La OMS recomienda que los niños estén menos tiempo en las pantallas y hagan más ejercicio. ¿Qué opciones les damos?

El miércoles 24 de abril la Organización Mundial de la Salud habló por primera vez acerca de que los niños menores de 5 años deben pasar menos tiempo frente a las pantallas, y hacer más actividad física. Especialistas guatemaltecos hablan al respecto y enfatizan en que los adultos deben involucrarse más para lograr una verdadera vida saludable en la nueva generación.

Este es el primer informe que la Organización Mundial de la Salud, OMS hace sobre el uso de tecnología y la actividad física de este rango de edad de los pequeños  y explican que promover el ejercicio en ellos debe ser un esfuerzo mundial por promover una vida sana.

Nissely Herrera, maestra, psicóloga y con certificación por la Asociación de Disciplina Positiva y fundadora de Viviendo en Disciplina Positiva explica que en los primeros 5 años de vida, los niños requieren ser capacitados y tener un ejemplo constante.  Poco a poco ellos hacen cosas por sí mismos.

Es en esta dinámica de vida que comienzan a  desarrollar habilidades para el resto de su vida, conocen límites, aprenden a  ser responsables con  la tecnología, así como a disfrutar del ejercicio y la alimentación sana.

El médico pediatra Edgar Beltetón agrega que la tecnología trae grandes ventajas al saber utilizarla, y también problemas cuando se abusa de ella.  En este último punto, los niños podrían no dormir lo suficiente, tener retrasos en el aprendizaje, obesidad, problemas de conducta, por mencionar algunas complicaciones.

Es posible conseguir una mejor relación entre la vida saludable y tecnología.  Los especialistas dan algunos consejos que podrían ayudar a los padres o adultos responsables para que los niños y niñas comiencen con buen pie su vida saludable.

1.El ejemplo es importante
El estar demasiado tiempo en las pantallas  no es cuestión solo de los menores.   Los adultos han demostrado ser un blanco fácil del abuso de la tecnología y dejan de compartir con los suyos.
Así que uno de los primeros puntos a trabajar en casa es que todos tengan un espacio para la diversidad de tareas y momentos que fomenten la unión y convivencia.
2.  Juegue con ellos desde los primeros meses
Desde el primer día que el bebé llega a casa es posible empezar a fomentarle el ejercicio.  Moverlos de lugar constantemente, ponerlos boca abajo con supervisión, jugar con sus manos y piernas, son actividades que empiezan a fomentar una vida activa.  Además de lograr una interacción más cercana con quienes les rodean. La OMS dice que en promedio los pequeños antes del año tengan 30 minutos de actividad.

La organización insiste en no mantener a los bebés en un carruaje, en una silla alta o en la espalda de alguien durante más de una hora ininterrumpida.  Agregan la importancia que duerman de 12 a 17 horas diarias. Busque en Internet canciones de cuna, o música estimulante para que los pequeños escuchen por momentos breves sonidos agradables.

3.  Cree los espacios para gatear y cuide los tiempos de tecnología
Cuando los bebés gatean entre los 8 y 10 meses, se estimula  su desarrollo.  Esta actividad les puede llevar a recorrer toda la casa y con ella aprende a desplazarse, a entrenar su coordinación motora.  Una actividad relevante a nivel físico e intelectual. A nivel pediátrico se prohíbe el uso de la araña en este proceso.
En esta edad se les empieza a dar teléfonos y pantallas para entretenerlos.  La Academia Americana de Pediatría también recomienda al igual que la OMS que se debe exponer a los niños por un tiempo breve, no más de una hora y siempre con supervisión de los adultos y buscar algún contenido  de calidad como canciones o pequeños juegos.

4.  Entre 2 y 5 años, un camino de exploración
Una edad ideal para jugar.  El médico Beltetón insiste en acompañarlos y dejarlos explorar su mundo, ofrecerles la oportunidad de salir al jardín o al patio, tocar las diferentes texturas de la naturaleza, la tierra, el agua y conocer aquello que les rodea. El tiempo estimado por día para que estén en movimiento según el informe de la OMS es de tres horas al día. Insiste en que las horas de sueño hasta los dos años sean 11.
Aquí las pantallas de computadoras y celulares no deberían estar tampoco más de una hora.  Se aconsejan buscar programas educativos que les motiva a aprender y desarrollarse.
5.  Un tiempo juntos
En el horario de la familia incluyan siempre las actividades para conversar.  De preferencia a las horas de las comidas no tengan dispositivos cerca ni televisión para fomentar un espacio de integración.
Busquen juntos actividades diferentes para compartir.

6.  Tecnología y movimiento
En el proceso de la vida sana las computadores, tabletas, móviles y otros dispositivos, también se pueden utilizar para períodos de juegos interactivos que inviten a hacer ejercicios y retos físicos.   Algunos videojuegos y aplicaciones invitan a moverse, así que hay que aprovecharlos.

 

7.  Los gustos de los niños
Ellos tienen un período de sensibilidad.   Es decir que sus gustos se enfocan a ciertos cuestiones como un personaje, un tema como los dinosaurios, un deporte, entre otros.

Esto se convierte en una oportunidad de invitarlos y retar los a divertirse mientras se ejercitan.   Por ejemplo, si les gusta el fútbol pueden utilizar un buscador para leer la biografía de un futbolista destacado, que aprenda alguna de las técnicas que utiliza y por qué no, ponerlo en práctica en el campo de juego.

 

8.  El tiempo de lectura y otros gustos
Según el horario de cada uno de los integrantes piensen en buscar libros interesantes o aficiones que puedan desarrollar.
Esto permitirá tener actividades divertidas que les motiven a estar felices.  No los sature y deje siempre un espacio para que descansen. En el proceso de compartir con ellos y estar pendientes en sus primeros años de todo el contenido que miran a través del caudal tecnológico, les ayudará a crear un criterio para reconocer lo positivo de esta herramienta. Darles los teléfonos o dispositivos sin supervisión no se recomienda.

9. Los viajes
Es la oportunidad de compartir.  Aprovechen la tecnología para aprender, utilicen algunas aplicaciones que faciliten la experiencia y tengan límites para ella.  Luego dedíquense a descubrir las maravillas de cada sitio y a crear experiencias agradables.

10.  Paseos frecuentes
Organicen espacios para visitar parques cercanos o sitios que les integren a compartir en comunidad.  Esto también enriquecerá las experiencias.  La idea en cada uno de estos consejos es retomar las oportunidades de estar activos y enseñar este mensaje a los consentidos de casa.

 

Contenido relacionado

>Consejos para que los niños se acuesten y se levanten temprano

>Guía para entretener a los niños durante los viajes

>Family Link, la polémica app de Google que permite a los padres controlar el celular de sus hijos minuto a minuto

0