Unos 37 mil empleados públicos “nunca aparecieron en su trabajo”, denuncia la UNE

Un gran número de empleados públicos no fue detectado en sus lugares de trabajo y despertó sospechas de plazas fantasma.

El censo de empleados públicos permitirá determinar la cantidad y calidad de los trabajadores del Estado, pero aún no entregan los resultados oficiales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El censo de empleados públicos permitirá determinar la cantidad y calidad de los trabajadores del Estado, pero aún no entregan los resultados oficiales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En datos filtrados del censo de empleados públicos (que aún no son oficiales los resultados), de manera preliminar se conoce que unos 37 mil trabajadores del Estados no aparecieron en sus lugares de trabajo, denunció la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Lo que podría suponer un número de “plazas fantasma” y que debe ser investigado por la Contraloría General de Cuentas y el Ministerio Público, advirtió el diputado de la UNE, Carlos Barreda.

Se presume que algunas plazas en seguridad y defensa no se les permitió hacer el censo por seguridad nacional, explicó el parlamentario.

Los directivos del Instituto Nacional de Estadística estaban citados en la bancada, pero en lugar de llegar fueron citados de urgencia para hablar de los resultados con el gabinete de gobierno del presidente Jimmy Morales.

Durante los tres años de gestión del presidente Jimmy Morales, en las instituciones del Estado se han generado 21 mil 733 nuevas plazas de trabajo, con lo que se incrementó en 6.7 por ciento la burocracia.

De las dependencias del Gobierno, es el Ministerio de Salud el que refleja mayor aumento de puestos de trabajo en tres años, con 15 mil 322, la mayoría de ellos generados en el 2017. Le siguen los ministerios de Gobernación, con cuatro mil 852; Defensa, con dos mil 142, y de Cultura y Deportes, con 179.

“No es una auditoría”

El ministro de Economía, Acisclo Valladares, afirmó que no se deben mezclar términos en un censo que tiene valor estadístico y no de auditoría forense.

El funcionario dijo que “el hecho de que alguien no sea censado no quiere decir que exista o que haya una plaza fantasma (…) por eso estamos en ese proceso de validación técnica, para determinar, justamente, algún margen de elemento no censado”.

El funcionario recordó que para el censo se tomó en cuenta a todos los trabajadores del Ejecutivo, no solo a quienes están en una plaza fija, “el acuerdo gubernativo del 2016 habla de plazas que no tienen la obligatoriedad de estar en un puesto fijo de trabajo”, explicó.

Valladares insistió en que se está en una etapa “muy preliminar para hablar de esas cifras y sobre todo con ese término” y afirmó que, de encontrarse alguna irregularidad en los resultados oficiales, se hará una notificación a las instancias correspondientes, como la Contraloría.

Prensa Libre hizo la consulta sobre la información al Instituto Nacional de Estadística y el equipo de comunicación del Censo afirmó que respondería al tener una respuesta; sin embargo, al cierre de esta nota eso no había ocurrido.

Contenido relacionado:

> Censistas denuncian al partido UNE por intromisión del proceso en Carchá

> Guatemala reprueba en gestión de estadísticas nacionales, según el BID

> Censo de recurso humano costará Q44.8 millones