Política

Falla intento de callar a Embajador de EE. UU.

Con 23 votos a favor y 83 en contra, el Congreso no aprobó una moción privilegiada para llamar la atención del embajador de Estados Unidos en Guatemala por externar opiniones.

Por Manuel Hernández

El diputado Fernando Linares entrega al presidente del Congreso, Mario Taracena, la moción para someterla a votación. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
El diputado Fernando Linares entrega al presidente del Congreso, Mario Taracena, la moción para someterla a votación. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

El desarrollo de la sesión del Congreso fue interrumpida por una moción privilegiada presentada por el diputado Fernando Linares Beltranena, quien buscaba llamarle la atención al embajador Todd Robinson.

La intención del parlamentario era que el Congreso llamara la atención al diplomático por “entrometerse” en asuntos nacionales, por comentarios a título personal.

La moción fue sometida a votación en el Pleno, sin embargo, se necesitaban 80 votos para poder alterar el orden del día y conocer la propuesta de Linares Beltranena. 23 diputados respaldaron la moción, 83 votaron en contra, y 52 no llegaron al hemiciclo.





Vigilante del Congreso

El embajador Robinson, desde su nombramiento en 2014, en redes sociales y en declaraciones a la prensa ha hablado de la coyuntura política y  sobre la administración de justicia en el país. En los últimos días se refirió a la elección de la nueva Junta Directiva del Congreso.

Robinson ha mencionado que los diputados, “no han aprendido nada” respecto de la antigua forma de hacer política, frente a las exigencias ciudadanas a través de numerosas concentraciones en 2015.

Respecto al tema del Congreso, Robinson habló que Estados Unidos tiene interés en la Presidencia del Congreso, sin embargo, sabe que la decisión es de los diputados.





Segundo intento

El pasado 18 de agosto, el Congreso conoció un primer intento de expulsar a extranjeros que opinaran sobre temas de política.

La propuesta también estaba firmada por el diputado Linares Beltranena y otros congresistas que apoyaban la moción e intentaron su aprobación en medio de la discusión del Código de Migración, la petición no tuvo éxito.

“Los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país, ni actividades que alteren el orden público”, decía el párrafo que buscaban añadir al articulado de Migración.

La enmienda por adición fue firmada por al menos diez diputados, algunas rúbricas en el documento identifican a Fernando Linares Beltranena y Manuel Conde, ambos del Partido de Avanzada Nacional (PAN), Carlos Chavarría, de Compromiso Renovación y Orden (Creo), José Hernández de la Unión del Cambio Nacional (UCN).