Salud y Familia

Manejar cicle fortalece los músculos y reduce la tensión

Ejercitarse  es indispensable para mejorar la salud  física y  mental, y una entretenida forma de hacerlo es salir a la calle con la bicicleta y dar pequeños paseos por la ciudad.

Por Yadira Montes

Si eso está entre los planes, qué mejor que adquirir una bicicleta que ofrezca seguridad y  confort por las calles.

Antes de comprarla es bueno saber que existen cuatro tipos de ciclismo: de ruta, de montaña, el BMX y el urbano.

El primero es para quienes utilizarán la bicicleta para desplazarse a grandes distancias: trabajo, casa o hacer diligencias. 

Ellos requieren una cicle liviana para que alcance la velocidad de desplazamiento que exigen las carreteras.

Cuando se trata de montaña, son otras las características que presentan las bicis. “La bicicleta de montaña se usa para terrenos boscosos, y cuenta con  amortiguadores y llantas más gruesas y con una labor marcada  que permita el agarre en este tipo de terrenos”, explica  Danny Chavarría, de Bike Store.

La BMX  (Bike Moto Cross, motocross en bicicleta) es una modalidad acrobática del ciclismo y se enfoca en el  deporte extremo; y la bicicleta urbana se usa  para  tours por la ciudad.

“Por lo general se utiliza una vez a la semana”, comenta Chavarría, y añade que, de acuerdo con su experiencia,  es mejor optar por una de montaña, que se puede utilizar tanto para el área urbana, como para calles de terracería.

Cuidados

El calentamiento  antes y después de manejar bicicleta  evitará lesiones. Hay que calentar:

Cuádriceps: Consiste  en  tomar el pie y tirarlo hacia atrás de los glúteos. Hacer 10 repeticiones  en cada pierna.

Femorales: Apoyar  el talón con la pierna estirada en el asiento de la bicicleta.  Tratar de alcanzar con la mano la punta del pie. Hacer 10 repeticiones en cada pierna.

Para la  espalda: acostarse sobre el suelo y flexionar las piernas. Con los brazos tirar de ella hacia el pecho. Realizar cinco repeticiones.





Lea la nota completa en la edición impresa de Prensa Libre, o adquiérala aquí.