Justicia

Kaibil será juzgado por la masacre en Dos Erres

La tercera fase de la investigación por la masacre en el parcelamiento Dos Erres, La Libertad, Petén, similar a un libro que avanza de capítulo en capítulo, fue enviada ayer a juicio por el Juzgado de Mayor Riesgo A.

Por Henry Estuardo Pocasangre y Jerson Ramos

Archivado en:

Justicia Las Dos Erres Petén
Santos López Alonzo fue enviado a juicio por su posible implicación en la masacre de Las Dos Erres. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)
Santos López Alonzo fue enviado a juicio por su posible implicación en la masacre de Las Dos Erres. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)

En esta fase figura como acusado el kaibil Santos López Alonzo, quien habría tenido participación en la muerte de 200 pobladores del referido lugar, así como en la violación de derechos humanos.

Los cargos que el Ministerio Público (MP) hace en contra de López Alonzo son: asesinato de 200 personas, delitos contra los derechos de la humanidad y supresión del estado civil, por haber extraído de la comunidad a un niño, a quien llevó a su casa e hizo pasar como su hijo.

La Fiscalía de Derechos Humanos explicó a la jueza Claudette Domínguez que la masacre ocurrió entre el 6 y 8 de diciembre de 1982, cuando una patrulla de kaibiles ingresó al parcelamiento en busca de 21 fusiles que habían sido robados a la institución armada.

Los registros militares de la época ubican al procesado en el lugar, en el momento que se dio la incursión.

En silencio

El operativo militar desarrollado en Dos Erres consistía en la recuperación de armamento robado por guerrilleros al Ejército durante un enfrentamiento.

Los kaibiles ingresaron al lugar durante la noche del 6 de diciembre. Testimonios de sobrevivientes señalan que los elementos castrenses irrumpieron en las viviendas y sacaron a los hombres para reunirlos en el centro de la comunidad.

Las mujeres, niños y niñas también fueron sacados de sus viviendas, después los separaron y llevaron a distintos lugares.

Por grupos, los soldados llevaron a los hombres a un pozo. Allí los golpearon con un mazo en la cabeza y posteriormente los lanzaron al interior. Sobrevivientes dicen que escucharon la detonación de un explosivo.

Varias mujeres y niñas sufrieron violaciones sexuales, señala la acusación. Algunos de los menores fueron asesinados. No se supo si los fusiles fueron ubicados en el lugar.

Otro hecho que se señala en contra del acusado es haber extraído de la comunidad a Ramiro Osorio Cristales, quien tenía 5 años cuando ocurrió la matanza.

López Alonzo llevó al menor a su casa y le cambió el nombre por Ramiro Fernando López García, y lo hizo pasar por su hijo.

Consta en su declaración como agraviado que el militar le daba malos tratos.

Un caso similar en Dos Erres, solo que con un menor de tres años, motivó un documental de Steven Spielberg que se estrenará en EE. UU. con el nombre Finding Oscar.

En agosto del 2016 López Alonso fue extraditado de Estados Unidos, donde estuvo detenido por seis años por problemas migratorios.

Otros vinculados al caso y   condenados en EE. UU. son Gilberto Jordán y Jorge Sosa Orantes, declarados culpables de fraude migratorio, pues negaron haber tenido relación con la masacre cuando ingresaron a ese país.