Jefe de la Patrulla Fronteriza habla de migración con funcionarios de la Cancillería

Guatemala fue el primer país que visitó el comisionado de la Patrulla de Control Fronterizo (CBP en inglés), Kevin K. McAleenan, en una gira de trabajo de seis días que lo llevará, además, por El Salvador y Honduras, donde busca respuestas al fenómeno migratorio y la relación que existe entre este con la violencia y la pobreza.

El jefe de la Patrulla Fronteriza, Kevin McAleenan, saluda al vicecanciller Pablo García Sáenz. (Foto: Minex)
El jefe de la Patrulla Fronteriza, Kevin McAleenan, saluda al vicecanciller Pablo García Sáenz. (Foto: Minex)

El funcionario estadounidense se reunió con el vicencanciller Pablo García Sáenz, quien tiene a su cargo los asuntos migratorios del Ministerio de Relaciones Exteriores.  A la reunión no tuvieron acceso a los medios.


La cancillería informó por medio de un comunicado que en la reunión se abordaron aspectos de interés bilateral así como el seguimiento a las acciones que se derivaron de la visita del vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, en junio pasado, y de la reunión que sostuvieron los cancilleres de los países del Triángulo Norte de Centroamérica y México con la secretaria de Seguridad Nacional de aquel país, Kirstjen Nielsen.

Según el comunicado, McAleenan manifestó su interés de mantener coordinación con Guatemala y mantener la comunicación y cooperación entre las autoridades estadounidenses y los 19 consulados guatemaltecos en esa nación.

La visita de McAleenan a los tres países centroamericanos se da después de que las autoridades estadounidenses consideraran desconcertante las cifras de familias y menores no acompañados que han sido detenidos en el presente año fiscal en la frontera sur, ya que mientras que desde El Salvador han disminuido, desde Guatemala crecen de forma alarmante al punto de que las cuadriplicaba.

Lea también: Agricultores del Corredor Seco piden auxilio por sequía

El Washington Post publicó el sábado pasado declaraciones de McAleenan para quien, al menos en el caso de Guatemala, las constantes sequías y el hambre es la principal causa de la migración ilegal, ya que la violencia parece haber disminuido al extremo de que el año pasado fue el que menos homicidios per cápita se registraron desde el año 2000.

Debe atenderse problemática

La ex viceministra de Relaciones Exteriores Anamaría Diéguez coincidió en que el problema económico es la principal causa de la migración a EE. UU.

Según Diéguez esto se explica porque la mayoría de migrantes son originarios del altiplano guatemalteco donde hay menores índices de violencia. Añadió que un estudio de la Universidad Rafael Landívar comprueba que la falta de oportunidades es la motivación principal para migrar.

Consideró que la canícula prolongada que causó pérdidas de granos básicos en casi 300 mil familias podría incrementar la migración el próximo año. “La migración por el cambio climático es una realidad y EE. UU. está sintiendo ya los efectos del mismo”, precisó.

La exfuncionaria añadió que la única forma de frenar la migración ilegal hacia aquel país es fomentar el desarrollo en las áreas más pobres de occidente guatemalteco.

“Es un reto muy grande, tendría que convertirse en una prioridad de Estado a manera de darle impulso durante varios gobiernos, porque si no creamos fuentes de trabajo en el occidente este fenómeno será imparable y además, la capacidad del Estado de dar oportunidades a los retornados son muy pocas”, subrayó.

También por violencia

Guillermo Castillo, líder migrante que radica en EE. UU., afirmó que muchos guatemaltecos también huyen de la violencia, y consideró que las declaraciones de McAleenan pueden ser parte de una estrategia para plasmar en la opinión pública de que los guatemaltecos migran solo por la pobreza ya que esto no es una causa para otorgar protección o asilo, según la legislación estadounidense.

“Tratan de orientar de que la migración se origina por falta de oportunidades, de empleo, o por cuestiones de alimentación que no califican para asilo, y a la hora de decir eso en una corte de Inmigración no se los darán”, expuso Castillo, que preside la organización Cooperación Migrante que conoce y apoya a indocumentados que solicitan asilo.

Expuso que muchos migrantes huyen por conflictos sociales, abusos y del crimen, pero que al llegar a EE. UU. dicen que se fueron por pobreza porque les da miedo hablar de sus verdaderas razones de la migración, “y es hasta que uno se gana su confianza cuando cuentan la verdad”.

Durante su gira por Centroamérica, McAleenan sostendrá encuentros con empresarios, funcionarios, diplomáticos y líderes indígenas para recopilar información y reenfocar el análisis de los factores que empujan la migración, aunque de antemano considera que es importante apoyar la prosperidad y el desarrollo de la región.

Estadísticas de la CBP indican que 42 mil 757 familias y 20 mil 701 menores guatemaltecos fueron detenidos de octubre del 2017 a agosto pasado; mientras que de El Salvador los números son de 11 mil 525 familias y cuatro mil 371 infantes.

Cada año miles de guatemaltecos son deportados desde EE. UU. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Lea también: El 60% de los menores deportados son de tres departamentos

Guatemala está a la cabeza de los países de la región de donde más se ha capturado a indocumentados.

Perfil 

McAleenan fue confirmado al frente de la CBP por el Senado en marzo pasado, aunque estaba en el puesto de manera interina desde enero del 2017.

Previamente se había desempeñado como comisionado adjunto de la CBP desde el 2 de noviembre de 2014 hasta su nombramiento como comisionado interino. También había fungido como asistente interino de la Oficina de Operaciones de Campo de la misma institución.

El Senado aprobó el nombramiento de McAleenan por 77 votos a favor y 19 en contra. Según el sitio noticioso Homeland Security Today, los senadores que se oponían a que él estuviera al frente del cargo indicaron que junto con el presidente Donald Trump ha priorizado la construcción de un muro fronterizo con México.

Contenido relacionado

> Jimmy Morales se reúne con Nikki Haley, embajadora de EE. UU. ante la ONU
> Engañan a campesinos para manifestar en contra de Cicig
> Ministro de Educación: Protesta de estudiantes a favor de Cicig no era en el momento adecuado