Visas agrícolas temporales: Por qué el Mintrab abre una bolsa de empleo si aún no hay plazas en EE. UU.

Guatemala aún no tiene clara cuál es la oferta laboral que dispone para atender el programa de trabajadores agrícolas temporales a Estados Unidos, ya que para determinarla requiere de una serie de esfuerzos que podrían ser “arriesgados”, porque no se conoce la demanda total de empleos, opinaron analistas.

Analistas recomendaron modular las expectativas sobre la generación de visas de trabajo agrícola temporal hacia Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Analistas recomendaron modular las expectativas sobre la generación de visas de trabajo agrícola temporal hacia Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Según el Acuerdo que firmó Guatemala y Estados Unidos a finales de julio pasado sobre un programa de trabajadores agrícolas temporales es el departamento de Movilidad Laboral del Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) el que deberá establecer los lineamientos para ejecutar el plan.

En el Artículo 2: Alcance de la colaboración de mencionado Acuerdo es ese departamento el que también deberá facilitar y supervisar el reclutamiento, conforme al derecho de los EE. UU. y Guatemala, de trabajadores del programa de visas H-2A. Además, de sus reclutadores de mano de obra extranjera inscritos.

En ese sentido, Jenifer Calderón Cintora, jefa del Departamento de Movilidad Laboral del Mintrab informó que elaboraron un formulario que ya fue enviado a las oficinas departamentales de la institución con el objetivo que los candidatos se acerquen a llenarlo y formen parte de la base de datos (bolsa de empleo) que se necesita para el momento en que entre en vigencia el acuerdo.

La funcionaria indicó que aproximadamente 100 personas diarias acuden al Mintrab para preguntar sobre el programa de visas temporales y afirmó que las atienden y apoyan para que completen el formulario.

“La necesidad de empleo es evidente y cada caso que recibimos es diferente. Sin embargo, existe demasiada confusión en la población porque piensan que el acuerdo ya está vigente, o que les darán la visa americana más fácilmente, y eso no es cierto. El procedimiento para solicitar la visa H-2A no ha cambiado”, expresó Calderón.

El formulario posee una marca de agua del Mintrab, además de otras medidas de seguridad, para evitar las falsificaciones, afirmaron las autoridades.

Además, enfatizaron que el procedimiento es gratuito y únicamente se puede acudir a las oficinas departamentales, por lo tanto, ninguna persona ajena a la institución está autorizada para llenarlo.

Otra observación relacionada con el formulario es que al final consignaron una cláusula en donde indica que el candidato entra a un proceso de selección, pero que el Mintrab no se compromete a otorgar una plaza laboral en Estados Unidos, “porque sería generar una falsa expectativa”, resaltó Calderón.

Proceso “arriesgado”

 

En opinión del analista económico Hugo Maúl del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien) la iniciativa del Mintrab en avanzar con el proceso es positiva, pero “arriesgada”, porque no tienen certeza de cuántas visas otorgarán o en dado caso cuántas plazas ofrecerán los empleadores estadounidenses.

Para evitar “frustraciones y falsas expectativas” entre la población es necesario que la institución encargada sea “prudente” en la forma en que manejará esta primera fase de preparación, porque las personas se entusiasman y creen que la posibilidad es real, señaló el profesional.

“Por ejemplo, en la bolsa de empleo pueden ingresar 50 mil personas, pero qué pasa si solo habrá 1 mil plazas disponibles, cuál será el procedimiento administrativo para descartar a los candidatos”, destacó el analista del Cien.

Maúl calificó que estas acciones son “una receta para provocar inconformidades o animadversión (sentimiento de oposición o antipatía)”, por lo tanto, recomendó “modular” las expectativas entre la población, en cuanto al número y la posibilidad de optar a la visa H-2A.

El economista agregó la importancia de definir las habilidades y conocimientos que posee el candidato o candidata para optar a un puesto de trabajo agrícola, desde que llena el formulario y no cuando ya está avanzado el proceso de selección.

Calderón comentó que el formulario es completo en cuanto a la información que solicitan, tanto para conocer los aspectos legales y socio económicos como las habilidades y competencias que posee la persona.

Poca experiencia

 

Luis Linares, analista laboral de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies) consideró que la falta de experiencia en el tema del proceso y trámite de visas temporales de trabajo es un punto en contra del Mintrab, porque el ente debería ser un mediador entre la oferta y la demanda. Es decir, hacerse cargo de todo el proceso de selección, reclutamiento y trámite de visas ante el consulado.

“El ministerio debe asumir su responsabilidad y fortalecer el Sistema Nacional de Empleo. Según registros en el 2017 vincularon a 10 mil personas y en el 2018 fueron menos de 4 mil. Bajó una tercera parte y el Mintrab también es responsable de contactar a la demanda para poder ofertar plazas”, dijo Linares.

Para Linares la función no debe limitarse únicamente a recopilar información, en cambio, debe llevar un control estricto y solicitar toda la información necesaria al candidato, porque se trata de facilitar el trámite a las personas que no tienen recursos para incurrir en gastos del proceso.

La jefa de Movilidad Laboral explicó que parte del procedimiento estará centralizada en la institución, por ejemplo, la recopilación de la base de datos (bolsa de empleo), las pruebas psicométricas, que están buscando apoyo con el Intecap, las evaluaciones físicas en las que podría apoyar la Escuela de Educación Física, quienes podrían certificar las pruebas.

Lo anterior con el objetivo de formar un expediente lo suficientemente “robusto” que respalde por qué se seleccionó a determinada persona.

Sin embargo, no descartan incluir a reclutadoras externas porque consideran que no cuentan con la capacidad para atender a tantas personas.

Por lo anterior, preparan el reglamento que regulará a las reclutadoras y poder llevar así un registro y semanalmente publicarán aquellas que estén autorizadas.

“La Procuraduría General de la Nación (PGN) se encuentra evaluando el reglamento y esperamos que en un mes aproximadamente pueda salir publicado por medio de Acuerdo Gubernativo”, explicó Calderón.

Segundo grupo viajará a Canadá

 

Calderón compartió que preparan a un grupo de 30 personas que viajarán a Canadá a trabajar de manera temporal en una granja ubicada en Quebec. El contrato es por 24 meses y en este grupo se seleccionaron a 22 hombres, 4 mujeres y dos parejas de esposos.

Este sería el segundo grupo, porque a principios del 2019 viajaron 13 agricultores que ya se encuentran trabajando en Columbia Británica en una granja de flores, chile pimiento y lechuga.

Esta experiencia les ayudó a determinar y seguir todo el procedimiento, desde el proceso de selección, preparación de pruebas, trámite de visas y capacitaciones para que el grupo lograra cumplir con todos los requisitos del empleador.

“El acompañamiento y asesoría es fundamental, estamos en constante comunicación con el grupo, atendiendo sus necesidades y dudas. En Septiembre viajará un grupo del Ministerio de Relaciones Exteriores quienes los visitarán porque ya llevan 5 meses trabajando en Canadá”, dijo la jefa de Movilidad del Mintrab.

Esta experiencia y procesos implementados podrían servir de base en el momento que entre en vigencia el acuerdo con Estados Unidos, enfatizó Calderón.

Contenido relacionado:

 

> Visas temporales para trabajo agrícola funciona desde 2017 en Guatemala

> Cómo aplicar a una visa H-2A para trabajo agrícola temporal en EE. UU.

> Este sería el plan para capacitar a guatemaltecos que soliciten visa para trabajo temporal en EE. UU.

1

Hernández Ana Hace 7 meses

Y para poder aplicar cual va hacer el proceso