Pobladores de zona de adyacencia votan confiados en resolución de conflicto limítrofe

Pese a la poca afluencia de votantes en las áreas urbanas de los municipios de Petén, en los centros de votación de las áreas rurales cercanas a la zona de adyacencia con Belice, la presencia de votantes es mayor.

Publicado el

La jornada transcurrió con normalidad este domingo. Las mesas abrieron a las 7 horas y cerraron a las 18, como estaba planificado. Los votantes acudieron con la esperanza de que el viejo conflicto pueda resolverse. 

” href=”https://www.prensalibre.com/ciudades/guatemala/en-plena-consulta-popular-muchos-guatemaltecos-le-dicen-si-al-paseo-diferendo-belice” thumbnail_id=”442485″ /]
Desde muy temprano, en la aldea Joventé, San Luis, Petén, decenas de personas esperaban por ingresar a la escuela donde instalaron la sede para emitir su voto.

En ese centro de votación se concentra la población que vive en las aldeas de la zona de adyacencia de San Luis.

La mayoría de pobladores ha conocido, escuchado o vivido el arresto o muerte de una persona en el territorio en disputa.

El denominador común de los votantes de Joventé es la esperanza de que se resuelva el conflicto, se definan las fronteras y, si hay posibilidad, Guatemala recupere territorio.

En Directo | Guatemala va a las urnas en consulta popular por diferendo con Belice

La población es mayoritariamente indígena, son pocos los que hablan español y mucho nunca han salido a las áreas urbanas.

Esta vez les fue facilitado el transporte por el alcalde de San Luis, por lo que camiones y picops llenos de personas circulaban por las angostas calles de terracería.

  • FOTOS | Así transcurrió la jornada de votación en la zona de adyacencia

En la Aldea Jovente de San Luis, Petén, parte de la zona de adyacencia con Belice, la convocatoria de la Consulta Popular tuvo buena respuesta por la mañana.
En la Aldea Jovente de San Luis, Petén, parte de la zona de adyacencia con Belice, la convocatoria de la Consulta Popular tuvo buena respuesta por la mañana.
Por ser zonas cercanas a la frontera el Ejército de Guatemala patrulla por el sector.
Por ser zonas cercanas a la frontera el Ejército de Guatemala patrulla por el sector.
Varias personas fueron llevadas a los centros de votación en transporte pesado.
Varias personas fueron llevadas a los centros de votación en transporte pesado.
Personas de comunidades lejanas caminaron para poder votar.
Personas de comunidades lejanas caminaron para poder votar.
Elementos de la Policía Nacional Civil brindaron seguridad durante la jornada cívica.
Elementos de la Policía Nacional Civil brindaron seguridad durante la jornada cívica.

José Tut Cac llegó con su mochila en la espalda, listo para votar y después ir a trabajar la tierra. Él vive en una aldea en la línea de adyacencia, pero “nunca ha cruzado”, afirma.

Nació y creció en ese lugar, es todo lo que conoce. Recuerda que hace cinco años su sobrino Santiago Cucul fue detenido por las Fuerzas de Defensa de Belice (FDB), es todo lo que sabe, desde entonces desconoce qué pasó.

“Esperamos que Guatemala gane. Primero Dios”, dice muy convencido y muestra su dedo marcado por la tinta indeleble que usa el Tribunal Supremo Electoral como constancia del sufragio.

Masiva afluencia

En la escuela de Joventé la aglomeración de votantes fue masiva, hombres y mujeres acompañados de niños. Además de custodia de la Policía y el Ejército de Guatemala que tiene una base de operaciones en el sector.

Juan Francisco Vega vive en la aldea Santa Cruz, frente a un destacamento militar de las FDB. “Desde que tiempos hay problema, son ellos, no nosotros”, dice el petenero.

Con su sombrero firme y sus botas café, Vega explica que el problema no son las personas de Belice, quienes cada fin de semana llegan a Santa Cruz a gastar miles de dólares en ropa, comida, licor y abarrotes. “El problema son los soldados”, manifiesta.

El votante dice que a los guatemaltecos los han matado en la zona de adyacencia, gente que trabajaba en cultivos.
“Nosotros tenemos derechos allá”, afirma el guatemalteco.

Para leer más: Poca afluencia de ciudadanos marca la consulta popular sobre Belice

Por su parte, Juan Galdámez, residente de Joventé, tuvo que enfrentar la dificultad que le representa tener el fémur roto para ir a votar.

Con sus muletas subió una colina hasta llegar al centro de votación acompañado de su hija más pequeña. “Esperamos lo que Dios diga”, responde al preguntarle sobre qué espera con la consulta Popular.

Para Aníbal Salguero es una “obligación ciudadana” votar. Él poblador afirma que es necesaria una frontera con Belice para detener el conflicto.

Mujeres participan en Consulta Popular en la aldea Joventé, San Luis, Petén. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila).

La primera en llegar

En Poptún, la primera en votar fue doña Dominga Cajbón, de 77 años. A las 6.30 horas se presentó a la Escuela Oficial Urbana Mixta El Reformador. Luego de una espera entró al salón y tomó su decisión por el diferendo.

En la fila le seguía Vicente Díaz, 70. Salió de su casa a las 6 horas, pagó pasaje y no desayunó. “Es mi obligación. Cuando hay votos para alcalde si dan carros, pero hoy no”, dijo don Vicente.

Contenido relacionado

> consulta popular estará marcada por lluvia generada por ingreso de frente frío

>A sus 90 años, Magdaleno Chún es ejemplo de civismo y vota en la consulta popular

>Viajan 200 km diarios para estudiar en Belice con el fin de aprender inglés