Efectivo

EL cacao  resurge en el país

Como una iniciativa surgida en el país, los productores de cacao de Mesoamérica están empeñados en colocar ese producto entre los mejores del mundo por su calidad y la pureza del grano que cultivan.

Por Byron Dardón Garzaro

La planta de cacao llega a su madurez productiva entre tres y cinco años.
La planta de cacao llega a su madurez productiva entre tres y cinco años.

Pese a que el grano nacional tiene calidad y origen, apenas figura en las estadísticas del mundo del cacao.

Datos del Comité de Cacao y Chocolate Diferenciado, de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), estiman que la producción mundial es de 4 millones de toneladas, de las cuales Guatemala produce aproximadamente 1 mil 200, equivalentes al 0.03%.

Juan Francisco Mollinedo, presidente del Comité, asegura que el cacao, tanto en Guatemala como en el resto de los países de la región mesoamericana, está posicionado en el “top of mind” de los consumidores, porque estos lo relacionan con las culturas precolombinas, en especial con la maya, aunque también está conectado con la cultura olmeca.

Como parte de la estrategia de desarrollo del sector en el 2014 y como una iniciativa guatemalteca se formó la Organización Mesoamericana de Cacao y Chocolate Finos (Amacacao), que busca posicionar a la región como una de las mejores en el cultivo del aromático.

Un segundo paso será mercadear la región aprovechando la relación con las culturas precolombinas maya y olmeca, y vender esa historia junto a un producto de alta calidad.





Amacacao está en la etapa final de crear un sello de región para conocer el origen, trazabilidad y calidad del grano.

El proceso culminará en octubre con el lanzamiento de la asociación en el Salón del Chocolate, en París, Francia.

La idea, según el ejecutivo, es ofrecer al mundo una serie de subregiones de cacaos de diferentes sabores.

Por ejemplo, el cacao se podría probar en chocolates con notas cítricas, sabor a nueces, o bien, a pasas y madera, entre un gran abanico de opciones.

Se espera que con estas acciones, más el apoyo y la modernización de las plantaciones, el país pase de las 1 mil 200 toneladas a 2 mil del 2002 y llegue a 4 mil 500 toneladas en el 2030.

Según Mollinedo, en el país se cultivan alrededor de 3 mil 500 hectáreas, que están en manos de aproximadamente 1 mil 200 productores. De estos, 700 trabajan en Alta Verapaz y los restantes 500 en Suchitepéquez y San Marcos aunque ya están surgiendo plantaciones en Izabal.

Producción africana

  • Los países que fueron colonias inglesas o francesas producen el 94% del cacao del mundo, aunque sus variedades son de menor calidad que las americanas, dice Juan Mollinedo.
  • En lo que se refiere a la fabricación de chocolates, Mollinedo informa que en la actualidad el mercado lo dominan seis empresas: Hershy’s, Mars Chocolats, Barrit Tallebaut Chocolat, Mondelez Chocolat y la italiana Ferrer.
  • Sin embargo, el empresario es optimista y cree que le corresponde a la región mesoamericana convertirse en uno de los líderes en ambos mercados.

Mathias Schellenberg, propietario de la finca La Cruz, con más de cien años de cultivar una plantación de cacao y que en años recientes fue rescatada y modernizada, cree que el cultivo está renaciendo.

“Cada vez más, los productores agrícolas ven al cacao como un cultivo alternativo; sin embargo, contamos con deficiencia en información y asistencia por parte de las para promoverlo aún más”, dice Schellenberg.

El empresario resalta la importancia de la implementación de programas de asistencia para pequeños productores, porque el cacao guatemalteco tiene potencial para crecer.

La Cruz constituye uno de los semilleros de posibles variedades de cacao, pues posee una gran cantidad de clones. Schellenberg señala que este año se empezó una renovación en la plantación, donde se escogieron copias que son resistentes a enfermedades y altos productores, sin perder la calidad de variedad trinitaria “acriollada”.

En la actualidad, la finca vende su producción en San Marcos, Quetzaltenango, Suchitepéquez y Mixco. Sin embargo, está en el proceso de buscar mercados fuera del país.

OPORTUNIDAD

Empresarios del sector visualizan que el cacao representa una oportunidad de negocios, porque en la actualidad, el hule, la palma africana y el café de baja altura están al borde de llenar sus posibilidades, mientras que la materia prima para el chocolate tiene creciente demanda.

Además, otra apuesta fuerte es la industrialización, pues pese a que en la región mesoamericana se contabilizan unas 20 industrias relacionadas, aún hay lugar para muchas más.