Comunitario

Termina segundo día de emergencia en El Cambray 2 sin sobrevivientes
 

A las 22.30 horas de este sábado cesaron las labores de búsqueda en El Cambray 2, donde el jueves último un cerro se vino abajo y sepultó una colonia con aproximadamente 125 casas. La cifra de fallecidos subió a 86 y hasta ahora no ha sido posible el rescate de ninguna persona con vida.  

Por Redacción

Vista general del lugar donde se produjo la tragedia en El Cambray 2. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Vista general del lugar donde se produjo la tragedia en El Cambray 2. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Las autoridades informaron a las 19 horas en conferencia de prensa que mañana domingo cambiará el protocolo de trabajo, en el que básicamente solo permanecerá personal calificado y no se permitirá el ingreso de las personas que en su buena fe intenta ayudar con herramienta de mano y cubetas para remover tierra y escombros.

El ministro de la Defensa, Williams Mansilla, dijo que esta decisión obedece a que habrá más operaciones con maquinaria y el terreno cada vez está más débil, por lo que los particulares pueden correr peligro.

"Sabemos que no podemos coartar el derecho de las personas de buen corazón, pero necesitamos orden y control", declaró el jefe militar.

Sergio Cabañas, delegado de Conred en la operación de rescate, dijo que las 72 horas para búsqueda de personas con vida finalizan mañana, pero se analizará si se extiende ese plazo.

"La instrucción del presidente (Alejandro Maldonado) es que sigamos, que busquemos a la mayoría de personas", dijo Cabañas, pero enfatizó que esta labor dependerá de las condiciones de seguridad para los equipos y las condiciones del clima.

Según Cabañas, hay sectores en la zona del desastre donde hay casas inundadas, lo que dificulta las tareas y aumenta el riesgo.

Las estimaciones gubernamentales son que el personal se reducirá a 200 o 250 en las funciones de mañana.

La cifra de desaparecidos es incierta. Durante la tarde hubo información de 350 y en la noche las fuentes supusieron que, tomando en cuenta el número de muertos, la cifra bajó a 300.

Cabañas hizo un llamado a las personas que pudieron ponerse en resguardo para que se comuniquen con al teléfono 1525 de la municipalidad de Santa Catarina Pinula para poner separarlos de la lista de desaparecidos.

El oficial dijo además que si llueve se evaluará si es posible continuar con las labores de búsqueda. En este sentido, preocupa a los cuerpos de socorro una corona inestable en el cerro que está propensa a caer sobre algún sector del área que deslizamiento cubrió.

Eddy Sánchez, director del Insivumeh, dijo temprano a una radio local que es probable que hoy llueva en la tarde, algo que no ocurrió. El clima podría mejorar a partir de mañana domingo y hasta el viernes.





Riesgo

El comandante de los Bomberos Municipales, Fritz García-Gallont, dijo temprano a Prensa Libre que se calcula que las casas afectadas están a 20 metros bajo la tierra que se desprendió del cerro y que lamentablemente la cantidad de víctimas rescatadas es muy poca en comparación con la estimación de los desaparecidos. A manera de comparación, el piso de una casa es de 2.5 metros.

Según García-Gallont, mañana domingo por la noche se terminarán las 72 horas que los estándares internacionales marcan tiempo de búsqueda para encontrar sobrevivientes, por lo que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres y la municipalidad de Santa Catarina Pinula deberán tomar una decisión sobre la zona del desastre. Al respecto Cabañas dijo que ese plazo puede varias dependiendo de las circunstancias.

El jefe rescatista también mencionó que no se puede utilizar maquinaria pesada para remover la tierra porque esto pondría en riesgo a personas que pudieran estar vivas, por lo que se utilizan palas y botes para esa labor.  Mañana la operación privilegiará el trabajo de máquina. El ministro de la Defensa dijo que "la esperanza es lo último que se pierde" y que laboran con el deseo de encontrar personas con vida, pero las circunstancias del desastre pueden determinar lo contrario.

Cabañas dijo al respecto que las probabilidades de que una persona esté con vida luego de un deslave, cubierta de tierra y agua, son menores a las condiciones que ocasiona un terremoto, pero todo dependerá de la condición física y si tiene al alcance agua para sobrevivir.

Jornada

El segundo día de rescate en la zona de la tragedia comenzó con el hallazgo de los cuerpos de un niño de un año y medio y otro de unos 10, aunque no se ha podido determinar el sexo y la edad exacta de ambas víctimas.

Este sábado también fue rescatado Noé Arévalo, un bombero voluntario que quedó soterrado durante la noche, cuando trabajaba en la vivienda en donde se localizarón los últimos dos cadáveres.

Según David Cajas, oficial de los Bomberos Voluntarios, Arévalo trabajaba anoche en la vivienda, donde se localizaron cinco cuerpos, pero luego de haber rescatado tres de ellos un montículo de tierra cayó encima del rescatista, por lo que quedó atrapado.

Esperanza no se pierde

A las 6 horas de este sábado, fueron mil 250 socorristas y voluntarios quienes reaundaron las labores, pero a eso de las 9 ya eran varias las cuadrillas que se sumaron a la búsqueda de víctimas.

Las cuadrillas de bomberos, policías, delegados de Conred, del Ministerio Público, entre otras entidades, y maquinaria operan en el área afectada bajo la misma esperanza de ayer: encontrar personas con vida bajo toneladas de escombros. Sin embargo, con el paso de las horas era evidente la frustración en los rescatistas ante la falta de resultados positivos.