Neto Bran y Tres Kiebres: Influencers en el ring del populismo

Los bulevares de Mixco están como de costumbre, atestados de carros y motos, pero desde hace tres meses el paisaje se ha cargado más con la publicidad de la “pelea del año” entre el alcalde local, Ernest Steve Bran Montenegro, “Neto Bran” y Esduin Jerson Javier Javier, Tres Kiebres.

Archivado en:

IpalaMixcoNeto Bran
Los alcaldes Neto Bran, de Mixco, y Esduin Javier, de Ipala, durante una actividad donde promocionaron la pelea del 24 de enero. (Foto: Facebook)
Los alcaldes Neto Bran, de Mixco, y Esduin Javier, de Ipala, durante una actividad donde promocionaron la pelea del 24 de enero. (Foto: Facebook)

La cita pugilista es el 24 de enero de 2020 a las 20:00 horas en el Coliseo de Ipala. Mientras las personas esperan avanzar en esa estampida de automotores, no pueden dejar de ver la pantalla electrónica pasacalle que anuncia una y otra vez la pelea de boxeo entre los alcaldes de Ipala, Chiquimula y de Mixco, Guatemala. El costo es de Q150, que según los funcionarios, servirá para “una obra de caridad en Ipala y una obra de infraestructura en Mixco”.

En un extremo de los anuncios aparece Bran Montenegro con sus guantes de box grises, bien maquillado, con mirada serena, y en el otro, Javier Javier, con guantes blancos y el ceño fruncido. Los ediles de Mixco e Ipala, dos poblados que están a 178 kilómetros de distancia entre sí, lucen preparados para una actividad que ha acaparado la atención mediática.

Una gran mayoría la critica, pero otra la avala y la promueve. Los ediles aseguran que es por una causa benéfica e insisten en que no han usado fondos municipales para prepararla. En el portal Guatecompras no aparece ningún evento al respecto, pero eso sí, aparecen otros que comprueban que los dos municipios tienen necesidades sentidas como el agua potable, drenajes y alcantarillados, pavimentación de calles y avenidas, entre otros más.

Bran Montenegro representa a Mixco, ese poblado de 503 mil 504 personas, según el Censo 2018 y que en 2020 recibió un aporte constitucional de Q388 millones 325 mil 85.56, según cifras de la página electrónica de la Dirección de Asistencia a la Administración Financiera Municipal (Daafim) del Ministerio de Finanzas (Minfin). Los principales problemas de Mixco son el agua potable, la inseguridad, la falta de infraestructura vial y el alumbrado público, entre muchos otros, según ciudadanos consultados.

Javier Javier representa a Ipala, un municipio de 22 mil 413 habitantes, y que para este año recibirá Q6 millones 529 mil 600, del aporte constitucional, según la página de Daafim.

Mixco es de los tres municipios más violentos del país, según la organización civil Diálogos y el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM). Tres de las colonias más violentas están en este municipio. Mientras que Ipala, es de los cinco con más casos de desnutrición crónica en Chiquimula, según organismos nacionales e internacionales.

Ambos alcaldes fueron reelectos en 2019. En 2015 llegaron al poder local por circunstancias diferentes. Bran quiso ser alcalde en 2011 por el Partido de Avanzada Nacional y quedó en cuarto lugar. Javier Javier fue contratista del Estado hasta 2014 y en su primera participación en 2015, arrasó en la elección que se vio manchada por la violencia política. Bran finalmente llegó a la alcaldía por el Movimiento Reformador en 2015 y se reeligió en 2019 por el partido Todos. Javier Javier ha ganado sus dos elecciones con el Movimiento Ipalteco Libre y Pensamiento (Milpa).

Entre junio y septiembre 2019, la comuna de Mixco pagó Q1.2 millones para la compra de agua. (Foto: Facebook)

Neto Bran se ha vestido de todo, de Iron Man, de robot, de cucurucho, de romano, y un sinfín de personajes. Todas estas facetas las ha publicado en redes sociales. Javier Javier, en cambio, ha aparecido en vídeos en Facebook cuando defeca al aire libre, dramatiza que viajó 50 años al futuro y la icónica laguna de Ipala había desaparecido por la falta de conciencia ambiental o cuando le hace un baile erótico a una mujer en una salón comunal de aquel municipio.

Los dos usan Facebook y Twitter. Los dos se han mostrado armados, con sombrero, con camisas abiertas en el pecho. Los dos, en las últimas semanas, han hecho más apariciones para anunciar la pelea de boxeo.

El salario de Bran es de Q29 mil 500 más las dietas de Q3 mil por sesión (un promedio de 18 al mes: Q54 mil). Es de los tres alcaldes que mejor gana en el país, los otros dos son el de Villa Nueva y la capital. El edil de Ipala, según la página de la comuna, recibe Q15 mil 400 en dietas y Q25 mil de salario base. En total (menos descuentos de ley) Q53 mil 751.33.

Ambos han logrado, por medio de esas acciones, alejar la fiscalización social de sus municipios. Los dos concejos, lejos de evidenciar el manejo de los fondos, guardan silencio por ahora. Por ejemplo, según un exempleado de Mixco, que demandó al alcalde porque lo despidió sin causa justificada, Bran le aumento el valor a las dietas para alcanzar acuerdos con su concejo.

“Hoy ganan Q54 mil al mes. Quizás por eso no hay oposición, quizás por eso guardan silencio. Por eso es que se habla poco de los problemas del agua potable, de un transporte digno, de alumbrado público eficiente y de la seguridad, que aunque no es tarea total de la comuna, debería liderar una cruzada para resolverlo”, afirma el trabajador, que omite su nombre porque tiene una causa abierta contra Bran.

En Ipala, los concejales ganan Q15 mil 400 por asistir a las sesiones. En aquel municipio el silencio va acompañado del temor a lo que pueda ocurrir si se critica las decisiones municipales. Enfocados totalmente el pavimentar calles y construir drenajes.

Influencers de la política

 

La politóloga, Marielos Chang, explica que ambos sujetos se han dedicado a hacer “una política más pop, más sensacionalista”. Según la experta Bran y Javier Javier construyen su caudal a partir de su propia figura, pero no ofrecen nada institucional, no hay ninguna oferta electoral de políticas públicas. “Se han enfrascado en el entretenimiento más que en la política y eso no le hace bien al país”, argumenta.

Chang considera que en lugar de construir una institución o la reputación de la municipalidad, construyen su propia reputación, de lo que generan con su figura, con la estructura de las municipalidades. “Se han convertido en influencers de la política, repiten patrones en donde importa más la canción, o la imagen, que la propuesta seria”, explica.

Todo esto, expresa Chang, disminuye el debate y no obliga a los funcionarios a rendir cuentas.

“Básicamente, en el caso del alcalde de Ipala, que lo vinculan con el crimen organizado, es un problema, porque enaltecer este tipo de figuras es enaltecer el crimen”, dice.

Para la politóloga es urgente que se fiscalicen los fondos de ambas municipalidades. “Acá debe intervenir el ministerio de Finanzas, la Contraloría General de Cuentas, la sociedad, es necesario y urgente”, expresó.

“Con el perdón de ustedes, pero los medios de comunicación también tienen culpa porque se han convertido en cajas de resonancia de este tipo de políticos. Le han dado más importancia a la pelea que a saber si es legal recaudar fondos y saber de qué forma se los repartirán. ¿Es legal esta pelea? Es a partir de esa cobertura que ellos se alimentan y siguen haciendo sus videos”, criticó.

el alcalde Mixco, Neto Bran, en una fotografía que subió a su perfil de Facebook, presumía tener suficiente dinero para comprar agua y darla en camiones cisterna a los vecinos. Se calcula que más del 50% de la población no cuenta con servicio de agua entubada. (Foto: Facebook)

Denuncias y vínculos

 

En 2018 Bran salió librado de una denuncia de la Contraloría General de Cuentas por haber malversado Q34.6 millones de un préstamo que hicieron en un banco del sistema (Banrural) y el Instituto de Fomento Municipal (Infom) para hacer tres obras: Asfaltar calles en zonas 4 y 11; y un alcantarillado en la aldea Sacoj Grande. No ejecutaron ninguna y el dinero lo usaron para pagar salarios, dietas del concejo, aguinaldos, horas extra y pagarle a jubilados. Aquella vez fueron denunciados cinco jefes, menos Bran y el concejo.

Desde diciembre unos 2 mil 600 empleados han sido despedidos, entre ellos agentes de la Policía Municipal de Tránsito de Mixco que esperan que les paguen. La planilla la administración de Bran creció de mil 500 personas a 4 mil 150.

En contraste con esto, el alcalde de Mixco publica fotografías y hace alarde de tener dinero “propio” para comprar agua y enviársela a la población que lo necesita. Según las cifras oficiales de esa Municipalidad solo el 48 por ciento de los habitantes recibe agua en la tubería de su casa. El resto, debe recurrir a empresas privadas y comités de agua para dotarse.

Esto lo confirma Guatecompras, porque una gran mayoría de concursos es para comprar agua en bloque, clorada o tratada para el consumo humano. Por ejemplo, entre junio y septiembre de 2019, le pagaron Q1 millón 262 mil 931.57 a la empresa Aquinosa, cuyo representante legal es Johny Byron Aquino Ruiz. Otra empresa, Servicios de agua Gaby, del representante Carlos Humberto Morales Aroche, a la que le pagó Mixco por abastecerse de agua es Q482 mil 292 entre marzo y septiembre del año pasado. En ambos casos, las compras no rebasan los Q90 mil cada mes.

Mientras que el edil de Ipala en las elecciones de 2015, fue señalado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad como el caso paradigmático de la participación política de “personajes vinculados con el crimen organizado”. Aquella vez, Iván Velásquez dijo: “Hay participación directa de integrantes de grupos criminales como candidatos a cargos de elección, un caso paradigmático es el que se presenta con Esduin Jerson Javier Javier, conocido como ‘Tres Kiebres”.

En 2014 la Fiscalía contra la Narcoactividad del Ministerio Público lo vinculó con la estructura de Juancho León, quien se había quedado con el negocio de la droga de Byron Berganza, originario de Ipala, y que fue aprehendido en El Salvador en 2003 y condenado en 2008 en los Estados Unidos a 22 años de prisión por narcotráfico.

Ese año fue asesinado León. El crimen se lo atribuyeron a Los Zetas. Fue entonces el turno de Merlin Giovanni España para asumir el liderazgo. De acuerdo con una entrevista del periodista Steven Dudley, del sitio especializado en temas de narcotráfico, Insight Crime, uno de los principales socios de Javier Javier fue España.

“Era una conexión lógica. Constructora y Maquinaria España y sus otras empresas tenían contratos para obras, mantenimiento y servicios con gobiernos municipales de la región, especialmente en Chiquimula y Javier proporcionaba equipos y servicios para esas empresas”.

“Él no tenía maquinaria pesada”, le dijo Javier a Dudley cuando le preguntó por su relación con España. “Él venía y me decía: mirá, alquílame tantas horas la excavadora, tantas horas el tractor y para mí eso era bueno. Y decía: ‘Va, ¿en qué proyecto?’ ‘En tal proyecto.’ Ok. Nos íbamos, le presentaba las máquinas, se terminaba el proyecto, me pagaba mi proyecto”, se lee en la publicación.

El señalamiento ha sido que es narcotraficante, pero él, en su defensa, le dijo a Insight Crime: “Lo que pasa es que yo no entiendo eso. Para mí, narco, es una palabra bien dura. Aquí usted tiene plata y ya es narco”, argumenta. A España lo asesinaron el 25 de junio de 2010.

Desde ese año el alcalde de Ipala ha salvado su vida en tres oportunidades tras ataques armados. El primero lo vincularon con el exdiputado y excacique de Chiquimula, Baudilio Hichos, un segundo con Los Zetas y el tercero fue en marzo del año pasado, en donde aprehendieron a su presunto verdugo.

En el caso de las compras que hace Javier Javier, según Guatecompras, se enfocan en combustible, materiales de construcción, mantenimientos de caminos de terracería del área rural y algunos pavimentos en el casco urbano.

En otra cosa que coinciden los alcaldes es en que recurren a concursos reestringidos, es decir, tienen proveedores a los que siempre contratan para hacer obra gris o de otro tipo, en el municipio.

Showman

 

Para Oswaldo Samayoa, analista independiente, esto no es hacer política. “Hacer política es gestionar la búsqueda de un equilibrio para atender las necesidades de las personas. Esto es un circo que distrae la atención de la población en los problemas reales, pone en serias dudas las verdaderas razones por las que fueron electos”, expresó.

Samayoa considera que ellos deben dar explicaciones respecto al financiamiento de esa pelea de boxeo, las horas que han usado para entrenar, el presupuesto que han usado. “Ellos fueron electos por la población mediante un proceso democrático, pero esto hace verlos como autoritarios, que no les importan los electores sino solo sus egos”, argumentó.

Para el experto con esta actividad están tratando de consolidar su imagen de la forma más mediocre, porque reproducen un sistema de violencia para a atraer más electores.

El alcalde de Ipala, Chiquimula, Esduin Javier Javier, gusta de publicar en su muro de Facebook, fotografías donde se ve armado. (Foto: Facebook)

 

“La Contraloría General de Cuentas debería de tener ya un análisis de esto. Los concejos debieron haberlos suspendido mientras hacían esta actividad. El Ministerio Público debería de abrir una investigación para saber si no han usado recursos municipales”, puntualiza Samayoa.

El futbol, el futbol…

 

En el ámbito futbolístico Bran Montenegro y Javier Javier han sido protagonistas también. Mixco ascendió a la Liga Nacional y desde entonces, el alcalde se ha ocupado de viajar a casi todos los lugares a donde va el equipo. De hecho, en cada lugar a donde va aprovecha para visitar las plazas centrales y fotografiarse con las personas. Los analistas consultados coinciden en que Bran también usa al equipo como plataforma para hacer su imagen. “Nunca ha escondido su interés en llegar a la presidencia, y aprovecha ese recurso para hacerse imagen”, señalan.

Pero no todo ha sido bueno para Bran en el fútbol porque ha tenido problemas con los jugadores. Tres lo demandaron por incumplimiento de contrato y le ganaron la partida al edil.

Tuvo que pagar, obligado por órganos judiciales. Una fuente vinculada al Deportivo Mixco confió que en el último problema que tuvieron con el alcalde, al no presentarse a entrenar por falta de pago, fue el jugador Jean Márquez, una de las estrellas del equipo, y quien gana Q50 mil, según un listado que se hizo público, le evitó que más jugadores demandaran a finales de 2019.

Aquella vez Bran despotricó en las redes sociales y calificó a los jugadores de malagradecidos, peor todo volvió a la calma. La última publicación respecto del equipo es que jugarán, ahora, por las noches, a las 19:00 horas y para ello invirtió en la iluminación del estadio Santo Domingo de Guzmán. El juego de este fin de semana recién pasado fue suspendido por el estado de Prevención que impuso el gobierno de Alejandro Giammattei en Mixco y San Juan Sacatepéquez.

Ipala tiene equipo de fútbol en tercera división. El alcalde Javier Javier lo apoya, y desde entonces varios equipos han denunciado intimidaciones cuando juegan en aquella localidad.

El último caso fue el de Coatepecano IB, que cuando correspondía jugar el partido de vuelta en los cuartos de final de esa liga, no pudieron llegar al estadio porque, ese domingo, una protesta en el ingreso al municipio chiquimulteco impidió que los quetzaltecos llegaran a cumplir con el compromiso. El órgano disciplinario había decidido en un principio que Ipala ganara esa fase por la incomparecencia y avanzara a las semifinales, no obstante, una apelación del equipo occidental, hizo que la Federación Nacional de Futbol interviniera y obligara a jugar el partido en una cancha neutral. Al final, Ipala avanzó.

Amistad o reto

 

Todo comenzó a tomar forma desde aquel pulso en la elección de junta directiva de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam) en enero de 2018 en la que se reeligió al exedil de Villa Nueva, Edwin Escobar.

Aquel día todo terminó en empate. Bran, con playera negra con el logo bordado de la comuna mixqueña en el brazo derecho, el pecho descubierto y su sombrero blanco, se abrazaba con el alcalde Javier Javier, que vestía un jean celeste, una camisa vaquera que también llevaba abierta en el pecho. Ambos habían hecho el pulso en una mesa de aquel hotel, pero nadie ganó, sólo se forjó una amistad que hasta ahora los ha llevado a decirse de cosas en las redes sociales y prepararse para su pelea.

Ese día le sonreían a los fotógrafos. Ellos no eran los protagonistas en aquella elección, pero sí “robaron cámara” y desde entonces, en las redes sociales, principalmente Facebook han entablado una relación para posicionarse, según los analistas consultados, como los “influencers del ring del populismo en Guatemala”.

Desde aquel día hablaron de “somatarse la trompa”, pero fue a finales del año pasado que todo se concretó. Pusieron fecha y lugar: Coliseo de Ipala, Chiquimula, el ingreso Q150. Lo que recauden servirá para construir, según los funcionarios, un asilo en Ipala y un arco en Mixco. El encuentro será televisado en uno de los canales nacionales.

De acuerdo con información que proporcionó el alcalde a medios chiquimultecos, el albergue para adultos mayores lo construirá en un terreno que él compró, que está a orilla de la carretera y en el que había funcionado hace años una “barra show”. Mientras que el edil mixqueño dice que usará los fondos para la construcción del “Arco de Morenos”.

Se consultó a la Contraloría General de Cuentas sobre esta pelea, y si harían alguna auditoría al respecto, no solo por los fondos recaudados, sino por el tiempo que usan los jefes ediles, pero no respondieron al requerimiento.

Problemas nacionales

El politólogo, Secil Oswaldo de León, afirma que este tipo de situaciones solo confirma el dicho de que “cada pueblo tiene el gobernante que se merece”.

“El gran problema es que cualquier ocurrencia de los alcaldes la aplauden. El gran problema es que el ideal de servidor público lo han transformado en un monigote. La institucionalidad se transforma en los ideales del político de turno”, refiere.

Con esta pelea, con las acciones de ambos ediles, el beneficio no es para la ciudadanía, ni para el municipio, sino para ellos mismos. “En el caso de Mixco, que se sabe que deben hasta dos meses de salarios y hay un déficit, esta pelea es una ofensa, porque lo recaudado será para algo que no beneficia al municipio”, revela de León.

Lo preocupante, dice el politólogo, es que esta gente, con problemas emocionales, tiene grandes dificultades para administrar su municipio. “La población debe exigir que se dejen de tanta payasada y hagan su trabajo. No deben ser el bufón de nadie. No puede ser que después de Jimmy -Morales, expresidente- cualquiera haga lo mismo”, argumenta.

Acá hay tarea para muchas instituciones, dice de León. Agrega que se debe empezar con las auditorías del gasto público, revisar los horarios de trabajo del alcalde, de chequear qué pasa con esa pelea.

“Más que boxeo es lucha libre porque es una gran mentira. La Contraloría debe hacer su trabajo al igual que el Ministerio de Gobernación para comprobar la legalidad de una actividad privada con funcionarios electos democráticamente. Neto Bran es un fenómeno al que se le ha permitido ir creciendo con este tipo de espectáculos, y no se puede repetir la historia de un cómico nunca más”, expresó.

Promesas y pendientes

Neto Bran en su toma de posesión del 15 de enero del 2020 aseguró que trabajará para mejorar el transporte público, apoyará el AeroMetro de la comuna capitalina. Además, dijo que hará tres viaductos en puntos importantes para descongestionar el tránsito del municipio (Dos en la ruta Interamericana y uno en la calzada San Juan).

Para mayo próximo instalará 600 cámaras de video vigilancia en la colonia El Milagro, una de las tres más violentos de Mixco, de 1 mil 500 que colocarán en el municipio. Con eso, dice, pretenden apoyar la seguridad en el municipio. Asegura que trabajará por perforar pozos y edificar drenajes y alcantarillas en lugares que lo requieren desde hace años.

Javier Javier, por su parte, durante su discurso de toma de posesión del 15 de enero de 2020, dijo que había más de 20 comunidades que no tenían agua potable cuando asumió el poder y aseveró que seguirán revisando que otros caseríos lo necesitan para dotar de agua a las comunidades.
La actividad fue transmitida por el cable Ipala Visión, cuya representación legal en Guatecompras está a nombre de su esposa, Dinora Amarilis Sagastume Portillo de Javier al igual que la constructora Dinamar.

Según él, de 11 kilómetros de calles con pavimento aumentaron a 50. Y seguirán pavimentando otras arterias. Aunque habló poco de las obras que hará en los próximos cuatro años, aseveró que de 2016 a 2020 habían logrado pagar un préstamo para la construcción del edificio municipal por Q1 millón 468 mil 327.86. Además, amortizó Q5 millones 311 mil 133.22 de Q10 millones 993 mil 133.22 por un acueducto y planta de tratamiento. Al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social le debían en 2017, Q629 mil, Q324 mil 815.81.

Según el alcalde le donó en los primeros cuatro años, mediante un convenio entre el alcalde, el vicealcalde y la Municipalidad, todo el sistema de maquinaria suyo a la comuna con el compromiso de que debían dotar de lubricantes, combustibles y operadores. “Es así que llegamos a cubrir todas las comunidades, nos ahorramos la maquinaria pesada”, dijo en su toma de posesión.

Contenido relacionado

Así justifica Neto Bran el despido de 600 empleados en la comuna de Mixco

Pelea de Neto Bran y “Tres Kiebres” se lleva toda la atención: ¿Y los servicios municipales?

Delincuentes profanan tumba de anciano que murió en el 2011 en Olintepeque