Sin miedo a la virginidad

En una época en que predomina el bombardeo con provocativos mensajes sensuales, ya sea a través de la publicidad, la música y el cine, el tema de la castidad resulta para muchos algo fuera de lugar, “pasado de moda” o incluso una especie de suplicio.

Publicado el

Sin embargo, existen jóvenes que viven esta actitud y estado actual de vida, sin perder la alegría ni el entusiasmo; son chicos y chicas totalmente extravertidos que disfrutan de las fiestas, cumplen con sus obligaciones e incluso tienen un novio o novia a quien respetan profundamente.

No es mojigatería ni temor lo que los mueve: es una convicción, dicen. Si alguien no lo cree así, lo respetan… pero asimismo exigen estar libres de críticas, burlas o cualquier tipo de acoso tendiente a romper su virginidad.

A todos se les formularon tres preguntas:

1. ¿Por qué consideras que la castidad es un valor actual?

2. ¿Vale la pena ser virgen?

3. ¿Cómo se pueden combatir los mensajes sexuales de la publicidad, el cine y la música?

Estas son sus respuestas.

Me siento bien

Vivimos en una sociedad donde últimamente los jóvenes se dejan llevar por lo que piensan que es “normal” o “popular”. Sin
embargo, creo que el valor de la pureza es aún más importante porque uno se da a respetar y sólo camparte ese amor con la persona adecuada. Además, sigo mi fe católica y los consejos de mi mamá.

Mariana Moreno, 18 AÑOS

Hay que estar seguros de sí

La virginidad es un valor actual porque el cuerpo es algo   sagrado. Vale la pena porque cuando llegue el momento, al estar casados,  se da todo el amor. Si hay ideas contrarias, pienso que uno debe  estar seguro de sí mismo y de lo que cree, tener claras sus convicciones para no dejarse llevar por algo que dice el cine o una canción.

Ivonne Cuéllar, 19 años

Entrega total

La castidad es una manera de respetarnos a ……….nosotros mismos. Cuando nos casamos le entregamos a nuestra pareja el cien por ciento de nosotros, lo cual no sucede al  haber tenido relaciones sexuales  antes del matrimonio. En cuanto al bombardeo de la música y la publicidad, hay que saber identificarlos e ignorarlos, de acuerdo a los valores.

Ana Marroquín, 16 años

Valores morales

Mujeres y hombres nos debemos respetar, y ello incluye esperar a entregar el cuerpo a otra persona hasta el matrimonio. Esos valores son los que nos han enseñado desde pequeños, pero a la vez creo que Dios está en todo y la sexualidad es algo bello, pero sabiéndola cuidar y preservar.

Lucrecia Sánchez, 20 Años

Es un valor actual

La castidad y el respeto al propio cuerpo  es uno de los principales valores y  no lo debemos perder. Al momento de llegar al matrimonio esperamos que nuestra pareja nos entregue todo, y entonces nosotros también deberíamos de entregarnos totalmente.  Las influencias exteriores se contrarrestan al ser  maduros para aprender a vivir de acuerdo con los valores y la fe que profesamos.

Susan Hernández, 18 años

En cuerpo y alma

Para mí, la castidad es un valor actual, porque vivimos en una sociedad en la que el sexo pareciera serlo todo y las personas se dejan corromper o malinterpretan el significado de lo que realmente significa una relación. Vale la pena, porque la única persona que realmente te merece en cuerpo y en alma va a ser  con quien vas a compartir tu vida.

Juan Fernando Arce, 18 años

No dejarse llevar

Muchas parejas de novios toman el vivir sin relaciones sexuales como algo fuera de lo normal, cuando debería ser al contrario. Además, hay que tomar en cuenta que existen muchas enfermedades venéreas.
Lamentablemente, en la cultura actual pareciera que todo es sexo, sexo y sexo, pero al final es una decisión personal. Si te dejas llevar por los demás,  entonces te influirá  la música, la publicidad y el cine. Pero si sos centrado y te enfocás en lo que vos creás, y yo creo en la castidad como un valor que tengo.

José Carlos Ramírez, 19 años

La publicidad ataca

En  la publicidad que se maneja hoy en día, queramos o no se, maneja  la sensualidad o el placer sin medida. Esos mensajes atacan la mente, pero si uno está seguro, vale la pena ser virgen porque uno le va a entregar su cuerpo a la hora de casarse a la pareja ideal.

César Morales, 18 años