Decisión Libre 2015

Candidatos no contagian el entusiasmo ciudadano

A dos semanas de la segunda vuelta electoral los dos candidatos —Jimmy Morales y Sandra Torres— parecen no lograr contagiar el entusiasmo ciudadano, pues a los señalamientos y críticas que se hacen se suma el hecho de que las propuestas de gobierno son limitadas, los gabinetes de trabajo siguen en incógnita y los cambios demandados y esperados por la ciudadanía en las manifestaciones de abril a septiembre aún no se concretan.

Por Geldi Muñoz Palala

La ausencia de metas precisas en los planes de gobierno, la falta de ideas viables sobre cómo financiarán los gastos del próximo año, e incluso la dificultad para encontrar verdadera diferencia cualitativa entre una u otra opción plantean un panorama nebuloso para los ciudadanos, muchos de los cuales aún se preguntan si acuden o no a sufragar.

Para Karina García Ruano, doctora en Comunicación Política, ni siquiera la primera vuelta tuvo una intensidad notable en los tres meses previos a los comicios, como se observó en años anteriores, cuando sí hubo una campaña más nutrida o robusta en propuestas.

Agregó que los escándalos de corrupción, las dimisiones de Roxana Baldetti y Otto Pérez Molina, además de la crisis en la candidatura del partido oficial hicieron dejar de lado la verdadera campaña político electoral que estaba a las puertas.

“También hay antecedentes, sabemos que las propuestas que se hacen en las campañas no se hacen realidad, entonces la gente ya está apática y antipática, que es peor, a lo que se pueda ofrecer en una campaña”, afirmó.

García Ruano agregó que con la salida de Pérez Molina, la gente dijo lo logramos, pero surgió el ¿y ahora, qué?

“Resulta que es una pregunta importante y a la que no se le ha dado respuesta, y en esta segunda vuelta sigue sin dársele. Estamos a pocos días de las elecciones y no vemos que los dos aspirantes que quedaron den una respuesta a lo que veníamos preguntándonos desde antes”, resaltó.

Para la experta, cualquiera de los dos candidatos debería de preocuparse, ya que la gente está organizada y si no se da una propuesta desde ahora en la campaña, se la van a exigir y muy fuerte al llegar en el poder.

descolorida

En cuanto al por qué de la falta de presentación de equipos de trabajo de los aspirantes, se tiene conocimiento de que hay una intermediación de distintos sectores de poder que se han acercado a los candidatos para ofrecerles apoyo político y logístico, con la condición de obtener puestos específicos.

Según el experto en Semiología, Carlos Velásquez, con lo desteñido de la campaña se percibe un temor de los aspirantes a cometer errores, pues los dos están muy cautos. “Eso, semióticamente implica inseguridad”, aseguró.

Agregó que también se manifiesta que en la publicidad hay una lucha más por conquistar a sectores que al votante.

“Están negociando más con la gente que les va a dar sufragios que con los votantes mismos, lo cual implica de alguna manera en términos de democracia un retroceso”, comentó.

Velásquez considera que al no presentar a sus equipos de trabajo se evidencia que negocian, porque si anuncian quiénes van a ser sus colaboradores, les queda poco margen de maniobra.

“La exagerada cautela que tienen implica inseguridad, o sea que ninguno de los dos quiere arriesgarse. Lo que están apostando es aliarse con las cuotas de poder ya establecidas”, recalcó.

Según García Ruano, una de las oportunidades que tienen los dos candidatos para atraer votos, es que muestren su equipo de trabajo para gobernar.

A Torres le ayudaría a aclarar dudas, por los antecedentes de críticas durante el gobierno anterior de la UNE. A Morales le ayudaría a confirmar o refutar los cuestionamientos que se le hacen por su falta de experiencia en gestión pública o el verdadero papel de militares en su partido, agregó.

Sin convencer

Para el semiólogo Ramiro Macdonald, la campaña no emociona a los ciudadanos, porque los candidatos solo transmiten “ideas muy vagas”.

“Sandra Torres es la única que ha tenido una campaña en medios, que hace ciertas propuestas, pero se usan más para atacar a Jimmy Morales y posicionarse como una persona que sí sabe, que si puede, que tiene gobierno, que tiene experiencia, que tiene capacidad, pero eso no a todos les interesa porque en realidad Sandra ha pertenecido a un grupo de políticos tradicionales que a mucha gente que votó por Jimmy no le importa”, enfatizó.

Agregó que la gente quiere “novedad”, y Torres busca diferenciarse ideológicamente, pero no puede quedar bien con todos.

En el caso de Morales, considera que ha hecho una campaña más individual y para lograr resultados le llevará tiempo. Agregó que las respuestas de Morales han sido superficiales y su discurso se complica aún más al comenzar con una broma o dichos populares.

“Siento que la campaña no prende. Por ejemplo, en el foro de Prensa Libre, se echaron chinitas cada uno, se picaron el alma el uno al otro. No hubo pensamiento ideológico, no hubo una confrontación de ideas. No hay nada, están muy mal los dos”, resaltó.

El analista José Carlos Sanabria, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), enfatizó en que por la crisis política que atravesó el país hubo pocos espacios para debatir entre candidatos, y en los recientes los dos postulantes no han sabido aprovecharlos con propuestas viables.

Lista de deseos

Stephanie López, politóloga del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), señaló que han analizado los planes de gobierno de UNE y FCN-Nación para la segunda vuelta pero que en su gran mayoría son “una lista de deseos” con ciertas prioridades.

“Dan algunas líneas sobre las cuales van a trabajar, sin embargo nunca indican claramente de dónde va a salir el dinero o cómo se medirán”, dijo.

Jonathan Menkos, director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), resaltó que los planes flaquean en la falta de objetivos claros, en especial el de FCN-Nación, en tanto el de la UNE no especifica el costo fiscal o fuente de financiamiento.