Economía

Controles impactan normas comerciales

Los recientes ataques terroristas en Francia podrían provocar en un corto plazo nuevas restricciones a la actividad comercial con los países europeos, y Guatemala no escapa de esa tendencia mundial, advirtieron expertos consultados.

Por Urías Gamarro

Comunidad europea adoptará nuevas medidas.
Comunidad europea adoptará nuevas medidas.

El consumidor europeo ha entrado en una etapa en la que mantiene en un clima de desconfianza, mientras que las amenazas sobre otros posibles ataques han encendido las alertas.

Los actores que participan en la cadena de suministro, deberán de adoptar nuevas medidas que se estarían aprobando, aseguraron los expertos en comercio internacional.

  • “Los proveedores deberán demostrar que están cumpliendo con los controles y eso lo va exigir más ahora el mercado europeo”.
  • Mauricio Cortez, consultor chileno

Reacción natural

Mauricio Cortez consultor chileno en procesos de certificación y auditorias, indicó que tras los sucesos en Francia se adaptaran acciones que pueden ser hasta “drásticas” y la exigencia de nuevas normas para demostrar la procedencia del origen de los productos manufacturados, y materias primas.

La denominación de origen de un producto que no sea objeto de un sabotaje o que pueda ser utilizado para una intención maliciosa que pueda impactar a un consumidor, será la primera línea de reacción que se definirá en la UE, explicó el experto.

El especialista, subrayó que Centroamérica y Sur América, despacha producto primario al mercado Europeo, y la posibilidad de soportar un sabotaje es amplia, cuando no se mantienen los controles.

“Hoy no se puede saber donde un grupo ideológico puede accede a manipular e interceder un producto alimenticio que generaría un impacto global”, dijo.

Negocios bilaterales

  • Intercambio
  • La Eurozona y Guatemala mantienen una relación comercial positiva y la balanza favorece al viejo continente.
  • De enero al 30 de septiembre último, las exportaciones de Guatemala a la Eurozona ascendieron a US$578 millones con una tasa de crecimiento del 7% con respecto al mismo período del año pasado.
  • Con relación a las importaciones desde la Euorzona a Guatemala, estas han crecido en 6.8% por un monto por US$895.5 millones.
  • En el caso de la relación comecial bilateral entre Francia y Guatemala, se ha mantenido estable en los últimos 10 años.
  • Los principales productos que las empresas nacionales han despachado en el 2015 a Francia son camarón y langosta, seguido de bebidas, embriagantes y café.
  • Mientras que los principales bienes importados son farmacéuticos e industrias químicas.

A ese respecto, los agentes de producción deberán de adaptar mecanismos que garanticen que los bienes son fabricados y procesados bajo sistemas controlados. Además que deberán demostrar las certificaciones.

Enrique Lacs Palomo, consultor en comercio exterior, subrayó que surgirán medidas de control en puertos, aduanas, transporte y almacenaje. Asimismo, el productor, intermediario y vendedor tomarán más precauciones para detectar la trazabilidad de los bienes que se despacharan a la UE.

“Habrá un proceso de control en la cadena comercializadora, sobre todo de aquellos países que cuentan con alertas”, dijo.

Lacs también dijo que estas medidas no podrán excederse ya que podrían paralizar el comercio mundial.

Por lo menos en los siguientes 90 días podrían surgir nuevas medidas de control que implemente la Unión Europea (UE), advierten los analistas.

Las posibles medidas invocarán la seguridad soberana y se aplicarán nuevos protocolos.

La última política adoptada en términos comerciales a escala global, fue luego de los atentados en las torres gemelas en Nueva York, en 2001.

Respuestas inmediatas

Cortez subrayó que las principales medidas se implementarán en el rubro de alimentos, por la desconfianza que existe en los consumidores europeos.

Indicó que en un proceso normal, las acciones de control duran entre dos a tres años en ser discutidas pero bajo estas circunstancias será una cuestión de meses.

“En menos de un año habrán nuevas políticas y requerimientos por que hay presión de los mercados en mantener el control de las mercancías, sobre todo en asuntos relacionados con los proveedores”, subrayó.

Una nueva escala de exigencia, significará el aumento de costos de producción en la cadena de suministro, advirtió Cortez.





Aunque el foco se encuentra en Francia, las decisiones se adoptaran a nivel de los países de la UE porque la amenaza es para todos los mercados.

Lacs expuso que para los exportadores e importadores de Guatemala hacia el mercado europeo, esta situación podría representar procedimientos que alargarían los tiempos de despachos.

Jean-Hugues Simon-Michel. embajador de Francia en Guatemala, expuso que están dando seguimiento sobre las nuevas disposiciones que se adopten al comercio.