Sindican a alcalde de muerte de hombre

Luego de casi dos meses de agonía falleció en el Hospital Regional de Santa Cruz del Quiché, Quiché, Pascual Basilio Pascual Diego, de 20 años, quien fue herido de bala en el tórax a mediados de enero pasado en Santa Eulalia, Huehuetenango, y según familiares y organizaciones prodefensa de los pueblos indígenas, el alcalde Diego Marcos Pedro y un su hijo efectuaron el ataque.

Por Óscar Figueroa / Santa Cruz del Quiché

Pascual Basilio Pascual Diego, de 20 años, falleció en Quiché, luego que resultara herido de bala en Santa Eulalia. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Pascual Basilio Pascual Diego, de 20 años, falleció en Quiché, luego que resultara herido de bala en Santa Eulalia. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

Pascual Diego falleció el domingo último en la sala de cuidados intensivos, y según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses la muerte fue a causa de una neumonía que el paciente contrajo durante su estadía en el centro hospitalario.

Sergio Cáceres, director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses en Quiché, señaló que el paciente tenía una herida de bala en el tórax. "La herida originó que los pulmones perforados no funcionaran correctamente, entonces en el hospital de Quiché le asistieron con un ventilador para ayudarlo a respirar”, expresó.

Gaspar Pedro, representante de los autodenominados gobiernos ancestrales de Santa Eulalia, afirmó que el 20 de enero pasado cuando el alcalde Diego Marcos Pedro ordenó cerrar la radio comunitaria Jolom Konob', Pascual Basilio Pascual Diego fue herido de bala.

Añadió que por carecer de equipo de ventilación en el Hospital Nacional de Huehuetenango, Pascual fue trasladado a Santa Cruz del Quiché en donde lamentablemente murió.

Señala a alcalde

Domingo Antonio, padre de Pascual Basilio, ratificó públicamente que Diego Marcos Pedro, alcalde de Santa Eulalia y su hijo, a quien identificó como Pascual, son los que habrían disparado en contra de su pariente.

"En Santa Eulalia por oponernos a licencias de exploración y explotación minera y proyectos hidroeléctricos nos han tachado de asesinos, pero eso no es cierto. El alcalde es el asesino, él mató a mi hijo. No tengo miedo en denunciarlos, aunque me maten, ellos son los únicos responsables", aseguró Antonio.

Niega acusación

En declaraciones brindadas el 27 de enero pasado, el alcalde de Santa Eulalia, Diego Marcos, negó los señalamientos.

Se informó que el 19 de enero recién pasado fueron capturados en San Mateo Ixtatán dos hombres sindicados de haber dado muerte a dos personas, lo que originó el malestar de la población.

El 20 de ese mes, una turba retuvo a las autoridades en el Complejo de Administración de Justicia, en Santa Eulalia, y los obligó a que los detenidos les cambiara el delito de asesinato por el de encubrimiento propio.

Luego que las autoridades accedieron por las amenazas, la turba se disponía a salir y alguien disparó e hirió a Pascual Basilio Pascual, pero a la fecha se desconoce quién es el responsable.

Ese día varios pobladores impidieron que la radio comunitaria continuara al aire, ya que supuestamente también era utilizada para instigar disturbios.