¿Recién casados? Consejos para celebrar su primera Navidad

¿Irán a la casa de sus padres o a la de los suyos? ¿Prefieren quedarse solos o ser los nuevos anfitriones de las familias? ¿Comerán tamales, pavo o pierna? Le compartimos algunos consejos para iniciar las tradiciones de su nueva familia sin que el proceso sea muy complicado o genere discusiones entre ustedes.

Publicado el
¿Está listo para celebrar su primera Navidad como matrimonio? Se trata de una fecha muy importante porque éste será el momento para empezar algunas de las tradiciones de su nueva familia. (Foto Prensa Libre: Servicios)
¿Está listo para celebrar su primera Navidad como matrimonio? Se trata de una fecha muy importante porque éste será el momento para empezar algunas de las tradiciones de su nueva familia. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Si en este año usted y su pareja decidieron dar un paso adelante y contraer matrimonio ya han vivido muchas experiencias nuevas y están a la espera de otras.

Seguramente ya han estado juntos en varias navidades, pero esta será la primera que compartan como matrimonio y eso implica nuevas vivencias. La celebración de Navidad trae consigo un espíritu de positivismo y el ánimo de compartir, pero también puede generar algunas situaciones de tensión, sobre todo al momento de iniciar las costumbres de su hogar, porque eso implica que tomen decisiones claves en pareja.

Para hacer más llevadera esta etapa, le compartimos algunas sugerencias:

La consejera familiar Ada Mendoza comenta que el tema debe ser abordado lo más pronto posible, en una conversación que ambos inicien predispuestos a que no todo saldrá tal y como cada uno quiere. “Si bien tienen intereses individuales deben trabajar en equipo para tomar decisiones con las que ambos se sientan satisfechos. La comunicación, paciencia y comprensión cruciales”, explica.

1. ¿Dónde celebrar?

“Esta es la duda que probablemente generará más inquietud en la pareja, pero es la que deben resolver primero. Es normal que quieran tomar en cuenta los anhelos de sus respectivas familias, pero en esta ocasión deberán priorizar sus deseos. Si prefieren quedarse en casa y preparar una cena para dos están en su derecho. Eso sí, deben comunicar su decisión lo más pronto posible a quienes esperan verlos ese día para que no los tomen en cuenta, no los incluyan en el presupuesto destinado a la celebración y claro, que no se hagan ilusión pensando en que los verán ese día”, dice Mendoza.

Además comenta que aunque no estén presentes en la cena de Navidad pueden llamar por teléfono o hacer una videollamada para que sus familiares los sientan más cercanos ese día.

Si deciden que prefieren visitar a sus familiares Mendoza sugiere que por ejemplo, asistan a la cena de Navidad con una familia y almuercen al día siguiente con la otra, y acuerden desde ya que el próximo año lo harán a la inversa. Si debido a la distancia y el tiempo les resulta imposible reunirse con las dos familias pueden establecer que irán con una este año y la otra el próximo. Además no olviden llevar un detalle para la cena. Un postre podría ser una excelente opción.

Finalmente, si les emociona la idea de abrir las puertas de su hogar para realizar una reunión lo mejor es que se preparen con mucha anticipación. Hagan una lista de invitados y pídanles que confirmen su asistencia. Una vez estén seguros de qué seres queridos los acompañarán en esta fecha especial, será momento de prepararse para ser unos excelentes anfitriones. Por supuesto, lo ideal es que todos la pasen muy bien y queden satisfechos, pero no deben perder los estribos tratando de complacer a todos.

No es necesario que gaste una fortuna en la cena de Navidad ni que por complacer a todos deje atrás su paz y tranquilidad. Una cena preparada con amor y algunos detalles relacionados a la época harán que todo se vea espectacular. (Foto Prensa Libre: Servicios)

“La gente a la que invitarán estará interesada en compartir un momento agradable con la pareja, no en cuántas opciones distintas de comida hay. Si su presupuesto lo permite y prefieren comprar comida háganlo, si se inclinan por la idea de cocinar procuren ser realistas con sus objetivos en cuestión de opciones de platillos y la dificultad que requiere prepararlos. Sean muy cuidadosos para establecer el tiempo que tardarán en preparar la comida, para evitar momentos de estrés de última hora, los cuales podrían desencadenar peleas”, sugiere Mendoza.

2. ¿Comprar obsequios juntos?

Al conformar una nueva familia empezarán a hacer muchas cosas juntos. Comprar como equipo los presentes que darán en Navidad  podría ser más fácil, entretenido y hasta económico. Analicen si esta es una alternativa es la ideal para ustedes. Quizá sirva para algunos casos y para otros prefieran darlos individualmente.

Por su parte la consejera familiar María Arroyo explica que la clave está en hablar abiertamente el tema, pensar qué es más conveniente para ambos y tomar una decisión.

No olviden que los regalos hechos manualmente o tomarse el tiempo para envolverlos de esta forma le dará un toque más personal y especial. (Foto Prensa Libre: Servicios)

3. Trabajen unidos en todas las actividades

Si deciden cocinar, tener una pequeña reunión que quizá no implique grandes retos gastronómicos, pero si un poco de organización y atención con los invitados, háganlo juntos.

Hagan las compras, trabajen en la preparación, la gestión y en la limpieza de manera equitativa. Esto les permitirá sentirse útiles, pero a la vez apoyados y ninguno se sentirá abrumado por tener demasiada responsabilidad por sí solo.

Si son religiosos, hacer su nacimiento cuidando hasta el más mínimo detalle juntos será una buena práctica. (Foto Prensa Libre: Servicios)

4. Atesoren recuerdos

Tengan presente que esta época se trata de compartir y que esos momentos quedarán para siempre en su memoria. Tomarse algunas fotografías -no necesariamente profesionales- y hacer un registro de cómo decoraron juntos su casa es una excelente idea para grabar esos recuerdos y verlos más adelante.

No es necesario que inviertan mucho dinero en retratos. Aprovechen la decoración de su casa y la cámara de su celular para registrar su primera Navidad como matrimonio. (Foto Prensa Libre: Servicios)

5. Los regalos

Con el paso del tiempo la Navidad se ha convertido en una celebración llena de consumismo y se ha perdido en alguna medida la idea de que se trata de un momento para compartir, agradecer y reflexionar. “Es comprensible que quieran intercambiar regalos, pero tomen en cuenta que hay obsequios que no cuestan dinero y pueden llegar a ser muy significativos. Además es conveniente que analicen sus finanzas como pareja. Al estar conscientes de ello tendrán sus prioridades claras y sabrán si es o no una buena idea gastar tanto en regalos”, puntualiza Arroyo.

Finalmente, Mendoza enfatiza en que recuerde siempre tener presente que la armonía y la felicidad deben prevalecer en su relación. “Con amor y buena comunicación tendrán todo a su favor para disfrutar de estas fechas y de su matrimonio”, dice.

Contenido relacionado:

> Materiales y otros detalles para hacer un bonito nacimiento en esta Navidad

> Ideas creativas para la decoración navideña de su hogar

> Qué hacer para no subir de peso en estos meses