Alimentos que deben evitarse cuando se tiene estrés

El consumo de alimentos ricos en grasas, azúcar, sal, alcohol y cafeína se deben controlar cuando se tiene estrés constante y alto, porque su consumo excesivo puede provocar consecuencias negativas en el organismo.

El estrés puede ser provocada por varios factores, incluso la alimentación. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El estrés puede ser provocada por varios factores, incluso la alimentación. (Foto Prensa Libre: Servicios).

En su cotidianidad hay muchas situaciones que le pueden provocar estrés, como el exceso de trabajo, problemas familiares o la situación económica. De acuerdo con los expertos, alimentación también puede contribuir a empeorar el estrés, es especial cuando se consumen altas porciones de alimentos que causan picos de energía al organismo.

La nutricionista Priscilla Anderson explica que en los momentos de estrés el cuerpo responde con una serie de cambios, tanto físicos como fisiológicos. El organismo produce hormas como adrenalina, que aumenta la frecuencia cardíaca y dilata los vasos sanguíneos. Funciona para que el cuerpo se prepare y se defienda en una situación de riesgo. También produce cortisol, que es una hormona que se libera como respuesta al estrés. Su producción elevada puede causar efectos negativos como el aumento en el acúmulo de grasa, aumento de los niveles de azúcar en la sangre y aumento de la presión arterial.

Además, de las recomendaciones habituales para reducir el estrés como descansar lo necesario y hacer ejercicio también es importante prestarle atención a la alimentación porque las situaciones que provocan estrés, pueden generar malos hábitos alimenticios.

Alimentos que debe evitar

Cuando padecemos de altos niveles de estrés acostumbramos a comer el primer alimento que tengamos enfrente o lo que nuestra ansiedad quiera. Incluso, aquellos que tienen una dieta balanceada y rígida, durante los momentos estresantes han consumido alimentos que no son idóneos para su organismo.

Por lo tanto, le compartimos el listado de algunos alimentos que no es recomendable consumir en una situación de mucho estrés.

Azúcar

El consumo excesivo de azúcar, además de estrés, puede generar ansiedad.(Foto Prensa Libre: Servicios).

“Cuando usted está estresado su organismo libera más cortisol, por lo que cuando consume alimentos con altas porciones de azúcar, los niveles de azúcar en la sangre se elevan y por consiguiente el organismo libera más cortisol para crear un equilibro. Esto genera ansiedad y es lo que provoca que no se escojan alimentos nutritivos para calmarse”, explica Anderson.

Los alimentos que tienen altos niveles de azúcar, al consumirlos, primero generan un pico de energía en el organismo. Pero, después de un tiempo, se siente cómo el estado de ánimo baja, lo cual provoca que necesite una dosis más de azúcar para mantenerse activo. Los altibajos de energía son los que provocan el constante consumo de estos alimentos.

Por lo tanto, se recomienda que cuando esté en situaciones que le provoquen estrés no consuma alimentos como galletas, donas, pasteles, refrescos en lata, aguas gaseosas, entre otros.

Alcohol

Algunas bebidas alcohólicas incluyen azúcar, por lo que se consume doble porción de alimentos estresantes. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Una copa de vino puede ayudarlo a relajarse después de un día pesado en el trabajo y cuando regresa de estar en el tráfico por varias horas. Por lo general, las bebidas con alcohol se toman para desestresarse. Sin embargo, cuando se consume en exceso puede provocar problemas de salud.

“El alcohol se utiliza para reducir el estrés, porque es un depresor del sistema nervioso. El problema es que genera un rebote. Es decir, primero causa tranquilidad y relajación, pero después puede provocar ansiedad o más estrés, porque genera cortisol”, explica la nutricionista Eneida Tobar. Además, hay muchas bebidas alcohólicas que llevan cantidades elevadas de azúcar, lo que significa que estaría consumiendo doble porción de ingredientes estresantes.

Si su estrés es constantemente alto y utiliza siempre el alcohol para desestresarse puede provocar a largo plazo problemas alcohólicos.

Café y estimulantes

Las dosis altas de café pueden aumentar su estrés. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si usted no puede comenzar el día sin su taza de café, no debe preocuparse por eliminarlo de su dieta. Sin embargo, cuando se consume varias tazas al día puede que esto sea generador de ansiedad o estrés.

De acuerdo con Anderson, la cafeína produce un efecto estimulador en el sistema nervioso central, lo cual puede causar un aumento en la presión arterial y frecuencia cardiaca, que al final termina generando ansiedad.

Es importante recordar que la cafeína no solo es el café. También se encuentra en bebidas energizantes, refrescos, aguas gaseosas y té. “El problema con los refrescos es que además de la cafeína, también tienen mucha azúcar, entonces generan doble dosis de energía instantánea porque se consumen dos alimentos estresantes”, dice Tobar.

Grasas saturadas

Las grasas saturadas provocan el aumento de la presión arterial. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Uno de los ejemplos más comunes de grasas saturadas que se consumen en momentos de estrés son las frituras y la comida rápida. Estos alimentos también resultan perjudiciales para la salud porque consumirlas en exceso provocan hipertensión y aumento del colesterol.

“Recordemos que el exceso de grasa, junto con el estrés, son principales causas de infartos”, enfatiza Anderson. Además, las grasas saturadas aportan muchas calorías que quitan energía al organismo al tratar de procesarse, lo cual se visibiliza en altos niveles de cansancio.

Sal

Alimentos con exceso de sal pueden generar enfermedades cardiovasculares. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La sal es necesaria para que el organismo funcione correctamente, pero su consumo en exceso puede provocar enfermedades como hipertensión, retención de líquidos, mal funcionamiento renal, entre otros. Por eso es importante que una persona que padece de estrés alto y constante disminuya este mineral de su dieta.

Los alimentos que tienen altos niveles de sal por consiguiente tienen altos niveles de sodio, eso es lo que provoca hipertensión. Además del estrés, cuando al organismo se le incrementa la presión arterial ya son varias alteraciones internas, lo cual puede generar consecuencias negativas.

Es recomendable evitar alimentos como frutos secos salados, productos envasados con mucha sal y caldos.

Recomendaciones

El estrés también afecta al sistema inmune, por lo que si usted se considera una persona estresada es recomendable que en su dieta incluya frutas y verduras porque al tener antioxidantes ayudarán a aumentar sus defensas. El chocolate negro, también ayuda a relajarse porque contiene pocos niveles de azúcar y libera serotonina, que es la hormona de la felicidad.

Una alimentación variada en frutas y verduras aumentará sus defensas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Los alimentos ricos en fibra hacen que haya una disminución en el vaciamiento gástrico, entonces cuando usted está comiendo se va a sentir más lleno. Por lo que cuando esté estresado es menos probable que le dé hambre o antojo de algún alimento”, explica Tobar.

Otra recomendación de las expertas es comprar los alimentos por semana, porque le ayudará a consumir únicamente los que son de beneficio para su organismo. Además, mantener una actividad física constante, también disminuirá sus niveles de estrés. Lo ideal es hacer ejercicio mínimo 30 minutos al día.

Contenido relacionado

>Limpiar el hogar para reducir el estrés

0