Habitantes de colonias de Mixco denuncian abusos de comités de vecinos

El surgimiento de asociaciones, comités de vecinos y consejos comunitarios de Desarrollo   (Cocodes) ha ido acompañado del cierre de colonias y calles en Mixco, pero lejos de convertirse en solución se les señala de abusos.

En Residenciales La Isla, zona 8 de Mixco, las personas que se resisten a pagar la cuota deben ingresan en el portón para transporte pesado. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
En Residenciales La Isla, zona 8 de Mixco, las personas que se resisten a pagar la cuota deben ingresan en el portón para transporte pesado. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

Cobros exorbitantes por mantenimiento y seguridad —en algunos casos hasta de Q1 mil 200—, colocación de portones sin autorización y cuotas elevadas por  tarjetas de acceso son  los casos más denunciados, según Gustavo Adolfo Ovalle, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en Mixco.


Ese es el caso de Isabel Parada, residente de Pinares, San Cristóbal, zona 8 de Mixco, quien  denunció en la comuna   y en la PDH la construcción de una pared frente a su propiedad, donde le fue colocado el portón de acceso al residencial 21 Avenida, que antes era una calle pública.

En la casa de Parada solo quedó libre la puerta de acceso a su propiedad, el resto de la  pared,  la banqueta y el contador de agua se encuentran en el área cerrada, lo  que ha sido motivo discordia, pues ella no tiene permiso para ingresar. “Están coartando mi derecho de acceso a mi propiedad”, expuso Parada.

Agregó que en una ocasión, una vecina de la colonia le pidió Q2 mil 700 para mejoras en la colonia. “Es un cobro ilegal, porque es para invertir en su colonia. Hay una denuncia vigente en el MP por esta situación”, manifestó.

Luis Vásquez, residente de Jardines de Minerva, zona 11 de Mixco, denunció en la PDH que al igual que otras 75 familias es  víctima de cobros por parte de la asociación de vecinos.


Añadió que también les vedan el  derecho  de locomoción, pues a  los cuatro portones de la colonia, de 20 a 6 horas  les colocan cadenas. “Nos vedan el derecho de entrar y salir de nuestras casas. Ellos tratan de regir la vida de las personas”, opina.

Difama a vecinos

Vásquez agregó  que la asociación  difama  a los vecinos que se niegan a pagar las cuotas y si alguien les pide cuentas lo declaran vecino  no grato. “No es justo. Si manejan fondos,  deben entregar un informe”, indicó.

En marzo último, Velásquez demandó en el   Ministerio Público (MP) a la asociación, por impedir la libre locomoción. El vecino pide a la municipalidad   que intervenga y regule ese tipo de grupos, porque ellos en su momento accedieron a cerrar las cuadras, pero  para salvaguardarse de la delincuencia, y ahora son víctimas de “extorsión”.


Beatriz de Vásquez,  vecina de la misma colonia, comentó que la asociación no es legítima, ya que en el 2002 había un comité reconocido por la comuna. Sin embargo, el actual grupo tomó los libros y folios y se inscribió como asociación en el Registro de las Personas Jurídicas, sin efectuar una asamblea.

Similares situaciones afrontan  José Gilberto Godoy y Édgar Solís, vecinos de la manzana M de Nueva Montserrat, donde viven unas 150 familias. Ellos denunciaron en la PDH al Cocode, por el cobro de Q100 por reposición o una nueva tarjeta para las puertas peatonales.

Residentes dicen que en el 2015 cambiaron las chapas de los portones y no reportaron el costo, pero se informó de que el proyecto fue valorado en Q50 mil, pero su valor real fueron  Q25 mil.

Solís comentó que basados en cotizaciones, la tarjeta tiene un valor de entre Q25 y Q28. “Hace 15 años que tenemos Cocode, pero las últimas dos directivas han cometido los mayores abusos. No hay un  reporte financiero y no sabemos cómo invierten los Q150 que pagamos al mes”, dijo.

“El alcalde Neto Bran está enterado del problema, pero  no ha hecho nada para impedir que se siga con este abuso. Muchos de los comités no fueron electos en asamblea y los puestos los heredan a familiares”, agregó.

“Problema grave”

El auxiliar de la PDH advirtió de  que el conflicto entre vecinos y comités, asociaciones y Cocodes se veía venir desde hace mucho tiempo, ya que alcaldes anteriores otorgaron   permisos de cierre de colonias y calles públicas de forma desordenada y no hay  respecto hacia la Ley de los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, que establece las funciones de un Cocode.


Señaló que la municipalidad es la encargada de frenar el problema y tiene la potestad de revocar las autorizaciones de cierre que han hecho las agrupaciones por actos poco transparentes. Añadió que ha mandado oficios al alcalde Bran por algunos casos, pero no ha recibido respuesta.

“Estamos preocupados por tantos abusos. Ya son muchas las denuncias que se han recibido por la inacción de   la municipalidad. Es un problema muy grave”, opina.

“Mando una recomendación al señor alcalde de que vele por la libre locomoción de las personas. Si no acciona, tendremos que abrir una acción de prevención, y luego un expediente ordinario para declarar una violación del derecho humano”, expresó.

La colonia Bendición de Dios 2, La Comunidad, zona 10 de Mixco, está cerrada. Frente a los portones hay varios toneles que impiden el ingreso de vehículos. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
Isabel Parada, acompañada de Eliú Ruiz, es una de las afectadas. Frente a su propiedad fue levantada una pared de la residencial 21 Avenida, Pinares, San Cristóbal, zona 8 de Mixco. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

“Lo que quieren —las agrupaciones— es obtener  dinero de forma ilícita. Nosotros creemos que debe intervenir la Contraloría General de Cuentas y la Municipalidad de Mixco, y se debe hacer auditoría a esos grupos de personas que están abusando”, añadió el auxiliar de la PDH.

Han autorizado cierre de cinco colonias

De acuerdo con Mynor Espinoza, vocero de la Municipalidad de Mixco, es la Entidad Mixqueña Reguladora de Transporte y Tránsito (Emixtra) la encargada de  otorgar permisos de cierre de colonias y calles.

Reconoció que tiene conocimiento de las irregularidades que han cometido algunos Cocodes y comités de vecinos por cobros ilegales, pero afirmó que la actual gestión está en contra de esa situación.

Gustavo Adolfo Ovalle, auxiliar de la PDH en Mixco, escucha a un grupo de vecinos víctima de abusos. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

Pablo Morales, gerente de la Policía Municipal de Tránsito de Mixco, informó que desde enero del 2016 a la fecha solo han autorizado el cierre de cinco  colonias, pero antes se analizó la viabilidad de la locomoción.

Añadió  que tienen solicitudes de otras cinco áreas residenciales, pero que están bajo estudio. Sin embargo,  en la gestión de Neto Bran se ha priorizado la libre locomoción en el municipio.

“Antes de autorizar el  cierre de una colonia  se hacen estudios de movilidad,  seguridad y encuesta a vecinos sobre si hay acuerdo”, aseguró  Morales.