Apagón en Quetzaltenango duró 80 horas 

El Instituto Nacional de Electrificación (Inde) demoró tres días y siete horas para reactivar el servicio de energía eléctrica que fue interrumpido el jueves pasado luego de un incendio en la subestación de la zona 3 de Xela.

Los trabajos para restablecer el servicio de energía eléctrica fueron ininterrumpidos en tres días en la subestación del INDE. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)
Los trabajos para restablecer el servicio de energía eléctrica fueron ininterrumpidos en tres días en la subestación del INDE. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

El corte afectó los ramales 4, 5 y 6 que alimentan al 40 por ciento de la ciudad altense y esto también causó que el servicio de agua fuera irregular en varias zonas. La interrupción del fluido eléctrico ocurrió por el colapso de un transformador de potencia y dejó sin energía a más de 20 mil usuarios.


Los efectos económicos se traducen en pérdidas millonarias por productos descompuestos, utilización de plantas generadoras de electricidad, cierre de comercios más temprano, carencia del servicio de agua potable en las viviendas, tránsito vehicular complicado por la falta de semáforos, se interrumpió el acceso a internet, celulares y otros dipositivos electrónicos e incomodidades en general.  

El fin de semana, la comuna habilitó hidrantes para que la población se abasteciera de agua, de forma gratuita. 

Lea además: Exposición revive la historia de la Feria de Indepedencia 
Haroldo Sum, integrante del Consejo Comunitario de Desarrollo de la zona 5, refirió que lamentablemente el corte de energía y agua potable afectó de manera directa a los vecinos. “Hay millonarias pérdidas en el comercio y de vecinos, esto debe dejar como lección que el mantenimiento es muy importante y hay que tener planes alternos para no dejar tanto tiempo a los quetzaltecos sin los servicios básicos, debe haber profesionales que hagan planes de riesgo”, refirió Sum.

Vecinos tuvieron que recolectar agua de los hidrantes ubicados en cuatro zonas de Xela. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

Hoy, las clases son irregulares en la cabecera departamental porque la Dirección Departamental de Educación (Dideduc) de Quetzaltenango ordenó la suspensión de las jornadas de hoy y mañana en 600 establecimientos por los inconvenientes de la falta de energía eléctrica y agua.

“Buscamos resguardar la salud e higiene de los niños y niñas”, refiere el comunicado de la institución. Algunos colegios tuvieron clases pese a la disposición, pero la mayoría reiniciará sus actividades mañana.

Detalles técnicos

El Inde desmontó el transformador de potencia de la subestación de la zona 3, lo retiró y luego transportó con maquinaria pesada otro transformador desde La Esperanza para instalarlo. Solicitaron el apoyo de la Policía Nacional Civil y la Policía Municipal de Tránsito. También hubo una inspección del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales para verificar el cumplimiento de los estándares para este tipo de movilizaciones.

Anoche se realizaron pruebas y diagnóstico del equipo, cables, sistema de protección, medición y control y se habilitó el sistema eléctrico.

Este es el comunicado del INDE luego de restablecer la luz en la cabecera departamental de Quetzaltenango.

Contendio relacionado

>Cinco zonas de Xela sin agua por una tubería destruida en La Esperanza

>Escasez de agua entubada afecta a siete zonas de Xela

>La mitad de usuarios de Xela no tendrán electricidad durante 12 horas