Por qué el año electoral preocupa a quienes toman las decisiones económicas

Incertidumbre sobre el proceso y una visión conservadora de los negocios por la cercanía de los comicios alimentan el estancamiento de la confianza en la economía de los líderes de negocios.

La cercanía de las elecciones generales y la incertidumbre del proceso actual generan incertidumbre sobre los agentes económicos, según la encuesta del Banguat. (Foto Prensa Libre: Heroteca)
La cercanía de las elecciones generales y la incertidumbre del proceso actual generan incertidumbre sobre los agentes económicos, según la encuesta del Banguat. (Foto Prensa Libre: Heroteca)

El Índice de Confianza de la Actividad Económica que mide el Banco de Guatemala (Banguat) empezó el año con un retroceso, y el año electoral puede tener algo que ver. Dicho índice pasó de 49.22 puntos en diciembre de 2018 a 47.76 puntos en enero de 2019.

El indicador mide la confianza de los agentes económicos, empresarios y tomadores de decisiones, para hacer negocios en el país y mide el pulso de la percepción de la producción nacional.

Dentro de la encuesta que realiza el Banco de Guatemala se evidenció un clima de poco optimismo para invertir o ampliar operaciones para los próximos seis meses, período que coincide con las elecciones de este año.

Poco optimismo

Por ejemplo, a la pregunta: ¿cómo considera que evolucione el clima de los negocios para las actividades productivas del sector privado en los próximos seis meses en comparación con los últimos seis meses?, los resultados fueron:

  • El 58.8% consideró que el clima será igual
  • El 29.4% -la tercera parte- consideró que empeorará
  • Y solo el 11.8% consideró que mejorará

Además, el 76.5% de los encuestados no considera que la economía del país esté mejor que hace un año y solo el 37.5% del panel de analistas espera que la economía mejore durante los próximos seis meses.

Y a la pregunta: ¿Cómo considera que sea la actual coyuntura de las empresas en el país para efectuar inversiones?, los resultados fueron:

  • El 52.9% señaló que es un mal momento
  • El 41.2% no está seguro de su respuesta
  • Y solo el 5.9% considera que es un buen momento

“Es un año atípico”

Para Juan Pablo Carrasco, presidente de AmCham, “los resultados de enero son reflejo de la preocupación que existe por el año electoral, cuando es así, no necesariamente se debe observar una baja en el Índice de Confianza en la Actividad Económica, pero este es un año electoral atípico”

Su explicación es que se está estrenando una ley electoral que genera “dudas” de cómo se va a aplicar, interpretar y qué impacto tendrá en las elecciones de este año.

Añadió que “se tiene la percepción que podría haber conflictividad, varios candidatos que no podrán participar por razones legales y generar una percepción que las elecciones puedan tener un problema en el proceso electoral, y eso hace que haya dudas de cómo se desarrolle el año”.

Le puede interesar: Juan Carlos Tefel: “Las elecciones se deben hacer en las urnas y no en las cortes”

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industrias, opinó que “el resultado del índice no es necesariamente un tema de percepción actual, sino que viene acumulándose por los acontecimientos de los últimos meses, una cadena de situaciones que han desencadenado falta de certeza jurídica por decisiones de las cortes”.

Su visión es que “un año electoral por naturaleza genera incertidumbre, pero un año tan distinto como este, genera un nivel de incertidumbre”.

El número de candidatos también inquieta a los empresarios. “Hay preocupación por quién será el candidato electo y los agentes económicos les preocupa que pueda darse una elección que resulte algún candidato o candidata que pueda provocar daño a la economía a partir del 2020” resume Carrasco.

La incertidumbre sobre cuál será la ideología política del próximo presidente también incide negativamente en la confianza, dijo.

Zepeda respaldó que esa incertidumbre apunta tiene que ver con cómo se implementará el proceso electoral en temas de financiamiento de partidos políticos, gestión de medios, longitud de la campaña electoral, y “un ambiente de muchos procesos y acciones legales que pueden darse dentro del mismo proceso electoral”. Todo eso, indicó, genera incertidumbre.

Para Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara de Alimentos y Bebidas la baja en el índice de confianza se debió, en primer lugar, “al enfrentamiento institucional de diciembre e inicios de enero, a las especulaciones de golpe de estado y al rompimiento institucional, lo cual género incertidumbre”.

Añadió que las noticias de entes internacionales de que la economía mundial está en etapa de menor crecimiento y que los precios comodities crecerán lentamente también pudo influir en la percepción de enero. “Si este factor prevalece, el índice se mantendrá bajo”, dijo.

Otros indicadores

En la encuesta periódica, el panel de analistas señaló que aspectos que pueden afectar la inflación son:

  • El comportamiento de los precios de los combustibles
  • La trayectoria del precio internacional del petróleo
  • El tipo de cambio nominal
  • El desempeño de la política fiscal
  • Los precios de las materias primas,
  • La estacionalidad de los productos agrícolas
  • El desempeño de la política monetaria

El panel consideró además que el Producto Interno Bruto Real registrará un crecimiento de 3.0% en 2019 y de 3.2% en 2020. En comparación con la encuesta de diciembre, la previsión del panel para 2019 disminuyó en 0.1 puntos porcentuales (3.1% en la encuesta previa).

Contenido relacionado:

> Los dos factores que influyeron en la caída de ventas y la inversión en Guatemala 
> Confianza en la economía sigue estancada en el país
> Forbes: Guatemala es favorable para hacer negocios en 2019 

0