San Marcos

Niño muere dentro de un vehículo en Tecún Umán cuando su padre cruzó la frontera a hacer compras

Wilfred Armando Mazariegos López, de 6 años, murió asfixiado este lunes cuando se quedó en el interior de un vehículo donde fue dejado por su padre quien cruzó la frontera para dirigirse a México porque tenía que hacer unas compras.

Por Whitmer Barrera

Archivado en:

Ciudades Niñez San Marcos
Vehículo en el cual fue dejado el niño que al cabo de dos horas murió, presumiblemente, a causa del calor. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)
Vehículo en el cual fue dejado el niño que al cabo de dos horas murió, presumiblemente, a causa del calor. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)

El padre, Fredy Mazariegos, dejó el vehículo con el niño dentro en la orilla del río Suchiate, del lado guatemalteco y cuando regresó su hijo ya estaba muerto.

Mazariegos señaló que había llegado junto con su hermano a ese lugar y que su hijo se había quedado dentro del automóvil porque estaba enfermo de gripe. Entonces ellos decidieron dejarlo y cruzar a Ciudad Hidalgo, Chiapas, México.

La familia es originaria de Nuevo San Carlos, Retalhuleu, y su intención era viajar a México para adquirir mercaderías, sin embargo, al cabo de dos horas retornaron al vehículo y se encontraron con la fatal escena.

Inmediatamente se dirigieron a la estación de los Bomberos Voluntarios que queda a  unos tres minutos del río Suchiate para pedir ayuda, pero los socorristas ya no pudieron hacer nada porque el menor ya estaba muerto.

Uno de los socorristas indicó que según el padre, el menor se había quedado solo en el vehículo porque le dio miedo cruzar el río y además porque estaba enfermo de gripe, pero que le habían dejado “medio abierto” los vidrios.

Según el comisario de la Policía Nacional Civil, Edgar Soc, se determinó que el niño murió en el trayecto hacia la estación.

Los vecinos de Tecún Umán, consternados por el hecho, consideran que la temperatura, que alcanzó este lunes los 33 grados centígrados, junto a la posible deshidratación por la gripe que padecía el niño, pudo haber sido la causa de la muerte del menor.

“Es muy fuerte el calor de aquí y no muchos se adaptan, además dicen que estaba enfermo y tal vez se deshidrató”, comentó el vecino Julio Morales.

El Ministerio Público llegó al lugar para comenzar con la investigación, preliminarmente se descartó que el menor tuviera algún golpe, sin embargo, se presume que sus pulmones habrían colapsado ya que expulsó sangre por la boca.

Familiares y agentes policiales en la estación de bomberos a donde fue llevado el pequeño. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)
Familiares y agentes policiales en la estación de bomberos a donde fue llevado el pequeño. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)