Comunitario

Guatemala es el país más solidario de América Latina

Un estudio de la fundación Charities Aid Foundation, publicado el martes por la BBC, resalta que Guatemala es el país de Latinoamérica que más dona tiempo y dinero a causas benéficas.

Por Andrea Orozco

Vecinos de Coatepeque, Quetzaltenango, colaboran en una colecta para beneficiar al Hospital Regional de la localidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Vecinos de Coatepeque, Quetzaltenango, colaboran en una colecta para beneficiar al Hospital Regional de la localidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El país ocupa el puesto 16 de 145 países estudiados por la organización y es el único de la región que ocupa un puesto entre los primeros 20 del mundo.

La evaluación para determinar el grado de solidaridad se basa en  la cantidad de personas que donan dinero, sin importar la cantidad; el tiempo que dedican como voluntarios o el tiempo que dedican para ayudar a un desconocido.

El informe destaca que “Guatemala, un país de con 16 millones de habitantes y un ingreso promedio de US$288, se sitúa en primer lugar en la región”.

Los números del país señalan que los guatemaltecos ocupan 68 por ciento de su tiempo en ayudar a un desconocido, 41 por ciento en voluntariado y la donación de dinero representa el 38 por ciento.

A Guatemala le siguen en solidaridad Costa Rica, que se ubica en el puesto 36; Panamá, en el lugar 53 y Honduras en el puesto 60.

La Charities Aid Foundation elabora cada año el índice "World Giving Index”, que en esta ocasión señala que en general, todos los países de América Latina aumentaron su generosidad en términos porcentuales respecto al año anterior.

La religión, los conflictos y los desastres naturales son los factores que impulsan a la solidaridad según el estudio y  los países más pobres son los que más aportan en beneficio de  los necesitados.

De los países del G-20, donde se reunen los países con mejor economía, sólo cinco están entre los 20 más colaboradores y de estos, 15 no alcanzan los primeros 50 puestos de la lista.

En Europa, los países más desprendidos fueron Reino Unido, Holanda e Irlanda y al final de la lista mundial se ubican Burundi, China y Yemen.