La Contraloría, ¿un elefante blanco?

Opinión

Para los guatemaltecos la imagen que proyecta la Contraloría General de Cuentas es la de una institución decorativa e inútil, es vox populi que desde hace 20 años ha estado cooptada por grupos oscuros que, además, la han politizado, siendo percibida como una entidad que tiene un alto costo de mantenimiento y pocos beneficios para el Estado.