Es “muy exagerado” decir que caravana podría ser de 30 mil, dice funcionario panameño

El paso de una caravana de migrantes que atraviesa territorio panameño llega, si mucho, a 700 personas, confirmó el Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá; que, hasta el momento, no cuenta con información de otro grupo numeroso que esté en formación, en todo caso, considera que no podrían ser muy numeroso.

Imagen del 2015, año en el que miles de cubanos y haitianos se movilizaron por Panamá con la intención de llegar a EE. UU. Puerto Obaldía es el primer poblado que se encuentra al cruzar Colombia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Imagen del 2015, año en el que miles de cubanos y haitianos se movilizaron por Panamá con la intención de llegar a EE. UU. Puerto Obaldía es el primer poblado que se encuentra al cruzar Colombia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El secretario de Inteligencia Estratégica de Guatemala (Mario Duarte) dijo el viernes de la semana pasada en una entrevista con Fox News, medio afín al presidente estadounidense Donald Trump, que se formaba una caravana en la frontera entre Colombia y Panamá que podría llegar a 30 mil migrantes.

No obstante, este lunes, el SNM descartó que tal cantidad de personas planeen cruzar territorio panameño.

“No, no, no, eso es totalmente exagerado”, afirmó un inspector del SNM contactado vía telefónica que habló con la condición de que no se publicara su nombre.

Añadió que el grupo que ya ingresó al país es de aproximadamente 700 personas y que ya es movilizado hacia un albergue temporal en la frontera con Costa Rica en vehículos propiedad del SNM.

Lea también: Las razones por las cuales pocos migrantes han decidido empadronarse en EE. UU.

Según la fuente, incluso, ya se conversó con autoridades colombianas para que, de alguna manera, se pueda evitar el flujo migratorio ilegal, que en el caso panameño tendría que ser solo entre la selva o por el mar.

Ya en los años 2014, 2015 y 2016, Panamá había servido como tránsito de la migración ilegal, cuando, según las cifras más conservadoras, se pudo haber movilizado a siete mil personas; es decir, la caravana que se formó recientemente no es la primera, aunque el flujo no es tan frecuente.

Una migrante es atendida por autoridades del Servicio Nacional de Migración de Panamá. (Foto: SNM)

Territorio inhóspito

El periodista Roberto López de Panamá América, consideró que el funcionario guatemalteco pudo haber confundido la cifra de una caravana con la totalidad de un año y expuso que el origen de la confusión puede estar en un discurso que el presidente Juan Carlos Varela pronunció en el 2016 respecto a la migración, cuando dijo que “cada año más de 30 mil migrantes cruzan nuestro país” con rumbo al norte.

En ese año y los dos anteriores Panamá había registrado grandes flujos migratorios principalmente de cubanos, quienes pretendían llegar a EE. UU. con el objetivo de aprovechar los últimos días de la ley estadounidense conocida como “pies secos, pies mojados” mediante al cual se permitía el ingreso de migrantes de Cuba solo si pisaban las costas del país norteamericano.

Lea también: Piedras Negras, la comunidad fronteriza mexicana que se ha convertido en un enorme albergue

Sin embargo, la migración ilegal bajó considerablemente en los años 2017 y 2018.

Pérez mostró escepticismo sobre la conformación de una multitudinaria caravana, sobre todo porque el área fronteriza entre Colombia y Panamá es muy inhóspita y está en medio de un “muro vegetal” de selva y montañas, por lo cual el tránsito a pies es tan arriesgado como difícil.

Además, advirtió que, en caso de llegar una cantidad masiva de migrantes a Puerto Obaldía, pueblo fronterizo a donde han llegado los migrantes de la reciente caravana, se produciría una crisis humanitaria puesto que ese poblado es muy pequeño y no podría atender a tantos extranjeros.

De hecho, dentro de sus particularidades está que es un corregimiento administrado por el gobierno central con una población menor a mil habitantes, el cual tiene dentro sus políticas el que recibe ayuda gubernamental a cambio de que sus pobladores no se dediquen a la crianza de cierto tipo de animales como cerdos o reses para evitar la propagación de la fiebre aftosa.

El periodista añadió que el gobierno de Panamá ordenó recientemente la construcción de un albergue para migrantes que tendrá un costo de US$8 millones, pero que está diseñado para atender a 400 personas, por lo cual, si se supiera que los flujos migratorios se incrementarán abruptamente, se habría pensado en un proyecto más grande.

Lea también: México concluye programa que permitió el ingreso de migrantes en caravana

Polémicas declaraciones

El titular de la SIE no suele figurar mucho en los medios de comunicación, pero las veces que lo ha hecho ha abierto polémica y contradice versiones oficiales.

En la entrevista que concedió al programa The Ingraham Angle, conducido por la presentadora, Laura Ingraham, afirmó que “la nueva caravana contendrá sobre todo africanos y planean tener hasta 30 mil” y que estas son “organizadas por socialistas que buscan socavar las democracias”; no obstante, la mayoría de migrantes provienen de Cuba.

También habló de los 100 terroristas del Estado Islámico que el presidente Jimmy Morales aseguró el año pasado, el Gobierno detuvo. El mandatario afirmó en esa ocasión que se trataba de personas “completamente ligadas a temas terroristas con Isis”.

Lea también: Madres separadas de sus hijos por Tolerancia Cero demandan al gobierno de EE. UU. y reclaman US$3 millones

Pero Duarte afirmó el viernes último que estas personas en realidad son “extranjeros de especial interés” con “posibles vínculos” con organizaciones terroristas.

El 31 de agosto del 2018, el día que el presidente Jimmy Morales anunció que no renovaría el mandato de la Cicig, el gobierno afirmó que los Jeeps J8 que EE. UU. donó al país habían rondado la sede de la misión de la ONU y de la embajada de ese país en Guatemala por operativos rutinarios.

Meses después en una entrevista radial, Duarte dijo que el uso de esos vehículos eran propiedad de Guatemala y que si había problema con la forma cómo los utilizaron se los podrían devolver e irlos a “dejar enfrente”.

 

Contenido relacionado

> San Simón, el santo popular guatemalteco que es venerado por los migrantes

> Las medidas antimigrantes (además del muro) que contempla el presupuesto de EE. UU. 

> Habla la guatemalteca que trabajó para Trump incluso siendo indocumentada

 

1

Javier Castejon Hace 4 meses

LO DE LOS 30,000 FUE INVENCION DEL NARCOPAYASO Y SU GOBIERNO PAGADO POR EL MISMO RONAL CHUMP, PARA ATEMORIZAR A LOS GRINGOS CON LA PATRANNA DE CONSTRUIR EL MURO.