Entregas a domicilio con Apps móviles: lo mejor de dos mundos

La tecnología parece haber encontrado en las motocicletas y automóviles un extraordinario vehículo para hacer palpable sus bondades y demostrar que pueden ser actividades rentables.

Por Herbert Hernández / Guatemala

La tecnología parece haber encontrado un nicho, sobre todo en las empresas de comida rápida, mismas que pueden demostrar que pueden ser actividades rentables. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
La tecnología parece haber encontrado un nicho, sobre todo en las empresas de comida rápida, mismas que pueden demostrar que pueden ser actividades rentables. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Desde que Domino’s Guatemala implementó la función Pizza Tracker -una aplicación que indica en tiempo real en qué fase del proceso están los pedidos- las visitas a la app y a la web de la marca se han triplicado.

La información la confirmó Christian Umaña, gerente de mercadeo de Domino´s Guatemala. “El cliente ha recibido muy bien la innovación, ya que se dieron cuenta de que existen promociones exclusivas y el servicio de toma de orden es más personalizado y rápido” indicó.

Los servicios a domicilio han añadido valor al combinar la entrega de producto con una plataforma tecnológica que no obligue al cliente a hacer una llamada. 

La necesidad de recibir paquetes, alimentos, correspondencia, facturas, regalos y cualquier clase de productos en una ciudad como Guatemala, donde circulan cada día más de un millón de automotores en todo el departamento (según datos de la SAT), ha permitido que despegue el negocio del servicio a domicilio, ahora también con una App móvil como canal.

Del teléfono a la puerta de la casa

¿Cuál fue el eslabón para que un negocio tan tradicional se impulsara con tecnología? En la experiencia de la empresa salvadoreña Hugo App, que comenzará operaciones en Guatemala a partir del primer trimestre de este año, la respuesta está en los hábitos del público joven.

El director comercial de Hugo y creador del concepto, Alejandro Argumedo, indicó que la tendencia mundial del público ha sido influida por la generación del milenio, que ya no quiere perder su día en largas filas y en el tráfico, por lo que las herramientas tecnológicas los acercan los productos y servicios hasta la puerta de los hogares y oficinas.

Hoy, Hugo App tiene 180 comercios afiliados en El Salvador y no aspira a menos en Guatemala.

La plataforma recibe cada día un promedio de 600 pedidos y crece mensualmente un 30%. En el 2017, según un comunicado de prensa de la empresa, empleó a 200 personas para realizar las entregas, cuyos ingresos pueden alcanzar los US$700 mensuales (Q5,250) por repartidor lo equivale a casi el doble del salario mínimo en Guatemala.

Aplicaciones similares a Hugo en otros mercados alrededor del mundo, ya se encuentran valoradas en más de US$1 mil millones.

Pero si todo va bien la empresa no estará sola en el mercado. Uber, la App de servicio de transporte de personas, acaba de convertir a Colombia en el país en donde estrenó su plataforma digital Uber Eats, un servicio de entrega de comida a domicilio que puede pagarse en efectivo.

Con este paso, Uber no abandona su concepto original de comunicación con sus clientes desde una aplicación móvil y más bien amplía la posibilidad para que sus socios de servicio, los conductores de automóviles, motociclistas y hasta ciclistas, diversifiquen sus ingresos.

La empresa estadounidense espera que sus más de tres mil restaurantes aliados en Colombia compartan el éxito alcanzado por Uber Eats.

Modo tradicional todavía es vigente

Con tecnología móvil o por el medio más tradicional para encargar mandados, la competencia en el mercado de entregas continuará en aumento.

El de Brian de León es un ejemplo de que los negocios a domicilio tienen futuro en Guatemala.

Con un capital inicial de entre Q2 mil y Q3 mil fundó en 2012 su empresa Mandados Express. El principio fue duro: era gerente, vendedor, el de márquetin, el recepcionista y hasta el repartidor.

Persistió y los frutos de su esfuerzo llegaron un año más tarde. “Se concretó un negocio con una aseguradora en Guatemala; hubo incremento en los ingresos, lo que permitió generar nuevas fuentes de empleo, incorporando nuevo personal al equipo de trabajo”, recuerda.

Mandados Express cuenta hoy con un equipo 15 personas con las que atiende unos 100 servicios diarios dentro y fuera de la ciudad capital de mil 300 clientes aproximadamente. Por si fuera poco, recientemente inició operaciones en El Salvador, justamente, el mismo mercado donde Hugo Express está posicionado. “Para fin de año esperamos cubrir el resto de Centroamérica”, puntualiza De León.

Así que cualquiera podría probar emprendiendo en el transporte de paquetes, cheques, facturas, alimentos o todo tipo de regalos. El servicio de mensajería es un outsourcing que a las empresas les conviene contratar por un tema de costos.

Otro ejemplo es la empresa Mandaditos y más, que aplica una tarifa de Q28 por cada mandado, según su página web. O el Grupo SEO, que se diversificó, pues además de la mensajería comenzó a ofrecer el servicio de Moto-taxi “profesional”, que se añade al de servicio de limpieza.

¿Cómo llevarlo a la práctica?

Si lo está pensando aquí hay algunos costos clave para poner en operación un negocio moto-tecnológico:

• Desarrollo de la App

Si su interés es utilizar la tecnología móvil, el costo de desarrollo de una aplicación básica ronda entre los Q22 mil a Q37 mil (US$3 mil a US$5 mil), dependiendo de las interfaces y funciones, como la geolocalización. María Zaghi de Comercializadora de Tecnología del TEC, comenta que el desarrollo de algunas Apps con esta función puede llegar hasta los Q117 mil (US$15 mil).

Tome en cuenta que el servicio de geolocalización es conveniente porque permite al usuario rastrear por dónde viene su entrega, y esto genera confianza. Ese, entre otros, es el éxito de Uber.

• Página web

Aunque la App puede proporcionar un amplio rango de cobertura, quizás necesite invertir entre Q5 mil y Q20 mil (US$675 a US$2 mil 700) para una página web. Esto le permitirá atraer nuevos clientes y ampliarles la información que requieran, pues tendrá una exposición 24 horas.

• Motocicletas

Dependiendo de los servicios así será la cantidad de motos necesarias para garantizar la cobertura de sus clientes.

En el caso de Brian de Leon de Mandados Express, el costo de cada automotor ronda los Q7 mil y Q9 mil (US$950 a US$1 mil 300), con sus placas incluidas.

Recuerde que debe tener un presupuesto para las reparaciones y mantenimiento de las mismas. Cuando sea necesario, puede comenzar con una, sobre todo si como de León, usted será el primer repartidor.

• Combustible

Dado que la moto tendrá una circulación constante, puede consumir hasta 1 galón diario de gasolina. Las motos usan gasolina regular y cuesta entre Q24 y Q25 por galón (unos US$4).

• Pilotos de tiempo completo:

Se puede negociar el pago de salario mínimo (unos Q3 mil 500 o US$400) mensual, más un porcentaje de comisión por cada servicio entregado satisfactoriamente.

• Pilotos de tiempo parcial

Considere que hay épocas del año cuando el trabajo aumenta y necesitará ayuda adicional para cumplir con las entregas. Aquí la paga varía según el tiempo y la experiencia del piloto, pero va desde Q500 a Q2 mil (US$70 a 270).

• Gastos administrativos

Deberá tomar en cuenta pago de local, mantenimiento, secretaria, contador y administrador, de ser necesario, aunque para operaciones pequeñas en sus inicios, puede que no sea necesario ni el local, ni el personal de oficina.

Los vehículos económicos permiten crecer. No en vano el parque de motos casi se triplicó en cuestión de 10 años en Guatemala, según estadísticas de la SAT.

¿Se animará a que su próximo negocio sea de entregas a domicilio? ¡Ánimo!

* Con información de Natiana Gándara y Pedro Barrera