Aumentan accidentes viales por ebriedad

Hasta 70 por ciento de las muertes en accidentes de tránsito durante el asueto de Semana Santa se deben a que los automovilistas conducen bajo efectos del alcohol, según cifras de los cuerpos de socorro.

Publicado el
Socorristas exhortan a pilotos no conducir bajo efectos del alcohol, debido a que la secuela alcanza a muchas víctimas inocentes.
Socorristas exhortan a pilotos no conducir bajo efectos del alcohol, debido a que la secuela alcanza a muchas víctimas inocentes.

“En la Semana Santa se consume más licor que en las fiestas de fin de año. Una de las principales causas de muerte es la exagerada ingesta de bebidas alcohólicas, porque muchos toman y luego se ponen tras un volante. Ponen en peligro no solo la vida de ellos, sino de terceras personas”, explicó William González, de los Bomberos Voluntarios.

Cecilio Chacaj, de los Bomberos Municipales Departamentales, coincide en que la constante de los incidentes es el alcohol, seguido de conducir a excesiva velocidad y también desconocimiento de las carreteras. Agregó que al menos 35 de cada 50 accidentes son originados por personas bajo efectos del alcohol.

“En esta época pasan a segundo plano la violencia y los incidentes armados. Siempre existen y se cubren, pero se atienden más y se pone mayor énfasis en los accidentes de tránsito, que se convierten en una de las principales causas de fallecimientos”, agregó Chacaj.

Pese a las múltiples campañas de prevención que se impulsan en estos días, el número de percances viales aún es elevado, según cifras de las autoridades.

“Los involucrados en incidentes por exceso de velocidad suelen ser jóvenes. Oscilan entre 18 y 32 años”, afirmó Mynor Ruano, de los Bomberos Municipales.

Según datos del Área de Accidentología de la Dirección General de Protección y Seguridad Vial (Provial), que cubre unos 130 kilómetros en las principales rutas, atendió 23 accidentes en el 2012, en los que hubo dos muertos.

“Le recordamos a las personas no mezclar el alcohol con la velocidad. Es muy importante recalcar que la persona que va a beber no maneje, y si lo va a hacer, que asigne a una persona responsable al volante. También es importante que revisen bien sus vehículos antes de viajar”, explicóÉrick de León, director de Provial.