Burocracia estatal en Guatemala ha postergado instalación de aduana en Quiché

La falta de voluntad o la burocracia han sido las claves en el atraso para autorizar la nueva aduana, denominada Ingenieros, entre Guatemala y México.

Publicado el
En la Frontera de Guatemala y México en Ixcán, Quiché, el vecino país construyó desde hace años sus instalaciones para que opere la aduana. Guatemala aún no tiene instalaciones. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).
En la Frontera de Guatemala y México en Ixcán, Quiché, el vecino país construyó desde hace años sus instalaciones para que opere la aduana. Guatemala aún no tiene instalaciones. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

El punto se ubicará en la aldea Ingenieros en el municipio de Ixcán, Quiché en Guatemala, mientras que en México está en Nuevo Orizaba, municipio de Benemérito Las Américas Estado de Chiapas.

Las conversaciones entre los gobiernos de ambos países para instalar este nuevo paso fronterizo iniciaron hace alrededor de 10 años según explicaron empresarios, sin embargo, no se ha concretado.

En tanto en el 2017, los entonces presidentes de Guatemala Jimmy Morales y de México Ernesto Peña Nieto, se comprometieron a modernizar la infraestructura fronteriza por temas de seguridad, pero indicaron que también para hacer más ágil y eficiente en el intercambio comercial, mejorar los procesos migratorios y aduaneros en los puertos fronterizos.

Se informó que entre ambos países hay ocho cruces fronterizos, pero solo en seis hay presencia de las autoridades. En esa ocasión Morales dijo que se solicitó a México formalizar como cruce de vocación comercial el puerto fronterizo Ingenieros-Nueva Orizaba, con el fin de potenciar las exportaciones e importaciones y aprovechar la conexión que tendrá con la Franja Transversal del Norte (FTN).

Empresarios del sector de producción de palma africana adquirieron terrenos en el lugar y desde hace alrededor de cuatro años empezaron conversaciones con autoridades y con la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) con el fin de donar el terreno para instalar la aduana, explicaron ejecutivos.

El directorio de la SAT aprobó en noviembre del 2019 aceptar la donación.

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport)  dijo que asociados de la gremial de palmeros donaron el terreno sin embargo mencionó que inicialmente la SAT dudaba de poder recibirlo. A criterio del directivo la ley permite que el Estado pueda recibir donaciones, pero considera ha existido retrasos o burocracia en los trámites, mientras que el gobierno mexicano ha avanzado en sus procesos.

Del lado de Guatemala aún se discute acerca del terreno a usar para la nueva Aduana Ingenieros. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

Werner Ovalle, quien hasta este año fue intendente de Aduanas y en la actualidad es jefe interino de la SAT, respondió que la decisión está actualmente en manos de las actuales autoridades de Relaciones Exteriores tanto de Guatemala como de México. Se trata de un tema de negociación entre ambas, agregó.

Un ejecutivo de una empresa productora de aceite de palma explicó que después de varios años de estar hablando de ese punto fronterizo el Estado de Guatemala no había brindado a la SAT el terreno para la construcción del recinto aduanero por lo que el sector privado buscó opciones para apoyarla dada la importancia estratégica de esa aduana para el comercio.

Sin embargo, explicó que no lograron comprar los terrenos frente al espacio en que México instaló su infraestructura para la aduana, ya que los propietarios de lado de Guatemala no estaban interesados en venderlos. Por ello adquirieron otros terrenos alrededor de un kilómetro de distancia pero que colindan con el recinto de mexicano, por lo que ahora se deberá discutir con ese país que modifique el diseño de su recinto para adecuarlo al del país.

El monto de inversión con el que apoyó está apoyando la empresa privada llegaría a Q3 millones entre el costo de los terrenos que ya se compraron y la infraestructura básica que se ofrece construir. El Gobierno tendrá que invertir para complementar la infraestructura en el recinto, el ejecutivo consultado.

Por aparte Ovalle cree que los procedimientos se agilizarán este año tomando en cuenta que el presidente de la República Alejandro Giammattei, quien asumió en enero del 2020, ha sido enfático en reconocer la importancia de México para Guatemala.

En la Frontera Ingenieros-Nueva Orizaba no hay trámites migratorios, solo presencia de militares de México quienes consultan a qué pasará a su país. De igual forma pasan vehículos, buses pequeños o algún transporte de carga. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

“Eso puede facilitar mucho la apertura de (la aduana) Ingenieros”, agregó el funcionario. También considera será de beneficio para Centroamérica tomando en cuenta el proceso de Unión Aduanera entre Guatemala, Honduras y El Salvador ya que muchas de las mercancías provendrían de estos tres países.

Cancillería analizará el trámite

De parte del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) se informó que las nuevas autoridades que asumieron sus cargos en enero recién pasado retomarán el análisis del caso para agilizarlo y definir qué hace falta y tienen previsto convocar a una mesa de trabajo que se integraría tanto por dicha cartera, como por la SAT, el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Economía para luego llevar a cabo las diligencias diplomáticas necesarias.  Sin embargo no brindaron alguna fecha específica.

Se tiene conocimiento que ahora México está pidiendo que el paso comercial se instale en el área del Ceibo, pero en el lugar es más difícil porque en Guatemala forma parte de un área protegida, por lo que se buscará que se logre concretar la de Ingenieros en Quiché.

Actualmente paso fronterizo sin controles

Prensa Libre efectuó una visita al Ixcán al área donde se busca instalar la aduana y también en Nueva Orizabal, México.

Del lado mexicano ya hay infraestructura construida para el recinto aduanero con un edificio, campo de maniobras para transporte de carga y otros ambientes. Aún no está en funcionamiento y no hay presencia de personal, sin embargo, tanto la frontera como el recinto es custodiado por elementos del Ejército de México.

El lugar aún es un paso informal tanto de personas como de vehículos, no se hace trámite migratorio (ni requieren pasaporte, visa o ni tarjeta de visitante). Los elementos de las fuerzas armadas mexicanas solo consultan a qué se debe la visita a México y revisan si se portan armas.

La carretera hacia la izquierda en la aldea Ingenieros, Ixcán, conduce hacia la entrada al recinto aduanero construido por de México. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

En la línea fronteriza se observó pasar desde y hacia México vehículos pequeños, camionetillas con pasajeros y algún cabezal.

A la par del recinto oficial hay un predio donde se estaciona gran cantidad de camiones de carga. Más adelante varias casas y cafeterías y comercios algunas en cuadras completas otras dispersas.

De lado de Guatemala hay casetas o pequeños comercios y pocas personas que ofrecen cambio de pesos y quetzales, tampoco hay control migratorio, y aunque a unas dos cuadras se ubica el destacamento Militar de Frontera “Ingenieros” de la Sexta Brigada de Infantería, no hay presencia de militares guatemaltecos en la línea fronteriza.

El Gobierno de Guatemala inició trabajados para el tramo de 27 kilómetros con el fin de unir la aduana con la Franja Transversal del Norte (desde Ingenieros hacia Playa Grande). Según información en el lugar se prevé un plazo de ejecución de dos años. Sin embargo, debido al tema de la ubicación de los terrenos tendrá que añadir unos 4 kilómetros más

Por la aldea Ingenieros en Ixcán, pasa la carretera que viene de Alta Verapaz (pasando el río Chixoy). Además está en construcción el tramo de 27 kilómetros que irían desde la aduana hacia Playa Grande. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

Comunidades mexicanas esperan agilización

Eduardo Ramírez Aguilar, Senador de Chiapas en la República de México, y quien preside la Comisión de Puntos Constitucionales, expuso que los ciudadanos de los municipios de Marquéz de Comillas y el de Benemérito de Las Américas han solicitado su apoyo para que se logre poner en operación esta aduana.

El senador confirmó que la infraestructura para la aduana en su país ya está construida. Consiste en un edificio para que puedan instalarse las delegaciones de las autoridades hacendarias, militares, migratorias, de sanidad animal y vegetal, comentó.

Según empresarios la SAT ya llegó a conocer y medir el terreno donado para instalar la aduana de Guatemala. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

Sin embargo, piden que se finalice con las autorizaciones necesarias y se asigne personal, pero para este último falta la asignación para el gasto corriente para el pago de salarios y servicios, agregó.

México le apuesta importar ganadería

Ramírez mencionó que consideran la aduana como un punto estratégico para la entrada desde Guatemala hacia México, principalmente para ganadería.

El fin es comercializar ganado y transformarlo en carne y posteriormente comercializar ese producto en México, dijo el senador. A su consideración se dinamizaría ese sector y la economía de la región en ambos países. “En la actualidad no se puede pasar productos agrícolas como semovientes o ganadería. Se detecta que hay más de 40 mil afectados, como ganaderos que no puede comercializar los productos que llegan de Centroamérica”, añadió.

Por ello lanzarán una propuesta y solicitud a la Dirección de Aduanas de México para que se ponga en operación ese punto para establecer un orden jurídico, que se pueda contribuir con el pago de impuestos o de derechos por ese tipo de comercialización lo cual “generaría un tránsito legal, ordenado y no impactaría negativamente en la economía de quienes viven en esos puntos del país”.

El área de Nuevo Orizaba, México, cerca de la frontera tienen algunas casas y pequeños comercios. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

Para ello mencionó que ya visitaron el lugar y se reunieron los presidentes municipales, presidentes de las asociaciones ganaderas, los avicultores ya que se necesita que establezca un punto aduanero con inspecciones.

La autorización de esa aduana, en el caso de México depende directamente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, explicó el senador.

La propuesta que han efectuado consiste en que el Ejército mexicano siga teniendo la custodia, pero con una garita aduanal y no necesariamente una infraestructura de servidores públicos muy grande porque si no la federación no podría sostenerla. La federación tendría la posibilidad de captar ingresos y hacerla autosuficiente, agregó al indicar que en la actualidad se está en negociación con la Aduana Nacional y esperan que en los próximos días se tenga una respuesta positiva.

Cerca del recinto aduanero de México hay un predio con diversos camiones de carga. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

Respecto a la posibilidad de aumentar el comercio de otros productos como agrícolas o agroindustriales desde Guatemala, mencionó que para estos se tendría que instalar una delegación de representantes de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del México para revisiones fitosanitarias y zoosanitarias. Sin embargo, dijo que el producto que ha impulsado la petición de las comunidades mexicanas en mención “es concretamente la ganadería”.

Respecto a exportación de aceite de palma africana desde Guatemala dijo que hay posibilidad de ejecutarla, pero se deben revisar los tratados comerciales con Centroamérica loa cuales, dijo “se tienen que fortalecer y que no tengan tantos trámites burocráticos que se hacen difíciles de poder importar porque van en perjuicio de ambos países”.

Guatemala busca enviar productos agrícolas y manufacturas

Aunque el senador mexicano menciona que la petición fundamental de las comunidades de su país cercanas a la frontera se enfoca para el paso de ganado, los productores guatemaltecos tienen altas expectativas de aprovechar una aduana e ese lugar para dinamizar el comercio en general con México, tanto de aceite de palma africana, como de productos agrícolas y de manufactura.

Carballido, directivo de Agexport dijo que esa aduana se puede aprovechar en varias vías. Una de esas es para productos agrícolas principalmente frutas que se cultivan en Petén y en la parte norte de Alta Verapaz, Quiché y Huehuetenango, las cuales podrían salir por la aduana de Ingenieros.

Se abriría la puerta para acceder con oferta exportable al mercado de Cancún y la Riviera Maya, para lo cual ya se ha considerado productos agrícolas y manufacturas.

Aunque dijo que no han efectuado una estimación de cuánta carga podría pasar por ese punto dijo que han explorado el mercado de la Riviera Maya y el cual podría generar alta demanda de productos guatemaltecos. Sin embargo, la ruta actual pasando de Petén a Belice no es viable porque la carretera está en malas condiciones. En tanto hay una ruta marítima pero que esta solo sale dos veces a la semana.

La otra ventaja que brindaría se refiere a que cuando es bloqueada la aduana de Tecún Umán “el país se queda sin muchos lugares de salida”, porque las opciones que quedan son las aduanas el Carmen y la Mesilla que no tienen la capacidad de logística para atender más carga y no tienen hacia donde crecer más, aspecto con el cual concuerdan los productores y exportadores de aceite de palma africana.

Al fondo se observa el edificio construido por México para su aduana, al frente parte del terreno de Guatemala sin obras.(Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

Carballido mencionó que, además, el aceite con palma africana tiene gran potencial de mejorar su mercado hacia México.

Productores impulsan aduana

“Se visto la fragilidad que tiene el país cuando hay algún evento como bloqueos, sobre todo en la frontera de Tecún Umán y se colapsa la otra aduana” dijo el ejecutivo de una de las empresas palmicultoras en el país.

Agrega que como industria de palma les conviene poder acceder al mercado de México ya que Guatemala tiene excedente en la producción de aceite de palma lo que convierte al vecino país en mercado atractivo porque tienen alrededor del 70% de déficit respecto de su consumo nacional.

  • Según datos de la Gremial de Palmicultores de Guatemala (Grepalma) el país durante el 2019 produjo 870 mil toneladas métricas de aceite de palma explicó Karen Rosales, directora ejecutiva de dicha organización.
  • Del total de cultivos de palma en el país el 65% está establecido en Quiché, Petén y Alta Verapaz, por lo cual sería de mucha utilidad la nueva aduana de Ingenieros en el Ixcán.
  • De la producción se exporta el 90%. El 27% se destina a México (unas 220 mil toneladas métricas que generaron alrededor de US$83 millones), además el 55% a Europa, entre otros.

“Desde la gremial se ha apoyado a las empresas, entiendo que se han necesitado muchos trámites en el país, procedimientos para poder hacer una donación, pero requiere de mucha transparencia y es delicado por lo que lleva michos trámites” agregó la directora.

Empresas y pequeñas agricultores producen palma africana, y según ejecutivos necesitan la carretera y la aduana para facilitar la exportación a México. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández).

Tanto Rosales como el ejecutivo de la empresa productora y exportadora dijo que coincidieron en que con la nueva aduana se reducirían los tiempos y costos para exportar a México.

En la actualidad las empresas que exportan al vecino país deben salir de Petén, Alta Verapaz o el Norte de Quiché, pasar por la vía terrestre a Puerto Barrios, dirigirse a la capital para luego transitar para la frontera de Tecún Umán. Esa ruta representa unos mil kilómetros de viaje y flete de US$100 tonelada métrica de aceite de palma. Pero si se pone en operación la aduana de Ixcán los cultivos del lugar están a unos 125 a 150 kilómetros y el costo del flete sería de unos sería de alrededor de US$14, agregó el ejecutivo.

Aparte de ganadería y aceite de palma, los sectores ven oportunidad para maíz, frijol, frutas.

Sin embargo, el empresario dijo que el actual Gobierno también tiene otro tema que resolver en la FTN. Se refiere a que un tramo de alrededor de 10 a 12 kilómetros, de dicha carretera según el trazo debe pasar en las cercanías de la Laguna de Lachuá. Aún no está asfaltada, pero hay diferencias entre dos comunidades además que se indica que es zona protegida. Ese tramo en invierno se complica para el tránsito y sería otro obstáculo para las mercancías y turismo, añadió.

Ubicación de la Aldea Ingenieros en Ixcán, Quiché. (Foto, Hemeroteca PL).