“Angels for the Abuelos”

Opinión

No todo es oscuridad, violencia y  corrupción en Guatemala. También  hay mucha luz esperanzadora que proviene de   personas que son  un ejemplo por su  integridad y  compasión. “Ellas  demuestran que en la vida podemos  elegir un camino con corazón”,  recordó el Clarinero. La historia que hoy les cuento  empezó a escribirse con Atilio Bonilla y su mamá doña Mery.  Su  amor por los ancianos abandonados inspiraron a Dan Jessee y a su esposa,  Ma. Renee Jessee, a seguir sus pasos y este año  fundaron el hogar Angels for the Abuelos.  El primer capítulo de esta historia  ocurrió hace 25 años,  cuando una persona le dijo a Atilio que alguien  lloraba en el basurero que se encuentra  debajo del puente El Incienso. Atilio bajó y  encontró a un anciano en  condiciones deplorables. Lo habían dejado allí  tirado  para que se muriera. Atilio se lo llevó a su casa, lo bañó,  lo rasuró, le dio de comer y lo adoptó. Al poco tiempo lo llamaron de nuevo para decirle   que había  otro anciano abandonado en el mismo lugar.  En pocos meses  Atilio y  doña Mery tenían en su casa  a cuatro ancianitos.

Anciana de 95 años está postrada y pide ayuda para subsistir

Ciudades

María Otilia García tiene 95 años y lleva cinco meses postrada en una cama de su vivienda en San Antonio Meléndez, El Obrajuelo, Villa Canales, Guatemala, debido a una fractura en su pierna derecha que le impide caminar. Los vecinos de María Otilia la atienden, pero no se dan abasto, por lo que piden ayuda para cubrir sus necesidades.