Guatemala dejaría de reciclar hasta Q2 millones diarios en plástico por prohibición

El sector de reciclaje de plástico podría tener impactos millonarios con bajas en su producción debido a la prohibición de utilizar en el país bolsas y utensilios de un solo uso según la disposición establecida por el Gobierno expusieron directivos de la Asociación de Plastiqueros y Recicladores de Guatemala (Asopregua).

Con la nueva disposición del Gobierno dentro de dos años solo se podrán usar bolsas biodegradables, pero sector de plástico indica que esa no es la solución a los problemas de contaminación en el país. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Con la nueva disposición del Gobierno dentro de dos años solo se podrán usar bolsas biodegradables, pero sector de plástico indica que esa no es la solución a los problemas de contaminación en el país. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La entidad refiere que la prohibición establecida en el Acuerdo Gubernativo 189-2019 impactará a esa actividad ya que las bolsas o utensilios de material biodegradable que se permitirá usar no se les puede aprovechar todo el material, explicaron directivos de esa organización.

La Asociación estima que la producción de productos reciclados al año es de Q1 mil 848 millones, principalmente con material proveniente del relleno sanitario de la zona 3 capitalina y a sur de la capital y área metropolitana (empaques o restos de materiales de industrias), indicó el secretario Rodolfo Samayoa de esa organización.

Sin embargo expuso que al cambiar el plástico tradicional al biodegradable o compostable, la producción bajaría a 60%.

Es decir que el 40% que caería la producción de materia prima o producto terminado con reciclados representaría una baja de Q740 millones al año, alrededor de Q2 millones al día.

Del relleno sanitario de la zona 3 capitalina se recopilan unas de 400 toneladas de plástico por día, en tanto del sur de la capital y área metropolitana se obtienen principalmente materiales de desecho que generan las maquilas o empaques de electrodomésticos y otras industrias, y que son alrededor de 300 toneladas diarias, por lo que se llega a 700 toneladas por día, agregó Samayoa.

Además de otros volúmenes menores que salen de otras áreas del país, mencionó.

Con ese material reciclado se producen bolsas de basura, tubería de poliducto, guacales y baños de todos tamaños, algunos juguetes, pelotas inflables, alcancías. Además que hace unos años se empezó a trabajar en la denominada madera plástica, para hacer muebles, escritorios, cercas y blocks.

Empleos en riesgo

Según la Asociación las prohibiciones y su impacto en la baja de producción con reciclajes ponen en riesgo alrededor de 15 mil puestos de trabajo que se generan tanto en el sector formal e informal, incluyendo a grupos de personas vulnerables como los recolectores o guajeros, explicaron tanto Samayoa como Víctor Pineda, vocal de esa entidad.

Estiman que en el sector participan alrededor de 25 mil personas en las diferentes actividades.

Piden acciones y fomento al sector

Los directivos expusieron que piden a quienes ejercerán en el nuevo Gobierno que se implementen diversas acciones.

Entre estas buscan una reunión con el presidente electro Alejandro Giammattei, para que pueda tomar decisiones integrales respecto del manejo de desechos tanto orgánicos como inogárnicos.

En lugar de prohibir el plástico piden que se fomente la cultura de la economía circular para reducir, reutilizar, reparar y reciclar los materiales.

Además, que se brinden fomento a la industria del reciclaje con exenciones al impuesto sobre la renta (ISR) y el impuesto al valor agregado (IVA) como se hizo con el decreto 29-89 para el sector exportador, mencionaron Samayoa y Pineda.

El sector de reciclaje también impulsa programas en escuelas para fomentar el adecuado manejo de los desechos y reciclaje de materiales plásticos para hacer escritorios, bancas y cercas, entre otros. (Foto, Prensa Libre: Cortesía).

Además, que para las empresas en general se puedan deducir los costos de los programas de reciclaje y manejo de desechos como el plástico, recuperación de empaques y otros.

Respecto al Acuerdo Gubernativo critican la disposición que se refiere que solo pueden usarse solo materiales biodegradables o compostables, ya que aunque la parte del plástico se puede reciclar, indican que la degradación del resto de materiales se debe hacer con condiciones de humedad y temperatura específicas.

Opinan que al hablar de biodegradables se transmite el mensaje que se degradan en cualquier tipo de condición y las personas erróneamente empezarán a desecharlas en cualquier lugar, mencionaron.

Explicaron también que no se específica en el Acuerdo Gubernativo a que denominan bolsas de un solo uso, ya que hay diferentes tipos de empaques que son difíciles de sustituir por inocuidad de los alimentos, peso u otras características.

Según ese acuerdo las empresas e industrias tienen dos años a partir de esta semana para adecuarse y cumplir la nueva normativa.

Marn: Sectores pueden pedir que se aclare alcance de las medidas

 

Respecto a las críticas a las disposiciones, el viceministro administrativo-financiero del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marn), Julio Recinos, explicó que hicieron una serie de análisis y acercamientos con diferentes sectores “especialmente empresariales”.

Mencionó que las bolsas que se podrán usar son las de material compostable conocidas como material biodegradable.

Dijo que “la medida va orientada a la bolsa más delgadita que usan los comercios para entregar mercadería” además de los utensilios desechable de plástico o duroport que se usan solo una vez. Agregó que los envases PET no están entre el material prohibido porque se puede reciclar.

Expuso que cualquier persona individual o jurídica puede acercarse al Ministerio para pedir una aclaración respecto a que estará prohibido y que no.

Además, están abiertos para conversar con los diferentes sectores al respecto de las nuevas disposiciones.

“Si al final se determinara que el decreto es más negativo que positivo, puede tomarse cualquier acción” pero agregó que están seguros de los beneficios que traerá esa medida a la preservación del ambiente.

Aparte de que la industria tiene dos años para adaptarse las tecnologías existentes o incorporar nuevas tecnologías para fabricación y empaque, se da ese plazo para que agoten sus existencias y se implementará un plan de cultura ambiental y manejo de desechos para la población, agregó el funcionario.

Contenido relacionado

¿Es inviable la prohibición de plásticos desechables en Guatemala?

17 municipios ya tienen prohibiciones para uso del plástico mientras empresas y negocios buscan usarlo mejor

Estos sectores ya buscaban alternativas para reducir la contaminación por plásticos en Guatemala

 

 

 

 

4

Karla Pastor Hace 5 meses

Debería implementar una ley que se aplique la clasificación de desechos de cada hogar, siendo responsables de lo que genera y ante todo incluir educación ambiental en los niños para hacer concientización de los daños que se causan por la irresponsabilidad.

Coralia Funes Hace 5 meses

Asi, es debe aplicarse, ya basta de contaminar mas el ambiente. Debemos de llevar nuestra bolsa de tela al mercado, sacar el basurero para que se lleven la basura, sin meterla en bolsa. Uff nos vamos a ahorrar un monton de dinero.

Gus Tavo Hace 5 meses

Es evidente que no reciclan por salvar el planeta si no por llenar sus bolsillos de plata.

    Elmer Diaz Hace 5 meses

    Su comentario no tiene sentido ya que en el proceso de reciclaje participan cientos de miles de personas desde los que recogen botellas y otros plásticos hasta los que trabajan en las plantas de reciclaje pero usted solo se fija en que “son unos malvados solo piensan en llenar sus bolsillos” y le pregunto usted cuando se levanta ha trabajar lo hace porque quiere salvar el planeta?