Trump centra en el muro su primera visita a California 

Donald Trump realiza mañana su primer viaje como presidente a California, centrado en una visita a la zona fronteriza con México para ver los ocho prototipos del muro que quiere levantar en ella y que se han construido en el área de San Diego.

Un oficial de la Patrulla Fronteriza estadounidense se encuentra cerca de los prototipos del muro fronterizo propuesto por Donald Trump en San Diego, California. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un oficial de la Patrulla Fronteriza estadounidense se encuentra cerca de los prototipos del muro fronterizo propuesto por Donald Trump en San Diego, California. (Foto Prensa Libre: AFP).

California, un bastión demócrata, es el estado más poblado del país y una potencia económica dentro de Estados Unidos. El peso de la población hispana allí es fuerte. De sus 39 millones de habitantes, son latinos unos 15 millones, cerca del 39 por ciento. Según las estimaciones, allí viven 2.3 millones de indocumentados.


Trump llega a California en medio de una tensión doble. Por una lado, con las autoridades estatales por el tema migratorio, tras haberlas demandado por haberse convertido en santuario para indocumentados aprobando leyes que prohíben la colaboración con las autoridades federales con objeto de detención y expulsión de sin papeles.

La otra tensión es con México por sus revelaciones sobre una reciente conversación con el presidente Enrique Peña Nieto sobre el muro, que el republicano sigue insistiendo en hacer pagar al vecino del sur.

“¿Está loco? No haré una declaración de ese tipo”, dijo este sábado que le espetó al presidente de México, Enrique Peña Nieto, cuando éste le pidió que declarara públicamene que su país no pagará el muro.

Turistas llegan a la frontera para ver los prototipos del muro de del presidente estadounidense Donald Trump. (EFE).

Trump acaba de anunciar su eslogan de campaña para el 2020: “Mantén a Estados Unidos grande”. Las tensiones con México y con California y el tema del muro agitan a su base política.

Ocho grandes prototipos -cuatro de hormigón y cuatro de otros materiales- han sido construidos por seis empresas estadounidenses en el área fronteriza de San Diego para decidir cuáles son las mejores opciones para cerrar la frontera con México, una tarea para la que Trump aún no ha logrado financiación del Congreso. De los 3 mil144 kilómetros de frontera, ya hay unos mil cerrados por administraciones anteriores con vallas y verjas.

En enero concluyó la fase de prueba de los prototipos, centrada en comprobar si pueden ser escalados, si se puede excavar debajo de ellos y si son resistentes a posibles intentos de derribo. El paso siguiente previsto era la evaluación. La última palabra la tiene Trump.


Este lunes, un día antes de su llegada, había ya convocadas varias protestas en San Diego contra el muro y la política migratoria del republicano. Trump aterrizará en la base aérea de Miramar y desde allí se desplazará a la zona fronteriza de Otay, donde están los prototipos.

Ningún presidente en las últimas décadas ha tardado tanto en ir a California. Han pasado 14 meses desde la investidura, el 20 de enero deL 2017.

Turistas llegan para ver prototipos del muro 

Un grupo de turistas estadounidenses llegó hoy hasta el límite entre San Diego (California, EEUU) y Tijuana (México) para observar los prototipos del muro fronterizo y ver “lo que es vivir del otro lado de la frontera”.

Turistas visitan los prototipos de muro fronterizo  en el límite entre San Diego, California, EE. UU. y Tijuana, México.(Foto Prensa Libre:EFE).

La parada, efectuada días antes de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haga lo propio, formó parte de un recorrido organizado semanas atrás por la compañía Turista Libre, con la idea de que estos estadounidenses conozcan lo que pasa del otro lado de la frontera.
“Es una oportunidad para los turistas de salirse de su burbuja”, explicó Derrik Chinn, fundador de Turista Libre.
Desde tempranas horas, el grupo se reunió en el cruce peatonal de San Ysidro y, tras pasar por la aduana mexicana, subió a bordo de un autobús que los llevó hasta el tramo de la valla fronteriza que permite mirar los ocho prototipos.