Coronavirus: Reinicio de operaciones de líneas aéreas es complejo, “no es tan fácil como encender la luz”

Luego de tener suspendidas un gran porcentaje de las operaciones de las líneas aéreas, las compañías no solo buscan como mitigar el impacto actual debido alas restricciones por el coronavirus, sino que han visualizado que retomar funciones no será en forma rápida.

Publicado el
Solo 3% de los vuelos programados originalmente operarán durante abril afirma ALTA. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Solo 3% de los vuelos programados originalmente operarán durante abril afirma ALTA. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Una encuesta realizada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), menciona que el reinicio será complejo y “no es tan fácil como encender la luz”.

a viajeros recientes reflejó que el 60% anticipa un regreso para viajar dentro de uno o dos meses después de la contención de la pandemia covid 19, pero el 40% indica que podría esperar seis meses o más.

Además, el 69% respondió que podrían retrasar el regreso al viaje hasta que su situación financiera personal se estabilice.

Los primeros indicios de este comportamiento prudente de regreso al viaje se observan en los mercados nacionales de China y Australia, donde las nuevas tasas de infección por coronavirus han caído a niveles muy bajos, agregó la IATA. Pero ese comportamiento puede reflejarse en todo el mundo conforme se vayan flexibilizando o quitando las restricciones que ha impuesto cada país.

  • Según datos de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) en abril únicamente se va a operar el 3% de los vuelos internacionales que se tenían previstos originalmente en Latinoamérica.
  • Es decir hay alrededor de 120 mil de vuelos cancelados y más de 1 mil aviones en tierra. La reducción en Latinoamérica del tráfico aéreo este año será de alrededor del 49%.
  • Para el caso de Centroamérica, la disminución en vuelos internacionales es de aproximadamente 50 mil vuelos.

“La confianza de los pasajeros sufrirá un doble golpe incluso después de contener la pandemia, golpeada por las preocupaciones económicas personales ante una recesión inminente además de las persistentes preocupaciones sobre la seguridad de los viajes. Los gobiernos y la industria deben ser rápidos y coordinados con medidas que aumenten la confianza “, dijo el martes 21 de abril Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Esteban R. Brenes, director de la Cátedra Steve Aronson y Profesor de Estrategia de INCAE Business School mencionó que el sector de la aviación se verá afectado con menos viajeros de negocios ya que usarán más la opción de las teleconferencias y un resurgimiento del turismo, pero en forma lenta y posiblemente en busca de tarifas muy bajas.

En cuanto al tiempo de recuperación de los números de viajeros, opinó que podría ser de unos 12 meses, pero aclara que también será necesaria una vacuna contra la enfermedad del covid 19 para que la industria empiece a reactivarse a mayor velocidad.

IATA añadió que “el reinicio es un proceso muy complejo. Es necesario que los gobiernos cooperan entre ellos para establecer los protocolos bajo los cuales se pudieran retomar vuelos. Las compañías aéreas tendrán que iniciar el proceso técnico de reactivar su flota. No es tan fácil como encender la luz”.

La situación para la industria es crítica porque esta pandemia ha detenido la aviación globalmente, agregó IATA indicando que quedan pocos países en la región que todavía permiten vuelos nacionales e internacionales limitados como Brasil, México, Chile, pero además debido a las restricciones de viaje la demanda de esos vuelos es muy baja y prácticamente todas las líneas aéreas están operando al mínimo, se agregó.

Sector requiere apoyo

Motty Rodas, directora ejecutiva de AGLA indicó que la situación de las aerolíneas es difícil y expone que, según información que ha circulado IATA algunas podrían entrar en un proceso de quiebra si se extiende el cierre de los cielos para operar debido al covid 19.

En Guatemala se ha pedido, a través de IATA y de la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur), apoyo de parte de las autoridades hacia las aerolíneas, pero a la fecha no se tiene ninguna respuesta, agregó Rodas.

Ya tuvieron una reunión con el Inguat, pero tampoco no hay respuestas, comentó. Tanto el Inguat como el secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Carlos Sandoval no respondieron a la solicitud de información al respecto.

Entre las solicitudes están exoneraciones de impuestos, reducciones pagos por costos en operaciones en el país, principalmente en el Aeropuerto La Aurora. Entre los gastos fijos menciona tarifas por uso de muelles y la rampa, rentas de espacios de oficinas pero en especial los counters en el aeropuerto, costos de los parqueos para naves y las tarifas por aproximaciones, despegues y aterrizajes, explicó Rodas.

La ejecutiva agregó que no se ha visto en ninguna de las medidas, programas o decretos aprobados por el gobierno y el Congreso, algún apoyo para el sector de aerolíneas.

Brenes explicó que se trata de negocio supraregional o global y es por eso que realmente no existen empresas de peso en Centroamericano hoy en día. Mencionó que Copa es de bandera panameña y Avianca es de bandera colombiana.  Ambas decidieron dejar en tierra sus aviones ante esta crisis o reducir sus operaciones. Otras que vuelan regularmente a Centroamérica son de los Estados Unidos, México y Chile, el resto son casi todas europeas.

Considera que algunas de las empresas que se ven ahora en la región seguirán existiendo y que a futuro habrá mayor consolidación en la industria en general, algo que sucederá por la falta de liquidez de algunas empresas y el no poder mantener sus gastos y planillas en estos momentos.

IATA agregó que aunque las líneas aéreas hayan tomado medidas de emergencia para reducir el impacto económico, en este momento se requiere de apoyo estatal para asegurar la liquidez por los próximos meses.

Por ello “se necesitan medidas de alivio inmediatas, las aerolíneas que hoy operan en Guatemala y la región no estarán en condiciones de continuar sus operaciones en los niveles anteriores a la crisis, o en el peor caso, podrían dejar de existir por completo. Esta asistencia busca asegurar las cadenas de suministro esenciales por vía aérea, preservar el mayor número posible de puestos de trabajo y garantizar que la conectividad y el turismo puedan recuperarse rápidamente”, respondió la organización.

En el caso específico de Guatemala, las líneas aéreas requieren que se aborden temas prioritarios y coincide con lo mencionado por AGLA como suspensión de los alquileres en el aeropuerto durante la vigencia del estado de calamidad, no cobrar por el estacionamiento de aeronaves, no aumentar tarifas durante la duración y el periodo de recuperación de la actual crisis, la reducción en los costos de servicios aeroportuarios como aterrizajes y uso de puentes de abordaje, entre otros.