Maestro narra carencias en educación en la comunidad de donde salió Felipe, el menor migrante que murió en EE. UU.

Felipe Gómez Domingo es maestro de dos grados en la Escuela de Yalambojoch, Nentón, Huehuetenango, la comunidad de origen de Felipe Gómez Alonzo, y cuenta que los padres de familia deben aportar una cuota para contratar docentes, ante la falta de maestros, en el inicio de cada ciclo escolar.

El maestro Felipe Gómez Domingo -con chumpa negra- narra la situación de la educación en la comunidad Yalambojoch, Nentón, Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
El maestro Felipe Gómez Domingo -con chumpa negra- narra la situación de la educación en la comunidad Yalambojoch, Nentón, Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

El maestro Gómez aseguró que las familias de zonas rurales viven en condiciones de extrema pobreza, por lo que algunos prefieren no enviar a sus hijos a la escuela porque no pueden pagar los útiles escolares; además, los programas del Gobierno llegan dos meses después de haber iniciado las clases.

Cada familia aporta recursos económicos de acuerdo a sus posibilidades, para sufragar algunos gastos y contratar maestros para la escuela de la comunidad.

El docente agregó que muchos niños son retirados en pleno ciclo escolar para acompañar a sus padres o algún familiar y migrar a Estados Unidos y otros van a trabajar a las fincas del sur de Guatemala y México para mejorar los ingresos familiares.

Gómez comentó que, con los recursos limitados, los docentes tratan de apoyar a sus estudiantes.

Esta es una de las escuelas de Huehuetenango en la que hacen falta maestros. Según registros del Ministerio de Educación (Mineduc), en el referido departamento hay una demanda de dos mil 115 maestros para los 33 municipios.

Quién era Felipe

Felipe Gómez Alonzo, el menor guatemalteco indocumentado que murió bajo custodia de las autoridades de EE. UU., tenía gripe aunque aún no se ha determinado si esa fue la causa por la que falleció en Nochebuena, según concluyó un grupo médico que investiga el caso.

El pequeño murió a las 23.48 hora local del día 24 de diciembre, según detalló la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

Felipe vivía en Yalambojoch que es una de las aldeas más lejanas de Nentón, donde casi la única opción para subsistir es la migración.

Lea también: Esto hicieron padres de familia de escuela para exigir maestros y quejarse de los que hay asignados

Necesidad de maestros

Los municipios con mayor necesidad de maestros están en el norte de Huehuetenango, entre estos Barillas, con un déficit de 195 docentes; San Mateo Ixtatán, con 169; Chiantla con 159; Huehuetenango, 114; Santa Eulalia, 108, y Nentón, con 104.

De acuerdo con la base de datos del Mineduc, en 2017 se inscribieron 282 mil 732 estudiantes en Huehuetenango y en 2018, 293 mil 999, distribuidos en cuatro mil 68 establecimientos educativos de preprimaria, primaria, básico y diversificado.

Hasta el ciclo escolar anterior la Dirección Departamental de Educación de Huehuetenango (Dideduc) registra a 17 mil 41 maestros; sin embargo, se necesitan dos mil 115 más para atender la demanda del departamento.

Padres de familia piden ayuda para contratar maestros en Palo Grande, Chiantla. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

El auxiliar departamental de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Erick Villatoro, aseguró que en un año se duplicó la necesidad de maestros en el departamento. Añadió que la situación es preocupante, pues el afectado es el estudiante, quien ve limitado su derecho a la educación.

“Esto pone en riesgo el derecho humano a la educación de la población estudiantil y el tema debe ser atendido de urgencia por las autoridades”, resaltó Villatoro.

Según Villatoro, hay una mala distribución en la asignación presupuestaria para el Mineduc, pues se ha priorizado otros ministerios que no son eficaces ni efectivos para el país, “por el contrario se perjudica la salud y educación”, dijo.

No deje de leer: Segundo día de bloqueos en la Ruta Interamericana afecta a usuarios del transporte público de pasajeros

Agregó que la Dirección Departamental de Educación debe priorizar las gestiones para que se incremente el presupuesto en educación y se contrate al personal que se necesita para llevar a cabo la formación de los estudiantes del sistema estatal.

“Hay evidencias que la zona norte vive en condiciones de total abandono, no se garantizan condiciones para que esa población mejore y esto empuja la migración por las malas condiciones de vida”, enfatizó Villatoro.

Niños de escuelas rurales de Huehuetenango son afectados por la carencia de maestros. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

 “No son tantos”

El director departamental de Educación, Aníbal Martínez, aseguró que como todo inicio de ciclo escolar hay necesidades; sin embargo, cree que la necesidad de maestros no sobrepasa los 500.

“Como es normal en el inicio de todo ciclo escolar nos encontramos con algunas debilidades, desafíos del sistema educativo, la falta de escritorios, la falta de aulas y falta de maestros, pero son aspectos que siempre nosotros debemos considerar en el desarrollo del proceso educativo y Huehuetenango no es la excepción, efectivamente tenemos un faltante de más de 500 contratos”, reconoció el funcionario.

Explicó que cada año tienen el respaldo de alcaldes que ayudan con la contratación de maestros, aparte, el Mineduc hace esfuerzos para atender la demanda de docentes, para lo que se hacen los procesos administrativos.

Martínez dijo que las juntas mixtas han evaluado la necesidad de reubicar maestros donde no hay matrícula educativa, lo cual está contemplado en ley, por lo que esperan normalizar las necesidades.

Contenido relacionado

Las 7 cosas que debe saber sobre los buses escolares

Nelly caminó un kilómetro con su bebé con fiebre en brazos, pero el recién inaugurado hospital de Villa Nueva aún no funciona

La delincuencia obligó a hondureño a abandonar su país y ahora guía a otros migrantes

0