Comunitario

Acopio de basura está sin control en Guatemala

El país se ahoga en basura. De los 340 municipios, ninguno tiene un manejo, ni siquiera aceptable, de los desechos. Es más, algunos afrontan problemas de contaminación tan graves que sus reservas de agua están amenazadas.

Por Edwin Pitán

El basurero de la zona 3 es el más grande del país. Cada día recibe tres mil toneladas de desechos de nueve municipios.
El basurero de la zona 3 es el más grande del país. Cada día recibe tres mil toneladas de desechos de nueve municipios.

La crisis reciente de recolección de basura en Quetzaltenango, la multa impuesta el 3 de octubre por el Ministerio de Ambiente a la Municipalidad de Antigua Guatemala por falta de estudio de impacto ambiental en el vertedero y la creciente presión hacia la comuna de Guatemala para cerrar el basurero de la zona 3 no son situaciones aisladas.

Los datos del Atlas de residuos registran que Guatemala genera tres millones 95 mil 994 toneladas de desechos, con lo que se convierte en el país que produce más contaminación en Centroamérica.

De la basura que se genera se determinó que el 44 por ciento es orgánica, el 18 por ciento papel y el 13 por ciento plásticos.

Con base en esos datos, el Atlas de residuos determina que cada guatemalteco —de 17 millones— genera un promedio de 480 libras de basura al año.

Poco control

Los números reflejan una situación poco sana en materia ambiental y de manejo adecuado de desechos. El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marn) reporta que a escala nacional se detectaron 634 vertederos, incluidos los que cuentan con autorización municipal y clandestinos.

3.1 MILLONES

  • de toneladas de basura genera Guatemala al año.

La investigadora del Centro de Estudios Urbano y Regionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ceur) Amanda Morán afirma que Guatemala se ha convertido en el país que más basura produce, por no tener leyes claras que regulen el tratamiento de desechos.

“Los desechos es un problema de nación, pero nadie ha querido asumir la responsabilidad de ordenar y crear derechos y obligaciones en este tema. Hay falta de voluntad política, carencia de educación ambiental y falta de compromisos empresariales para tratar de controlar la generación de desechos”, enfatiza Morán.

El tratamiento de desechos ha quedado relegado, y muestra de ello es que el Marn no tiene un registro exacto de los vertederos y los procesos de recolección que se efectúan en esos lugares, aseguran expertos.

“Hemos puesto el tema en la mesa de discusión, y se presentó la Política Nacional para la Gestión Integral de los Residuos y Desechos Sólidos, para empezar a incrementar las regulaciones”, informa el viceministro de Ambiente, Alfonso Alonzo.

Basureros

Ninguno de los 340 municipios tiene un relleno sanitario, según el Marn, y esa situación deja vulnerable al país por la contaminación con desechos sólidos que no son tratados.

Ambiente afirma que ninguna comuna trata técnicamente los residuos y desechos sólidos, y solo manejan basureros con algún tipo de clasificación, sin conocimientos técnicos.

1.1libra

  • de basura genera una persona al día.

En Santa Rosa se detectaron más de cien basureros clandestinos y solo los ubicados en Chiquimulilla, Santa Cruz Naranjo y Barberena tienen autorización de las municipalidades para funcionar, pero sin clasificación de residuos adecuada.

La basura de Coatepeque, Quetzaltenango, se empezó a acumular en terrenos ubicados en el kilómetro 221 de la Ruta Nacional 13, sin autorización. Conforme pasó el tiempo, ese lugar se convirtió en el vertedero del municipio. Ahora, una asociación de recolectores administra el vertedero, pero sin tecnificación.

En Huehuetenango, ningún municipio, de 33, da tratamiento técnico a los vertederos que tienen.

La investigadora del Ceur comenta que en la provincia el manejo de la basura es grave. “Muchos de los vertederos surgen de la improvisación y de la necesidad de depositar desechos”, manifiesta.

El Marn ha recibido 15 proyectos para habilitar rellenos sanitarios en Sololá, San Marcos, Huehuetenango, Baja Verapaz, Jutiapa y Guatemala.

No hay educación

También se identifica como una debilidad el que el país no eduque a la población en sobre el manejo de la basura.

El viceministro de Ambiente refiere: “La gente no sabe qué hacer con esos desechos y termina tirándola en lugares inadecuados, formando focos de contaminación”.

La política que busca regular el tratamiento de desechos sólidos crearía normativas que sancionen a las personas que generen contaminación.

“Debemos hacer cumplir las leyes ambientales. Ya se hizo con la Municipalidad de Guatemala, al pedirle el cierre del vertedero de la zona 3, pero hay que enfocarse en educar a la gente. Por ejemplo, hay personas que prefieren gastar en diversiones y no pagar Q25 por la extracción de basura, y la tiran en la calle”, afirmó el funcionario.

La investigadora del Ceur indica que las áreas urbanas son las que generan más contaminación cuando no tratan la basura.

Ciudad sucia

  • Quetzaltenango
  • En la semana última, las autoridades municipales de Quetzaltenango dejaron que se acumulara basura en la ciudad, la recolección de desechos fue irregular debido a que vecinos bloquearon la entrada al basurero.
  • La medida fue implementada por un grupo de pobladores para exigir a la comuna de Xela que les entregue en usufructo la antigua bodega de la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ), a fin de convertirla en mercado. Además, exigen prevenir la contaminación que causa el botadero y las mineras del sector.
  • Las autoridades ediles calificaron la presión de “chantaje”.
  • La comuna considera que se implementó una medida de hecho que afecta el bien común.
  • Basurero en zona 3

El 21 de mayo último, Ambiente pidió a la Municipalidad de Guatemala que empezara a efectuar un plan para el cierre técnico del vertedero de la zona 3.

El Marn considera que el basurero ya superó su vida útil.

Las autoridades de la comuna capitalina se han mostrado renuentes a elaborar un estudio del proceso de clausura del vertedero, con la excusa de que si se cierra, “los nueve municipios que dejan los desechos en ese lugar se verían afectados”.

La comuna capitalina logró prolongar el proceso de cierre del vertedero, al encontrar un vacío legal en el Reglamento de Evaluación, Control y Seguimiento Ambiental.

En seis años se inhabilitaría el basurero.

Con información de O. Cardona, M. Castillo, A. Coyoy y M. Longo