Vecinos tienen más de 10 años de pedir arreglo de calles 

Habitantes de los alrededores de la 31 avenida y 14 calle, zona 3 de Xelajú, exigen la reparación de esas calles, lo cual han tramitado desde hace más de 10 años y no han obtenido respuesta de parte de las autoridades.  

Publicado el
Automovilistas se ven afectados por el mal estado de la calle. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).
Automovilistas se ven afectados por el mal estado de la calle. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).

Yennifer Maldonado, vecina del lugar, expuso que la avenida está en mal estado y se les complica transitar. Además, los vehículos se han dañado debido a las grietas que se han formado. A pesar de los ofrecimientos, la maquinaria para la reparación nunca llegó, denunciaron.


“Nos ofrecieron mejorar la avenida hace 20 días, pero luego nos comunicaron que se arruinó la maquinaria y que no podían hacer los trabajos”, lamentó.

De acuerdo con pobladores, la administración de Jorge Barrientos  iba a reparar ambas calles y ya se tenía el financiamiento de un banco, pero al conocerse casos de corrupción que salpicaban al alcalde se frenó la ayuda.

Mal estado

Roberto López, vecino de la 14 calle, indicó: “Durante la época de lluvia la calle es intransitable porque bajan correntadas de agua que han arruinado un carril y parte del otro”.  Otros habitantes del sector se quejan de que el estado de las calles les ocasiona más gastos en repuestos

“Yo quisiera que el alcalde viniera al sector para que conozca que en verdad necesitamos la pavimentación”, señaló Rosario Alvarado, otra vecina.

Sebastián Paz, vecino del sector, dijo que han insistido ante las autoridades para que atiendan el problema, que también molesta en verano, derivado al polvo que se genera la calle de terracería.

Comentó que esta situación ha causado daños a su vehículo, por lo que ha invertido Q1 mil 500 en repuestos. 

Pedro Caba, director de Planificación, reconoció que existe la solicitud de los vecinos, pero por ahora trabajan las rutas que ayuden a desfogar el tránsito en varios puntos de la ciudad, donde se forman embotellamientos.

Se trató de conocer la postura del alcalde, Luis Grijalva, pero no respondió las llamadas telefónicas.