Política

Centroamérica reflejará la batalla diplomática China-Taiwán a golpe de cheque

La batalla diplomática que China y Taiwán mantienen, especialmente en Latinoamérica, se va a reflejar con “la diplomacia de la chequera”  en Centroamérica, donde la isla tiene cuatro de sus 20 aliados.  

Por EFE / Guatemala

La presidenta de China-Taiwán Tsai Ing-Wen estuvo en Guatemala en enero de este año en una visita oficial. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)
La presidenta de China-Taiwán Tsai Ing-Wen estuvo en Guatemala en enero de este año en una visita oficial. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)

Así lo dijo hoy en Ciudad de Guatemala el experto costarricense Constantino Urcuyo Fournier, director del Centro de Investigación y Adiestramiento Político Administrativo, quien mantuvo un encuentro con medios de comunicación.

El profesor de ciencias políticas en la Universidad de Costa Rica explicó que durante los últimos años China ha incrementado su presencia en América Latina, sobre todo en países como Brasil, Venezuela y México, donde busca materias primas para su industria, además de alimentos y fuentes de energía.

Pero la inversión y el comercio chino también se han dirigido hacia América Central, donde vio en Costa Rica “una cabeza de playa”  con la que inició relaciones diplomáticas en 2007, buscando que este pequeño país centroamericano fuera el trampolín para saltar a otros de la región, lo que cumplió con Panamá el mes pasado.

El objetivo es hacerse con la privilegiada situación geográfica del istmo, haciendo un puente entre el Atlántico y el Pacífico para el trasiego de refinerías y oleoductos, y para aprovechar el fácil acceso a América y Europa.

En Costa Rica, donde la relación ha incluido donaciones, compra de bonos, intercambio culturales y hasta la creación de un barrio chino, el país asiático ha construido una plataforma desde la que asentarse, y aunque no consiguió “el efecto dominó”  ­–que los otros países de la región abandonaran Taiwán–, Urcuyo se muestra convencido de que esta es una carrera de fondo.

“Los procesos políticos tienen que ver con las condiciones de cada país. Costa Rica no generó el efecto dominó. Panamá tampoco lo va a generar”, aseguró el que fuera asesor presidencial entre 1998 y 2002 al destacar que la cooperación taiwanesa, sobre todo en el Triángulo Norte, es muy fuerte, aunque advirtió que todo dependerá de quien ofrezca más dinero.

Si alguno de estos países a corto plazo decide romper los lazos con Taiwán será Honduras, aseguró, donde la inversión china en proyectos hidroeléctricos, a pesar de la resistencia de los ambientalistas y de la población lenca, ya es muy importante.

Mas este “baile”  por ganar aliados diplomáticos, continua, no es una lucha de Centroamérica y lo que debe hacer la región es “sacarle oportunidad”, porque China tiene “paciencia”  y la zona para este país “es una cosa muy pequeñita”  por la que puede “esperar”  más tiempo del que parece.

Pero no sólo se trata de negocios, inversiones y crecimiento económico, el poder político y diplomático de China en todo el mundo genera un poder muy importante: “Es un juego crudo de intereses”  dónde el límite lo marca “la realidad”, no ninguna teoría.

Para el experto, de origen vasco, es “irracional no mantener relaciones normales con la primera economía del planeta”  y más cuando la lucha que mantiene con Taiwán, considerada rebelde por el Gobierno chino, terminará pronto con la solución un solo país, dos sistemas.

A pesar de los vaticinios, Urcuyo defiende las relaciones comerciales: “Hay que tener relaciones con China”.