¡Mi mascota está enferma! …y es una alergia

Esas molestias de alergias no son exclusivas de los seres humanos. Las mascotas también las sufren y es necesario estar alertas para que su condición no se complique.

Los animales también están expuestos a problemas de alergia.  (Foto Prensa Libre: Vijeshwar Datt/Unsplash).
Los animales también están expuestos a problemas de alergia. (Foto Prensa Libre: Vijeshwar Datt/Unsplash).

Una alergia es una reacción del sistema inmunológico que responde negativamente a ciertas sustancias del ambiente o la dieta. Puede deberse a plantas, parásitos, alimentos, medicamentos, polen, por mencionar algunos, explica el médico Emanuel Palacios, de la Veterinaria La Jirafa.

A estos agentes causantes se les llama alérgenos y están considerados por el organismo como extraños y peligrosos, por ello el cuerpo del animal reacciona como manera de protección.  En cada animal será diferente dependiendo de qué le está provocando la molestia como del tiempo de exposición.

Podrían estornudar, tener secreciones nasales o comezón, empezar a perder pelo en algunas zonas, o bien enrojecimiento e inflamación de la piel.  En ciertos casos las cosas podrían complicarse y poner en riesgo su vida.

Principales alergias

Lo más importante es identificar qué está causando la alergia. Estefany Marilés Rustrian, colaboradora de la Agroveterinaria El Granjero, explica lo esencial de buscar un lugar de confianza y explicarle al médico veterinario los síntomas, saber con certeza si tomó algún medicamento y cuestiones generales para hacer un diagnóstico más completo.

Es relevante conocer su esquema de vacunación y si existe algún cambio de alimento que le provocara la reacción.

A continuación, algunas de las principales alergias que se presentan.  Para comenzar es importante estar atentos a la salud del pelaje y piel del animal.  Este debe estar libre de costras, picazón, descamación, manchas negras o blancas y áreas infectadas o calientes e inflamadas.

La página de Purina también indica que el pelaje debe ser brillante y grueso (según su raza) y sin pelos rotos, parches calvos y caspa.

1.  Alergias por pulgas

Ciertos perros y gatos son alérgicos a la picadura de pulgas, específicamente a la saliva de este insecto y se da en el momento que éste tiene contacto con la piel.

Una alerta es cuando empieza a ver que el perro se rasca a menudo.  Palacios explica que los perros y gatos no tienen control de la fuerza que usan para rascarse, morder y lamer, se van lastimando la piel y por ello la alergia se extiende y podría llegar a varias partes del cuerpo. Cuando no se acude al veterinario a tiempo, la recuperación será más tardada, así como el sufrimiento para las mascotas por la incomodidad de la comezón.

Algunos perros y gatos tienen alergia a la saliva de pulgas. (Foto Prensa Libre: Matthias Oben en Pexels)

La veterinaria Betzaida Cruz, de Petland, comenta que “esto puede ser por una pulga o por 100 de ellas”.

Si la piel se inflama es posible que el animal desarrolle lesiones o infecciones e incluso presente pérdida de pelo.

Cruz también comenta que esta es una de las alergias más comunes en los gatos y también por medicamentos.

2.  Dermatitis atópica

Esto puede ser causado por mohos, hongos, ácaros, polen y polvo o algunas sustancias en el ambiente.  Es una predisposición genética que afecta el  sistema inmunológico y los perros son alérgicos de por vida.

Al estar expuestos a los agentes mencionados siempre van a tener alergia en la piel e incluso a nivel respiratorio.

Esta alergia afecta sus defensas y quedan más sensibles a enfermedades secundarias, bacterianas y los mismos ácaros van atacar más fácil la piel o bacterias que afecten el sistema respiratorio y se vuelven infecciones, agrega Palacios.

3. Alergias a medicamentos y otros elementos

Los problemas en la piel también pueden hacerse presentes porque ciertas especies tienden a desarrollar problemas por la exposición de la piel a sustancias irritantes como jabones, productos químicos, collares antipulgas, contacto con otras superficies y al humo del cigarrillo.

Algunas personas compran champús sin ningún respaldo o incluso utilizan productos para humanos que no tienen las condiciones o ingredientes que necesita la piel y el pelo del perro y solo afectará, agrega Palacios.

Podría presentarse salivación como un tipo de intoxicación, así como prurito o ronchas en toda la piel y que empiece a rascarse.  Algunas mascots se hinchan o presentan decaimiento, en esos casos es necesario llevarlas de inmediato a una clínica para que lo traten y le pongan suero.

Busque ayuda veterinaria frente a cualquier indicio de alergia de sus mascotas y evite que se compliquen los cuadros. (Foto: Prensa Libre: Pranidchakan Boonrom en Pexels)

4.  Alergia alimentaria

Es importante llevar cuidadosamente la alimentación de la mascota.  El que tenga un solo concentrado hace más sencillo diagnosticar si existe algún problema a algún ingrediente del alimento e ir cambiando el concentrado.

Antes de diagnosticarlo se tienen que pasar por algunas pruebas para determinarlo.  Se va descartando qué esté afectando el organismo del animal y es posible llegar a hacer muestras de piel o pelo par ver si es causado por hongos, ácaros o bacterias.

Algunos animales son alérgicos al pollo, al pescado o a otros componentes.  Además, algunas personas comparten comida humana con los animales y de ser alérgicos empezarán a presentar molestias. La tortilla y el pan no pueden ser consumidos por algunas mascotas, dice el médico.

Por su parte, Cruz agrega que para consentir a las mascotas se deje de dar este tipo de opciones y se busque alimento de calidad, así como galletas y otros premios especiales para ellos.

Los síntomas son vómitos y diarreas, además de los problemas en piel por algún ingrediente.

5.  Alergia por picadura de insectos

Las abejas y arañas también podrían provocar una emergencia y visita al veterinario.

Al picarlos se les inflama la cara sin importar donde los hayan picado.  Es importante llevarlo a un especialista porque podrían incluso cerrarse las vías respiratorias y poner en peligro la vida del animal.

Tratamientos

Podrían utilizarse antibióticos, antihistamínicos, champús o jabones medicados y otros productos especiales según cada caso.

Rustrian explica que en algunos se sugiere cambio de dieta para la recuperación, en ocasiones se busca que consuman un solo tipo de concentrado y alto en Omega 3 para la salud de la piel.

Es importante no darles ningún medicamento sin la recomendación médica.  “Existen creencias que el aceite quemado o aplicar insecticidas para curar a los animales, pero por el contrario esto puede comprometer la vida del animal, intoxicarlo o dañar permanentemente la piel”, concluye Palacios.

El médico también recomienda tener al día a los animales con sus desparasitantes tomados y externos como collares antipulgas, pipetas para colocarlas sobre la piel o pastillas que duran de uno a tres meses para mantenerlos libres de pulgas u otros insectos que le provoquen estas alergias.

La mascota debe desparasitarse dos veces al año y cuando hay niños en casa, cada tres, ya que generalmente los menores en ocasiones les comparten opciones poco saludables, dice Cruz.  También insiste en la importancia del ejercicio para que el estrés no les afecte y baje sus defensas, lo cual podría convertirse en un detonante de problemas de alergias.