Comunitario

No hay rastro de 602 mil vacunas

Un total de 602 mil 357 dosis de vacunas desapareció durante el 2014; es decir, fueron distribuidas por el Ministerio de Salud a las distintas áreas pero nunca fueron aplicadas. Esa cantidad de dosis representa un monto de Q6.8 millones pero sobre todo un duro golpe a la inmunización de miles de infantes.

Por Andrea Orozco

Durante el año pasado se reportaron varios puestos de salud desabastecidos de vacunas, lo que provocó que miles de niños quedaran sin protección ante cualquier enfermedad.
Durante el año pasado se reportaron varios puestos de salud desabastecidos de vacunas, lo que provocó que miles de niños quedaran sin protección ante cualquier enfermedad.

Las cifras fueron reveladas en un informe del Ministerio enviado la semana recién pasada a la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), debido a que desde diciembre del 2014 se sabía de la “pérdida” de gran cantidad de esos insumos.

El documento revela que en 27 de las 29 áreas de salud del país —excepto Escuintla y Petén suroriente— se tiene información del ingreso de las vacunas, pero también tienen una cantidad de ellas “no reportadas”, lo que significa que no se tiene rastro de ellas “como administradas ni como dosis no útiles, pérdidas o saldos”, por lo cual se presume que hayan sido robadas.

Las áreas de salud que más cantidad de unidades reportan como no registradas son Huehuetenango, con 160 mil 638; Sacatepéquez, 54 mil 652; y Totonicapán, 47 mil 384.

En el otro extremo están El Progreso, con dos mil 837; Guatemala nororiente, con mil 544, y Petén norte, con 812 dosis.

Desperdicio

A las cientos de miles de vacunas sin destino se suman las que la cartera califica como “pérdida”, que son aquellas que no pudieron ser aplicadas porque el proceso de cuidado en la cadena de frío no fue el adecuado y totalizan 10 mil 913, lo que representa Q222 mil 608.

Además de las dosis “no útiles”, que no pudieron ser utilizadas por el rendimiento del frasco, que son un millón 251 mil 232 dosis, y se cuantifican en Q1 millón 401 mil.

Sin llegar a la meta

La falta de vacunación causó que en el 2014 no se cumpliera el porcentaje de cobertura de inmunización, que debería ser de 95% siguiendo los estándares internacionales.

El mismo reporte de Salud revela que las coberturas registradas fueron: BCG, 91.09%; hepatitis B, 21.86%; neumococo, 59.87%; OPV, 65.69%; pentavalente, 73.55%; y rotavirus, 54.27%.

Zulma Calderón, jefa de la Supervisión Hospitalaria de la PDH, comentó que esta fue la primera vez, en 20 años, que no se llegó a las coberturas ideales, y que se debió a que no había disponibilidad de las vacunas, además de que desapareció el programa de Extensión de Cobertura, que acercaba la salud a la población de las comunidades alejadas.

Peligro

Con la deficiente inmunización, la salud infantil está en peligro: “Al no estar vacunados existe un riesgo alto de enfermar o morir. Ha habido brotes importantes en países cercanos como EE. UU. de enfermedades prevenibles. El riesgo más grave es que puedan brotar epidemias de males ya erradicados”, advirtió.

Según Calderón, al comienzo del gobierno de Otto Pérez Molina se aseguró que una de las prioridades era el Pacto Hambre Cero, para reducir el índice de desnutrición aguda, y de este, la acción más importante era la Ventana de los Mil Días, pero tal compromiso se cumplió, pues la vacunación era parte toral de este programa.





Denuncias

Autoridades de Salud aseguran que al comenzar la administración de Luis Enrique Monterroso, quien sustituyó a Jorge Villavicencio, destituido, se hicieron varias auditorías para verificar cuántas vacunas habían salido de las bodegas centrales a las áreas de salud porque durante más de tres meses hubo desabastecimiento de dosis.

Las auditorías revelaron que había faltante debido, en unos casos, a subregistro, porque no había costumbre de anotar lo que se aplicaba, pero en otros casos las áreas de salud no supieron justificar la carencia, por lo que se interpusieron denuncias penales, aunque no se detalló cuántas y contra quiénes.

En diciembre último, Monterroso había señalado que la cantidad de vacunas sin destino conocido eran 125 mil y que durante todo el año no se vacunó al 45 por ciento de los niños.

Israel Lemus, viceministro de Atención Primaria y Hospitalaria, dijo a Prensa Libre que una jornada de vacunación que se iniciará el mes próximo ayudará a recuperar los bolsones de población que no fue inmunizada y aseguró que se tienen activos varios cordones de vigilancia de enfermedades ya erradicadas.

Descartó que existan casos de alguno de estos males.