Eduardo Halfon destaca en el 2018

Eduardo Halfon, prolífico autor guatemalteco, convierte las imperceptibles  historias cotidianas en relatos  que alimentan la memoria universal. Por sus obras, que han sido reconocidas a escala nacional e internacional, Eduardo Halfon fue elegido por Prensa Libre como uno de los personajes relevantes en el mundo de la cultura guatemalteca. 

Eduardo Halfon fue reconocido este año con el Premio Nacional de literatura Miguel Ángel Asturias.
Eduardo Halfon fue reconocido este año con el Premio Nacional de literatura Miguel Ángel Asturias.

Escribir es viajar por el tiempo, el espacio, los sentimientos  y las personas, para luego trascender. Ese ha sido el destino del autor guatemalteco Eduardo Halfon, cuya trayectoria literaria fue reconocida este año con el Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias, el  galardón más prestigioso para las letras en el país.


La decisión de  otorgarle tan importante reconocimiento “se hace por la suma de sus obras, la calidad de las mismas y su trascendencia en los ámbitos local e internacional”,  explicó en un comunicado el Consejo Asesor para las Letras. Halfon,  de 47 años y  escritor visitante en la Universidad de Iowa, EE. UU., país en el que reside en la actualidad, ha deleitado a lectores de varios países con cinco novelas, nueve cuentos y dos ensayos, traducidos a idiomas como   inglés, francés, alemán, portugués, japonés, croata y noruego.

“Un escritor siempre está medio perdido. No sabemos cómo hacemos lo que hacemos. Ni por qué. Ni tampoco si funciona, si tiene algún sentido. Pasamos años creando universos ficticios, trabajando con el lenguaje y la imaginación, aunque siempre en tinieblas. Es un acto de fe hacer literatura. Y entonces todo reconocimiento es bueno, toda validación ayuda a no sentirse tan perdido”, dijo el escritor sobre el premio, el cual no solo   dedicó a las mujeres de Guatemala, sino  que  donó los Q50 mil que se entregan  junto con el galardón a  la  oenegé Na'leb'ak, que apoya el desarrollo social de niñas, con sede en  Alta Verapaz.

“Este honor es de todas las madres, las abuelas, las tías, las esposas y las maestras. Un hombre es un hombre debido a las mujeres. Y un país es un país debido a las mujeres”, refirió el autor, durante la ceremonia de entrega. “Una sociedad que descuida a sus niñas no tiene pasado ni futuro”, señaló.

Reconocimientos

Este no ha sido el único premio con el que ha sido galardonado el  universo literario halfoniano. En el 2016, el autor, de origen judío, libanés y guatemalteco fue uno de los cinco finalistas para la tercera edición del Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, el más importante en su género en habla hispana, por su libro Signor Hoffman. Este logro   se añade a otros como el haber sido semifinalista del Premio Herralde de Novela (2004); ganador del XV Premio Literario Café Bretón & Bodegas Olarra (2008); Premio de Novela Corta José María de Pereda (2009), Premio Roger Caillois de Literatura Latinoamericana (2015) y el  Premio de Librerías Navarra (2018).

Es ingeniero industrial de profesión, pero ha destacado por ser un prolífico autor de obras como Biblioteca Bizarra (2018), Esto no es una pipa, Saturno (2017), Duelo (2017), Signor Hoffman, (2015), Elocuencias de un tartamudo (2012) y El boxeador polaco (2008).
En el 2007 fue elegido como uno de los  39 mejores escritores latinoamericanos menores de 39 años por el Hay Festival de Bogotá.

Luego de graduarse  en EE. UU. regresó a Guatemala,  donde enseñó Literatura en la universidad, hasta que se dedicó de lleno a escribir. “No he vuelto a la docencia desde el 2007, año en que me marché de Guatemala y decidí dedicarme únicamente a la escritura. Una decisión insensata y megalómana, por supuesto. Pero en esas sigo”, comparte el autor.
“Toda página que escribo surge del mismo lugar, y le pertenece a un mismo libro. Como si estuviera escribiendo un gran libro, y publicándolo por entregas. Ahí, en esas páginas, están mis temas, mis miedos, mis anhelos, mis inseguridades, quizá hasta mi sangre. No invento nada. Me siento a escribir y escribo la historia de mi vida, una y otra vez”, indica Halfon, quien debutó en las letras a los 30 años, con la novela   Esto no es una pipa, Saturno.

Pero, ¿cómo surge cada historia? “Siempre de una imagen. Empiezo a escribir sin plan ni expectativa, sin nada en mente más allá de una imagen rugosa, atractiva. Una jaula de bambú en Sipacate; por ejemplo, o un campo de concentración en Italia, o los últimos garabatos que me escribió mi abuelo polaco antes de morir. Quiero darle al lector esa imagen. No describírsela, pues la literatura no es un ejercicio de descripción, sino invitarlo a sentirla conmigo”, dice el laureado autor.

Por sus obras, que han sido reconocidas a escala nacional e internacional, Eduardo Halfon fue elegido por Prensa Libre como Personaje del Año 2018 en la categoría de Arte. 

Contenido relacionado:

>El escritor guatemalteco Eduardo Halfon presenta su libro Signor Hoffman
>Eduardo Halfon, Premio Nacional de Literatura: Un país que no cuida a sus niñas no es país
>Halfon y su obra trascendental

0