocen sus defectos y es que esta pequeña localidad no cuenta con espacios verdes o de recreación.

Video del programa matutino Viva la Mañana sobre el 13 aniversario de 4 Grados Norte, en 2015.

Como una forma para contrarrestar esto, los mismos dueños han colocado flores y plantas en las aceras para que le den una vitalidad distinta a la ciudad.

Todo esto ha permitido que jóvenes alquilen apartamentos a precios muy cómodos y que trabajen en la misma localidad, lo que a la vez promueve el uso de bicicletas o medios de transporte más amigables con el ambiente.

“Es una faceta de gente joven emprendedora combinado con quienes han estado viviendo ahí desde siempre” , destacó Asturias.

Para el guatemalteco, como toda ciudad latinoamericana, Zona 4 tiene sus problemas de inseguridad, contaminación e infraestructura, pero la diferencia está en que un grupo organizado ha tenido una visión que ha permitido abrir espacios al público y revitalizar la localidad.

“Todo esto es parte de un plan que ha tratado de rediseñar la ciudad. Es todo un desarrollo humano que ha generado la potencialidad de la zona y que la volvió céntrica, con espacios de trabajo”, aseveró Asturias.

La exposición estará en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, ubicado en San José, hasta el próximo 19 de mayo.