Pedro Pablo Solares

Descripción imagen
Pedro Pablo Solares @pepsol

Ciclo escolar y padres angustiados

Opinión

Si la angustia tuviera forma; si fuera viva, si tan solo tuviera una materia para verla, para olerla y sentirla de frente, con los sentidos. Cuánta angustia veríamos en estos días por las calles de la ciudad. Cómo se olería en las casas, en los centros comerciales. Cuál sería el sonido del pesar, en las líneas de teléfono de la tarjeta de crédito, en las casas de empeño. Padres y madres; abuelas, abuelos. Y chicos, principalmente. Corriendo, endeudándose, buscando la forma de lograrse inscribir. En los días previos al ciclo del colegio, lo que un día nuestro, quizás fue más una inocente ilusión –el olor de los lápices de madera, las hojas del cuaderno o una lonchera nueva—, hoy, en muchos hogares, en demasiados hogares, es el dolor por escapar del aluvión financiero, la carga del dinero, que impide y destruye un anhelo. La digna esperanza de legar a los hijos la educación que un día se les deseó.

Descripción imagen
Pedro Pablo Solares @pepsol

Una presidencia en contra de la Nación

Opinión

Es un desatino, esto de decidir trasladar —en este momento y de esta manera— nuestra embajada a Jerusalén. Una ocurrencia mal concebida, inoportuna e imprudente, al consenso de los expertos. Y a esto, agrego que cualquier esfuerzo por justificarlo, aduciendo que brindará mejores tratos de Washington para nuestros connacionales, es simplemente un embuste. No se me malentienda. Lindo sería que nuestra diplomacia se esforzara por quitarles la bota de encima a los migrantes. Pero una realidad es que Guatemala no ha dado muestra de impulsar un solo acuerdo político en su favor. Ellos, más bien, son utilizados ocasionalmente como un pretexto de perversos, que buscan a toda costa girar la agenda de EE. UU. en el país. Ya en otra ocasión, aquellos diputados a quienes llamaron idiotas pretendieron usar el mismo timo, cuando intentaron justificar la contratación de cabilderos en Indiana.

Descripción imagen
Pedro Pablo Solares @pepsol

Las pascuas que liberan

Opinión

“Felices pascuas”, decía más la gente antes, refiriéndose a la fiesta de la Navidad. Curioso y confuso, porque el tiempo pascual —conocemos— se celebra en los días que siguen a la resurrección de Cristo. Después, pues, de la Semana Santa. Intrigado por el saludo, busqué en la red, y encontré explicaciones interesantes. Se resumen en que la pascua se refiere a un salto hacia la liberación. Libre, celebró el antiguo pueblo judío, de la esclavitud egipcia. Y libre, el pueblo cristiano, con el vencimiento sobre la muerte del Hijo del Hombre. Uno de los autores que leí, que firma solo como “Padre Ricardo”, ilustra que esta pascua se comienza a vivir desde la Navidad, porque sin su nacimiento, el salto victorioso de Jesús sobre la muerte no habría sido posible. No hay inmolación, si no hay vida previa. En esta fecha, pues, inicia el júbilo por un brinco triunfal sobre la muerte. Sobre lo malo y lo obsoleto. Un salto que con sed se espera en nuestra injusta y desigual sociedad.

Descripción imagen
Pedro Pablo Solares @pepsol

Dólares del Norte: dos mitos y un dato

Opinión

¿Sabe? Nuevamente, en 2017 se cumplió el diagnóstico de principio de año sobre remesas que ingresan desde Estados Unidos. En unas semanas, cuando cierre el año, el Banco de Guatemala reporta que los migrantes habrán enviado más de $8,000 millones a sus familiares en distintas partes del país, pero en su mayoría al Occidente. Ocho mil millones de dólares. Fácil se dice. Pero es mucho dinero para una economía del tamaño de Guatemala. En quetzales, esto será más de 60 mil millones, los cuales ayudan a alimentar –según la oficina local de la Organización Mundial de las Migraciones (OIM)- a más de seis millones de personas en el país. Algo para pensar, sin duda. Y para ello, reto aquí a cuestionar dos mitos que deambulan en la plática nacional, al hablar sobre ese billete que recibimos del Norte.

Descripción imagen
Pedro Pablo Solares @pepsol

En contra del gobierno de ignaros

Opinión

De esas calcomanías que van adheridas detrás de los carros, ayer vi una de lo más simpática. Decía: “Pare de sufrir… Lea libros”. Ligera, mi sonrisa, de pronto comenzó a desaparecer. Sustituyéndola, ingresó una reflexión costosa. ¿Puede acaso ser esto cierto en nuestra pequeña Guatemala? Porque la lectura conduce al conocimiento, y el conocimiento a la verdad. Ya lo dijo don Quijote, que “el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Pero, aunque leer es un gozo en sí mismo para quien disfruta de su hábito, inevitable también es observar cómo nuestra clase intelectual, políticamente consciente, vive en constante sufrimiento. Sufre al ver su país, que no logra salir de las manos de políticos e influyentes, que desprecian en sus vidas, la virtud del intelecto.

Descripción imagen

Colas invisibles

26/11/2017 Opinión

Solo, migrante, solo. Estás solo. No tienes compañía, no logras empatía. Íngrimo y solitario. Sábelo, procésalo y enfréntalo. Faltan tus aliados, escasean los comprometidos. Tu causa se trilla a pasos agigantados, y tus espacios de incidencia están lejos de existir. A veces hablan de ti, y te mencionan en discursos. Pero tu voz no se escucha, tu pena no se alivia. Ni siquiera esas penas que son sencillas de calmar. Ese pesar, imaginado, de lejos, se ve normal. Enfrentas problemas que a distancia nos son inconcebibles. Pero vives en otro lugar. Eres fácil de ignorar. Solo, migrante, tu país te ha dejado solo. Solo para enfrentar la vida como siempre. Con ti mismo y con tu labor, como único recurso. A la mano de tu dios y de rodillas; con tu fe, y a la suerte del destino.

Descripción imagen

Hagámosle el feo a Conamigua

05/11/2017 Opinión

Sinceramente, no logro comprender a los diputados. Digamos, bien se entiende que en su mayoría representan intereses deshonestos, y que las preocupaciones nacionales no son —ni por asomo— las suyas. Pero a ese pesar, de veras, aunque sea solo por temor al confinamiento de la cárcel, uno esperaría verles sosegar ante la amenaza de una fortalecida fiscalía, que es atento testigo de sus actos. Esto, sin embargo, no aparenta ser el caso de iniciativas como el reciente interés resurgido por elegir a la directiva del Consejo Nacional de Atención al Migrante Guatemalteco (Conamigua). Este ente se ha demostrado inútil para el país, pero sumamente práctico para quienes manipulan la institucionalidad guatemalteca para lograr ilegítimos fines económicos y de poder.

Descripción imagen

Amor en los tiempos de amar cretinos

29/10/2017 Opinión

Vivimos en tiempos donde los cretinos pululan. Sería ideal creer lo contrario; pero eventos cotidianos nos obligan a admitir esa objetiva realidad que se torna irrefutable. Habitan y abundan en la más íntima cercanía de nuestros círculos de constante interacción. Grandes y bellas mesas posan dispuestas, en el medio de los foros, invitándonos a diálogos de país, que no se deben postergar. Esas mesas, contrarias a la mítica del Rey Arturo, no son ya solo una, ni son solo redondas, ni restringidas a los doce, o veinte que alcancen un asiento. En este tiempo, además de los coloquios personales, tenemos mesas potenciadas a un máximo esplendor, dispuestas en formas infinitas sobre las plataformas virtuales. La exposición, entonces, también se multiplica, y quedamos cerca de fanáticos y radicales que afectan la paz mental. Esconder a cretinos desconocidos es siempre una opción sencilla; pero queda un problema con aquellos que militan desde los círculos de nuestra intimidad.

Descripción imagen

El espíritu revolucionario

22/10/2017 Opinión

En momentos parece sin sentido. Las acciones y decisiones pueden contravenir la conveniencia personal. Dicen lo que otros no. Hacen lo que puede perjudicarles. Se arriesgan, y a menudo pierden. Pero las crónicas guían a recordar que cuando se gana la batalla, es ese espíritu revolucionario el que motiva cambios que llevan a la humanidad a vivir mejores porvenires. El reto; la afrenta; la falta de respeto hacia lo que no merece eso, justamente: respeto. Así sea una monarquía engreída que vio caer con fuerza su Bastilla; o en Boston, la gente tirando por la borda té, para simbolizar la liberación de un imperio mezquino. O aquí mismo, en esta tierra de mil primaveras, cuando la gente ha actuado conforme a su conciencia. Ya sea en 1920, para destruir el yugo del ególatra desenfrenado; o en 1944, para catapultarnos hacia una modernidad humana; o ahora mismo, mientras nos buscamos soltar de un Estado cooptado al servicio de élites —de tradición y emergentes—, que gobiernan como enemigos de la Nación, en perjuicio de nosotros. Nosotros, los demás.

Descripción imagen

Con lágrimas entre los ojos

15/10/2017 Opinión

Cuando Efrén salió expulsado —con lágrimas entre los ojos— del Tusculum College, en Tennessee, tan solo tres meses después de haber iniciado sus estudios, no solo murió su aspiración por convertirse en fisioterapista deportivo, sino también la esperanza de la aldea Chequín, en Tacaná, por graduar al primer profesional de su historia.

Descripción imagen

En la ciudad de los Señores Oro

08/10/2017 Opinión

Nuestra Ciudad de Guatemala es un monumento a su ideología predominante. En una sociedad donde las capas medias y altas han dedicado una vida a venerar el individualismo, el tráfico —atascado e irracional— no es más que el resultado de lo que su gente aspira. La libertad individual ha conducido al anhelo único por la propiedad privada; y ésta, en el tráfico, resulta en una lógica insostenible: una persona equivale a un vehículo. Y así, en ese absurdo, vamos todos atorados, taponados y perdiendo paz mental y vida frente a una evidencia irrefutable: que el derecho individual no conduce –en este caso— al ejercicio de una libertad, nuestra libertad a movernos; movernos por nuestras calles y movernos en nuestras vidas, hacia delante.

Descripción imagen

Marchas del pueblo, son pura maravilla

24/09/2017 Opinión

Veníamos ahí de vuelta, en la tarde, a las seis, en tránsito extrañamente ralo, uno que evocaba casi a día domingo. Insólita situación para transitar en día miércoles, en ciudad de Guatemala. Adentro del carro, cansadas y gastadas, mi vuvuzela y la bandera; mi kit manifestante que, por setenta quetzales, compré semanas atrás frente a la Casa Presidencial. La noche anterior, con diligencia fueron preparadas; soplado el cuerno y desenrollada la bandera, para estar seguros de que hubieran sobrevivido la protesta anterior. El ritual acumula una espera un tanto ansiosa, una anticipación a si la protesta del día siguiente será nuevamente colosal. Y eso, precisamente, es lo que fue el 20S. Un reclamo colosal, que a untó de asombro, en intensidad y magnitud.

Descripción imagen

Escuche a la voz de la historia

17/09/2017 Opinión

Los anales del país se aprestan para llenar nueva página y juzgarán, ahora y para siempre, a cada uno de acuerdo con su actuar en este cruce de caminos. Y en momento de trascendencia histórica, la sabiduría llama a tomar camino obedeciendo a su voz -la de la historia-, que ahí está, dispuesta a murmurar a quien le escuche, y a quien la busque confiado de que esta le dará consejo certero.

Descripción imagen

Papanatas en septiembre

03/09/2017 Opinión

Regreso a una experiencia intensa vivida en el pasado. 2013, tal vez. Mount Olive se llama un pueblo diminuto, en la más agreste de la “Norte Carolina”. Si no fuera porque aloja al rastro de los famosos pavos Butterball, el pueblo pasaría de completo, inadvertido. Esa noche visité una iglesia pentecostal. Su pastor, recuerdo, como la mayoría de su feligresía, era de Concepción Chiquirichapa, ese pueblo, pequeño también, en el camino que lleva de Xela a San Marcos. Al final de mi visita laboral, una joven y menuda pareja me abordó en el parqueadero.

Prensalibre.tv

Videos de Portada