Volcán de Fuego sigue en erupción 

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), emitió un boletín este jueves, en el que informó que el Volcán de Fuego se mantiene en erupción.

Por La Redacción / Sacatepéquez

Volcán de Fuego lanza ceniza y humo por lo que las autoridades recomiendan monitorear actividad. (Foto Prensa Libre: Insivumeh)
Volcán de Fuego lanza ceniza y humo por lo que las autoridades recomiendan monitorear actividad. (Foto Prensa Libre: Insivumeh)

El informe detalla que el coloso alimenta dos flujos de lava que se desplazan hacia el oeste y al sur, con una longitud de 800 y 1 mil 500 metros. 

Además, el referido volcán genera explosiones y columnas de ceniza y humo que alcanzan 4 mil 500 metros sobre el nivel del mar, con desplazamiento de 12 kilómetros hacia el oeste y suroeste.

El Insivumeh recomienda a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) mantener la alerta amarilla fase dos y continuar los monitoreos de la actividad. A la Dirección General de Aeronáutica Civil recomienda tomar las precauciones debidas con el tráfico aéreo, ya que la ceniza puede ser desplazada a más distancia debido al viento. 

Según informe de autoridades, el miércoles último a las 4.50 horas se registró la octava erupción del año del referido volcán, la cual es efusiva y puede aumentar en las próximas horas.





La Conred señala que la información se ha trasladado a los líderes comunitarios y autoridades de los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla para los monitoreos correspondientes.





Comunidades en peligro

De acuerdo con vecinos, más de 10 mil familias de nueve comunidades de Escuintla, que viven en las faldas del Volcán de Fuego corren el riesgo de quedar atrapadas al momento de una erupción fuerte, porque solo hay dos rutas de evacuación que por lo general permanecen en malas condiciones.

“No existen rutas de evacuación que estén en buen estado. Las calles son de terracería y en caso de una emergencia los cuerpos de socorro encontrarían dificultad para ingresar”, dijo el vecino Carlos Morales.

Para Ramón Vásquez, poblador de la aldea Ceylán, la calidad de la infraestructura es mínima y, por lo tanto, insuficiente para evitar un desastre.

“Lo que nos queda es esperar la voluntad de Dios, porque hemos pedido la construcción de puentes y la reparación de calles, pero las autoridades no han escuchado nuestra súplica”, afirmó.

Las comunidades que constantemente reciben los efectos de la actividad volcánica son La Rochela, Ceylán, Chuchu, San Andrés Ozuna, Guadalupe, El Zapote, La Trinidad y Don Pancho 1, 2, y 3, todas de la cabecera de Escuintla.

El mapa de riesgo es distinto para la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), cuyas cifras señalan que solo mil 500 familias —las más cercanas al volcán— corren peligro ante un evento de mayor intensidad.

“Tenemos dos rutas de evacuación, una hacia Siquinalá, que es la más accesible, y la otra hacia la cabecera. El primer lugar conduce a un campo utilizado por grupos de scouts, el cual serviría para albergar a unas cinco mil personas”, aseguró Junior Salguero, gobernador de Escuintla.

En Chimaltenango son siete las comunidades que resultan afectadas por la actividad volcánica, las cuales son Santa Sofía, Morelia, Panimaché 1 y 2, El Porvenir, Los Frutales y el caserío Sangre de Cristo, donde más de 30 mil personas sufren por la constante caída de material que expulsa el coloso, explicó Mario Ovalle, de la Unidad de Volcanes de la Conred.

El delegado departamental de la Conred en Chimaltenango, Aroldo Santelel, explicó que los vecinos de las comunidades en riesgo han aprendido a vivir con los retumbos, con la ceniza y arena que lanza el volcán, situación que toman como algo normal.

En Sacatepéquez, la actividad volcánica también afecta a dos comunidades. En febrero último se registró una potente erupción que obligó a las autoridades a decretar una alerta de prevención y cerrar el aeropuerto Internacional La Aurora por la lluvia de ceniza, que también afectó a Antigua Guatemala.