Maqueta del Ferrocarril de Los Altos recuerda recorrido del tren eléctrico

Han pasado 84 años desde que desapareció el Ferrocarril de Los Altos, pero sus recuerdos aún siguen intactos en la maqueta de gran dimensión que se encuentra en el Centro Intercultural de Quetzaltenango, su antigua estación, que muestra una reseña del recorrido del primer tren eléctrico en el país.

El Ferrocarril de Los Altos funcionó por un período de tres años y medio, aproximadamente. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
El Ferrocarril de Los Altos funcionó por un período de tres años y medio, aproximadamente. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Fernando Vásquez Sigüenza, gerente de la empresa Arquitectura Maquetas y Más, quien elaboró el prototipo, informó que los fines de semanas el lugar es visitado por personas que buscan conocer el recorrido de 44 kilómetros que hacía el ferrocarril, el cual fue construido por alemanes.


“Nosotros fomentamos la historia y con la maqueta damos a conocer el viaje que hizo el tren desde Quetzaltenango hacia San Felipe, Retalhuleu, desde su inauguración el 30 de marzo de 1930. Muchas personas han venido a informarse de esta obra que empezó a funcionar desde julio del año pasado”, manifestó.

De acuerdo a Vásquez, la maqueta tiene 44 metros lineales y ocupa 72 metros cuadrados, en los que figura el ferrocarril y sus vagones. Se puede apreciar la estación central del tren, en la zona 3 de Xela y las estaciones durante el recorrido; además, el túnel y la represa en Santa María de Jesús, Zunil, Quetzaltenango.

También se aprecian los volcanes Santa María y el Santiaguito, que repentinamente lanza humo como si fuera real, y el río Samalá y los puentes que existieron en su momento.

Todo el proyecto se basa en el uso de energía eléctrica, expuso Vásquez.

Ícono de Quetzaltenango

Lucrecia Ramírez, visitante, lamentó que una obra como el Ferrocarril de Los Altos haya terminado, pues es un icono para los quetzaltecos, y considera que es necesario que las autoridades municipales cuiden la maqueta, porque narra parte de la historia de la ciudad.

“En una maqueta se ve lo impresionante que fue ese ferrocarril en su época, claro, las cosas cambian, pero Xela es Xela y tiene mucha historia e incidencia en el país”, comentó Ramírez.

Para mantener el proyecto de la maqueta, los encargados decidieron cobrar Q5 por el ingreso a cada persona y los fondos que recaudan sirven para darle mantenimiento.

El Centro Intercultural de Quetzaltenango se encuentra en el interior de la antigua estación del Ferrocarril de Los Altos, en la 4a. calle, entre 19 y 21 avenidas de la zona 3 de Xelajú. Está abierto de lunes a domingo, de 8 a 18 horas.

La maqueta contempla el río Samalá y los puentes que existían en esa época. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Historia

Francisco Cajas, cronista oficial de la cuidad de Quetzaltenango, señaló que el Ferrocarril de Los Altos fue inaugurado el 30 de marzo de 1930, cuando autoridades locales y de Gobierno, sociedad quetzalteca y personal encargado de construir el ferrocarril le daban el banderazo de salida al primer tren eléctrico de Guatemala.

Cajas explicó que el presidente de turno, Jorge Ubico, se mostró indiferente ante un grupo de quetzaltecos que luchaban por recuperar el ferrocarril, ya que un temporal destruyó parte de la line férrea.

“Después de tres años y medio al servicio, el tren quedó suspendido, porque en septiembre de 1933 un temporal destruyó dos puentes y parte de la vía férrea en Zunil, y pese a que muchos quetzaltecos se organizaron para recuperarlo haciendo trabajo gratuito, Ubico se opuso y dio la orden de desmantelar”, realtó Cajas.

Con los años los rieles fueron utilizados para sostener cables de energía eléctrica que aún se pueden ver en el área antigua de Xela y las láminas de los vagones del ferrocarril fueron usados para reparar los transportes del Estado.

“Así terminó, pero jamás se ha olvidado. Es más, esta inmortalizado ya que el compositor quetzalteco, Domingo Betancourt, hizo la composición en marimba que lleva el nombre de Ferrocarril de Los Altos, la cual se estrenó justo cuando fue la inauguración del más famoso tren”,  explicó.

Datos importantes

  • Domingo Betancurth compuso el Ferrocarril de Los altos en 1929. 
  • Las empresas constructoras fueron: La A.E.G. de Berlín Alemania, encargada del sistema eléctrico, y su contraparte la KRUPP, siderúrgica alemana de gran prestigio, fabricó el material sobre el cual rodaría el ferrocarril.
  • Su construcción se debió en gran parte al Decreto 1119 que gravó con tres pesos toda botella de aguardiente con la finalidad de construir el ferrocarril.
  • Su costo fue de US$8 millones, que al cambio actual serían unos Q58.8 millones.