Justicia

Eco testifica sobre la "mina de oro" de Otto Pérez y Roxana Baldetti

El colaborador eficaz del Ministerio Público (MP) en el caso La Línea, Salvador Estuardo González Álvarez, alias Eco, dijo al Juzgado de Mayor Riesgo B que los exgobernantes Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti vieron en la aduana del sur, en Puerto Quetzal, Escuintla, una verdadera mina de oro para incrementar sus ingresos por las acciones de la red de defraudación que supuestamente dirigían.

Por Jerson Ramos

Estuardo Salvador González Álvarez en su tercer día de declaración señala a Pérez Molina y Baldetti. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Estuardo Salvador González Álvarez en su tercer día de declaración señala a Pérez Molina y Baldetti. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

La Fiscalía solicitó a González Álvarez que explicara el contenido de algunos de los documentos contables que estaban archivados en una computadora de su propiedad, la cual le fue incautada y figura como evidencia en el proceso.

Un archivo identificado como copia de reporte 1-2 (369594), el cual contiene una hoja de cálculos, indica que cada semana los exmandatarios recibían dinero de la recaudación de los sobornos que se exigían a importadores en Puerto Quetzal.

Las primeras entregas fueron, en su totalidad, para Pérez Molina y Baldetti, quienes se las repartían, lo cual cambió cuando otros integrantes de la estructura reclamaron, según Eco.

Salvador González aseguró que un empresario que aspiró a la Presidencia utilizaba los servicios de La Línea. El MP proyectó una diapositiva en la cual figuraban las empresas Luxury (Bulloks), Diseños Diversos (Real Bulloks), Valdivia, Alias, S.A.; Transportes Mirón (encomiendas) y Génesis (Sur).

El total de lo recaudado en esa aduana, solo en agosto del 2013, fue de Q3 millones 236 mil, de los cuales Pérez Molina y Baldetti recibieron Q1 millón 985 mil, que se repartieron entre ellos. El resto de la red obtuvo Q1 millón 251 mil, señaló el testigo.

González Álvarez hizo reportes similares para detallar los ingresos de las aduanas Santo Tomás de Castilla y Central, y los definió como Detalle Hassan Norte, Central o Sur, y referían que consistía en el dinero que el importador Osama Ezzat Aziz Aranki le entregaba.

Un reporte de la aduana Central señala que entre el 16 de agosto y 19 de octubre del 2013 se recaudaron Q488 mil, y de estos les fueron entregados Q244 mil a Pérez Molina y a Baldetti, y Q244 mil para el resto de miembros de la red. El dinero era entregado en efectivo.

En otro momento de la audiencia, González Álvarez se refirió a la comunicación que sostuvo con Claudia Méndez, entonces intendente de Aduanas, a través de un chat, en la que hablaban sobre la entrega de Q50 mil, pago que le correspondía a ella.

“¿Recibió la correspondencia?”, le pregunta él, y ella responde: “Sí, la recibí”.

Helicóptero

En uno de los cuadros de cálculo que el Ministerio Público localizó en una computadora incautada a Salvador González se detalla que Roxana Baldetti tenía gastos por el mantenimiento de un helicóptero, por el cual se debía pagar alquiler de un hangar, lo que generaba un fuerte desembolso.

Además, los fiscales del MP exhibieron conversaciones que tuvo González Álvarez con la exvicepresidenta y el número telefónico lo tenía registrado como “My Line”.

Poder

Eco relató una conversación que sostuvo con Roxana Baldetti sobre Edin Hernández, exdirector del diario Siglo 21, del cual fue presidente González. La ex vicemandataria dijo que había que darle poder en la redacción. Eco aseguró que no sabía si el periodista conocía la relación de ella con el diario.

Acuerdo favorable

El MP le ofreció a González Álvarez solicitar una pena de prisión de dos años y ocho meses por asociación ilícita, dos años con nueve meses y 10 días por caso especial de defraudación aduanera  y un año con un mes y 15 días por cohecho pasivo, rebajadas al mínimo porque González colaboró con el MP.

En 61 páginas quedó registrado el testimonio que Eco hizo al MP.

La declaración que Salvador González brinda como anticipo de prueba fue escuchada por el Ministerio Público el 6 de noviembre del 2015.

Quedó registrada la transcripción de lo que González sabe de La Línea, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, entre otras personas vinculadas con defraudación aduanera.





¿Otro colaborador?

Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, se presentó a la diligencia y afirmó que lo seguirán defendiendo los abogados Alexis Calderón y Juan Carlos de Paz, quienes lograron que González Álvarez pasara a ser colaborador eficaz.

Admitió que se propone contribuir con la Fiscalía y aseguró que  todo lo afirmado por González Álvarez es verdad.

El MP señaló que investiga la veracidad de la información que ha proporcionado Monzón.

Hospitalizado

El abogado Mario Sanler fue sustituido en la defensa de Juan Carlos Ávila por Fidencia Orozco, quien también trabaja en el Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP).

Sanler fue suspendido de sus labores mientras mejora su salud, según un oficio de la Dirección del IDPP. El pasado 8 de marzo sufrió un desmayo a causa de una crisis de hipertensión y está recluido   en el Hospital del Seguro  Social de la zona 9.